El Kremlin rechazó acusaciones británicas

El Kremlin dijo que era “absurdo” acusar a Rusia por la muerte de una británica contaminada con el agente neurotóxico Novichok, cuatro meses después de la crisis diplomática entre los dos países iniciada por el envenenamiento con la misma sustancia de un ex espía ruso y su hija.

“No estamos al tanto de que Rusia haya estado de alguna manera asociado a ello. Consideramos que sería en todo caso bastante absurdo”, declaró el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en una rueda de prensa.

“Lamentamos profundamente la muerte de una británica”, agregó, precisando que Rusia “sigue muy preocupada por la presencia de sustancias tóxicas en el territorio de Gran Bretaña”.

“Pensamos que por supuesto eso representa un peligro para los británicos y el resto de los europeos”, aseguró.

“Rusia propuso desde el comienzo a sus socios británicos una investigación conjunta” pero Londres no dio curso a esa propuesta, añadió.

Dawn Sturgess, de 44 años, hospitalizada en estado crítico en Salisbury, en el sur de Inglaterra, falleció el domingo por la noche. La mujer fue contaminada con Novichok, según la policía británica que el lunes continuaba su investigación.

Un hombre de 45 años, hospitalizado también luego de haber sido contaminado con Novichok, según Londres, continúa en estado crítico. AFP-NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario