La Corte estadounidense pidió la opinión del Gobierno de Trump en un juicio a YPF

La Corte Suprema de los Estados Unidos invitó al procurador general de ese país a presentar su punto de vista sobre el juicio entablado contra la petrolera argentina YPF por el fondo buitre Burford Capital.

Noel Francisco, procurador general.

El Eco

La controversia surgió con la estatización de la compañía concretado en 2012, y en cuyo proceso se debe definir si continuará en Nueva York o en Buenos Aires.

El pronunciamiento de la Corte, que era esperado en las últimas semanas y fue publicado ayer en el orden del día del alto tribunal, pidió la intervención del procurador general de los Estados Unidos, que ejerce el republicano Noel Francisco, quien argumentará en nombre del Gobierno del presidente Donald Trump.

La resolución conocida expresó textualmente que “el Procurador General (Solicitor General) está invitado a presentar su escrito en este caso que exprese los puntos de vista de los Estados Unidos”, una medida intermedia de las tres posibles que se consideraban en el caso.

La opinión de Solicitor General no es vinculante para la Corte, pero no se descarta el peso que puede tener la opinión de la Casa Blanca en el caso, y, en definitiva, acerca de una posible resolución más de tono político.

El fondo Burford inició contra la Argentina una demanda en los tribunales de Nueva York por la expropiación de YPF, en la que reclama un resarcimiento de 3.000 millones de dólares.

Por su parte, la Argentina a través del procurador general de la Nación, Bernardo Saravia Frías y los estudios de abogados contratados por el Gobierno y la empresa YPF, habían solicitado ya a mediados de 2017 que el litigio se resuelva en los tribunales nacionales.

Al repecto, la Corte Suprema podía decidir que el juicio volviera a los tribunales de Nueva York; que la causa fuera remitida a la Justicia argentina, o la finalmente adoptada de solicitar la opinión del Gobierno de Estados Unidos.

 

Esopeculación

 

Tanto desde medios oficiales como desde la empresa se especulaba con que la buena relación que mantienen ambos gobiernos a través del vínculo personal de los presidentes Donald Trump y Mauricio Macri permitiría avizorar una opinión del procurador general en favor del cambio de jurisdicción.

Respecto a la decisión de ayer, el canciller argentino, Jorge Faurie, indicó que Trump “valorará seguramente los intereses de los EE.UU. y entiende que Macri está haciendo un conjunto de reformas imprescindibles para el dinamismo de la economía y que desea un país del siglo XXI”.

“No dudo de que eso estará en la evaluación cuando (Trump) conteste sobre este tema”, enfatizó el canciller.

Burford, no era accionista de la empresa al momento de ser nacionalizado el 51 por ciento del paquete de YPF, sino que surgió como demandante al adquirir acciones de la petrolera en manos del grupo argentino Petersen y reclama una indemnización por la estatización de la petrolera en el 2012.

En aquella oportunidad, el Estado argentino mediante aprobación del Congreso nacional dispuso el pago a la empresa española Repsol -por entonces controlante accionaria de YPF- de un resarcimiento de 5.000 millones de dólares para compensar la nacionalización parcial de la compañía.

Las razones de soberanía que sostiene la Argentina entienden que ya que no existe ningún tipo de aversión a ese u otro fondo, tal como quedó demostrado a comienzos del 2016, cuando la actual gestión de Gobierno solucionó el conflicto con fondos y tenedores particulares de deuda que permanecía en situación de “default”. (Télam)

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario