La investigación por el presunto atentado a Maduro dio un giro tras una declaración

La investigación por el atentado que asegura haber sufrido el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dio un giro luego de que un diputado opositor admitiera bajo arresto haber tenido contacto con uno de los supuestos implicados.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación.

El Eco

“Hace varias semanas fui contactado por (el diputado) Julio Borges que me pidió el favor de pasar a una persona de Venezuela a Colombia. Se trata de Juan Monasterios, me contacté con él a través de la mensajería” de texto, dijo Requesens a un fiscal, según un video difundido por el gobierno ayer.

Monasterios es un exmilitar de la Guardia Nacional, quien luego de su captura testificó haber ayudado a ingresar los dos drones que explotaron durante una ceremonia militar encabezada por Maduro el pasado sábado en Caracas.

La declaración de Requesens fue presentada por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien anunció además que el gobierno solicitó a Interpol la captura de Borges, exiliado en Colombia, por el “magnicidio en grado de tentativa” contra Maduro.

“Estamos solicitando código rojo para el señor Julio Borges”, afirmó Rodríguez en una rueda de prensa, en la que indicó que el pedido se extiende a otros presuntos implicados que viven en Colombia y Estados Unidos.

“No hay en la historia de Venezuela un político más cobarde que Julio Borges, le da órdenes a Juan Requesens, pero él se encuentra en Bogotá amparado por el extinto gobierno de Juan Manuel Santos, vive en una inmensa mansión”, expresó Rodríguez.

Requesens, de 29 años, fue detenido el pasado martes por el servicio de inteligencia (Sebin) en Caracas, luego de lo cual la oficialista Asamblea Constituyente les retiró la inmunidad parlamentaria a él y a Borges.

La familia del legislador asegura desconocer su lugar de reclusión.

“El exdiputado Requesens y Borges están directamente involucrados en la planificación y perpetración en grado cómplice y en grado de autor intelectual”, subrayó el ministro.

 

Gobierno reta a desmentir

 

En el fragmento de 47 segundos de testimonio presentando por el gobierno, Requesens dijo que en su contacto con Monasterios medió Mauricio Jiménez, a quien él y el gobierno de Caracas identifican como funcionario de migración de Colombia.

Según el parlamentario, Jiménez facilitó un ingreso del exsargento a Venezuela desde Colombia, pues tenía problemas migratorios.

“Me encontraba en San Cristóbal (Venezuela), nunca tuve contacto físico con Juan Monasterios, solo hice a través de la mensajería lo solicitado”, sostuvo el diputado.

Borges ha dicho en reiteradas ocasiones que el plan de magnicidio es una “farsa” para justificar la persecución contra los adversarios de Maduro, confrontado a un enorme rechazo popular por la crisis socioeconómica.

“Reto a Julio Borges para que desmienta al exdiputado Juan Requesens”, dijo el ministro.

De acuerdo con el gobierno de Maduro, los atacantes fueron entrenados en la población de Chinácota, en el departamento colombiano de Norte de Santander.

Debido a ello y al rol de Jiménez, el gobierno de Maduro responsabiliza por el “atentado” a Santos, quien según Rodríguez mantuvo “infinidad” de reuniones con Borges.

En un video difundido por Maduro el pasado lunes, Monasterios, con el rostro difuminado, afirma haber recibido ayuda de Requesens y Jiménez para moverse en la frontera binacional, parcialmente cerrada.

“Llegando yo a San Cristóbal recibí un mensaje de texto del diputado Juan Requesens diciéndome que él era el encargado de pasarme al otro lado por medio de Julio Borges, que lo había mandado a hacer eso”, afirmó el exmilitar, quien salpicó a varias personas.

En total, el gobierno asegura que hay 20 implicados, de los cuales diez están detenidos.

Monasterios manifestó además en su testimonio que ayudó a ingresar a Venezuela, desde Colombia, los drones que explotaron durante una parada militar en Caracas, hiriendo a siete militares.

En la ciudad de Barquisimeto “hicieron unas pruebas en una casa, se volvieron a desarmar y los trajimos el 1 de agosto (a Caracas) para estar aquí los días en que ellos iban a proceder a armar los drones para hacer el atentado”, aseveró el exmiembro de la Fuerza Armada. AFP-NA.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario