Exdirector del FMI condenado a prisión

El Tribunal Supremo español ratificó la pena de cuatro años y medio de cárcel impuesta por desvío de fondos contra Rodrigo Rato, exdirector del FMI y exministro de Economía, en un caso que suscitó indignación y sonrojo en los años de la crisis.

Rato había sido condenado en primera instancia en febrero de 2017, por un delito continuado de apropiación indebida en el llamado caso de las “tarjetas black”.

Ocurrió en su breve etapa como banquero en España, de 2010 a 2012, cuando dirigió Caja Madrid y luego Bankia, la entidad surgida de la fusión de la anterior y otras seis más.

La Audiencia Nacional, un alto tribunal especializado entre otros en corrupción, lo encontró culpable de prolongar un sistema existente desde 1988 y engrasado por su predecesor al frente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

El sistema consistía en la distribución a directivos de la entidad de tarjetas bancarias. De esta forma, decenas de cargos, entre ellos Rato y Blesa, se sirvieron para sufragar gastos personales: fiestas, viajes o artículos de lujo.

En total desviaron 12 millones de euros entre 2003 y 2012. Rato gastó por su lado 99.054 euros con su tarjeta.

“El Tribunal considera acreditado que desde 1988, cargos de Caja Madrid y posteriormente Bankia planificaron un sistema de tarjetas de funcionamiento opaco para uso del propio presidente, miembros de algunos de sus órganos, Consejo de Administración y Comisión de Control”, escribió el Supremo.

El destape del caso causó auténtico sonrojo en una España en plena crisis económica y sujeta a los planes de austeridad del Partido Popular, la formación conservadora donde Rato hizo carrera.

Y dio argumentos al movimiento de los indignados, surgido el 15 de mayo de 2011. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario