Procesión cancelada en el centro de Managua

La Iglesia católica de Nicaragua decidió cancelar la tradicional procesión del 1 de enero en Managua debido la crisis política que dejó cientos de muertos y opositores presos desde abril pasado.

“Para favorecer aún más el ambiente de oración y reflexión de la comunidad eclesial arquidiocesana, la actividad programada para este 1 de enero se delimitará solamente a un tiempo de oración con Jesús sacramentado en la catedral de Managua”, dijo la Arquidiócesis de la capital en un comunicado reseñado por la agencia de noticias EFE.

La procesión estaba anunciada pese a que la Policía Nacional prohibió en noviembre cualquier manifestación sin su permiso, pese a que la Constitución garantiza la libertad de expresión y de reunión sin necesidad de autorización.

La jerarquía católica se mantiene enfrentada al presidente Daniel Ortega, tras pedir el adelantamiento de las elecciones presidenciales previstas para 2021 como modo de solucionar la crisis.

El 4 de diciembre pasado, Ortega acusó a “algunos” obispos de formar parte de “las fuerzas golpistas” y participar del “golpe terrorista y criminal” que, según él, intentó derrocarlo durante las protestas iniciadas en abril.

Esas protestas y su severa represión por parte de fuerzas militares, policiales y paraestatales dejaron entre 325 y 545 muertos, según organismos humanitarios, o 199, según el gobierno.

Asimismo, esos organismos contabilizan 674 “presos políticos” y cientos de desaparecidos, mientras el gobierno admitió 340 prisioneros, a los que calificó como “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”.

También se denunció que existen miles de heridos y decenas de miles de personas que abandonaron Nicaragua.

 

Tiroteo

 

En ese contexto, la Policía Nacional informó que un tiroteo que involucró al jefe de un grupo paraestatal dejó cuatro muertos -entre ellos, el propio cabecilla- el domingo pasado en el norte del país.

Los grupos paraestatales fueron identificados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como formaciones de civiles armados que ejecutan órdenes del gobierno al margen de la ley. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario