Piñera recibió los atributos del mando y ya es presidente de Chile por segunda vez

Carlos Montes, presidente del Senado, le colocó la banda presidencial a Piñera.

Agencia

“Sí, juro”, dijo con voz firme Piñera cuando el presidente del Senado, el socialista Carlos Montes, le dirigió la pregunta de rigor con la fórmula: “Juráis o prometéis desempeñar fielmente el cargo de presidente de la República, mantener la libertad de la nación, resguardar la Constitución y las Leyes?”.
Piñera ingresó al recinto para jurar como presidente minutos antes de las 12, en medio de vítores y aplausos, mientras se dirigía al estrado. Sólo se detuvo a saludar a su esposa, Cecilia Morel, y luego, tras un saludo cordial con Bachelet se colocó a su izquierda para comenzar el acto.
Luego del juramento de rigor, la presidenta saliente, Michelle Bachelet, le entregó la banda presidencial a Carlos Montes, quien procedió a colocársela a Piñera.
Bachelet puso la nota de humor de la ceremonia al preguntarle a senador, que titubeó al intentar colocar la banda a Piñera, “¿Te ayudo, Carlos?”, lo que provocó risas entre los dirigentes que estaban más próximos a la escena.
Tras el breve episodio, que sirvió para distender la solemnidad del acto, la mandataria saliente colocó en la banda la piocha de O’Higgins, uno de los símbolos del mando, completando el ritual.
Ambos mandatarios eligieron para esta ceremonia el color azul. Traje azul marino para el mandatario entrante y un tono azul oscuro, aunque un poco más claro, y con ribetes blancos, para la mandataria saliente.
Tras la ejecución del himno nacional, la presidenta saliente y todos sus ministros y colaboradores abandonaron la sala, no sin antes recibir aplausos.
Los mismos aplausos, y hasta algún grito de “grande Bachelet”, que recibió al ingresar al recinto, el mismo que hace exactamente ocho años, cuando Piñera recibió también de manos de ella por primera vez los atributos del mando, temblaba por las réplicas del terremoto que afectó dramáticamente a Chile en 2010.

Ministros

Una vez que los miembros del gobierno saliente abandonaron el recinto, el tradicional acto republicano continuó con la jura de los ministros que acompañarán a Piñera en este segundo mandato como jefe de Estado chileno.
El nuevo gabinete está compuesto por 23 ministros, seis de los cuales ya formaron parte de su anterior gobierno, y de ellos tres vuelven a ocupar los mismos puestos estratégicos.
El Ministerio del Interior volverá a estar encabezado por Andrés Chadwick, el de Hacienda por Felipe Larraín, y la Secretaría General de Gobierno por Cecilia Pérez.
Los otros ex ministros que regresan al frente de otras carteras son el escritor Roberto Ampuero, que hace cuatro años era ministro de Cultura, se hará cargo ahora de la Cancillería, mientras que quien ocupara ese cargo en el anterior mandato, Alfredo Moreno, se hará cargo del Ministerio de Desarrollo Social, y el ex titular Economía Juan Andrés Fontaine, regresa ahora al frente de Obras Públicas.
Al salir a la calle, el flamante jefe del Estado chileno se encontró con un grupo de ciudadanos que acudieron a la puerta del Congreso de Valparaíso, y que le recibieron con banderas, un cartel de “bienvenido Presidente”, y gritos de “Piñera Presidente”.
Tras saludar desde la distancia a los asistentes, subió por primera vez en este segundo mandato al coche oficial, desde donde recibió honores de la guardia presidencial de Carabineros.
A la ceremonia asistieron, además del presidente Mauricio Macri, otros seis presidentes y jefes de Estado, todos ellos de países americanos, el presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, el de México Enrique Peña Nieto, el brasileño Michel Temer, el ecuatoriano Lenin Moreno, el máximo mandatario de Honduras Juan Orlando Hernández y el boliviano Evo Morales.
Otros 55 países estuvieron presentes en el acto representados por cancilleres y otras figuras de Gobierno, entre las que destacó en antiguo rey de España Juan Carlos I.
Antes de tomar posesión del cargo, Piñera mantuvo una breve reunión con Mauricio Macri en el Palacio de Cerro Castillo, en la que, tras charlar distendidamente, abordaron el tema del futuro intercambio energético entre ambos países.
Posteriormente, se hizo la tradicional foto con los nuevos ministros de su gabinete.
Mientras tanto en Santiago, Michelle Bachelet hacía lo propio en el Palacio de La Moneda, las fotos oficiales de despedida con sus ministros, subsecretarios y personal que trabaja en el palacio. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario