Acuerdo entre Trabajo, Carrefour y el sindicato

Leonardo Scarone (izq), Director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, y Diego González, Director de Relaciones Laborales de Carrefour al retirarse de la sede del ministerio de Trabajo.

El Eco

Representantes del Ministerio de Trabajo, de la francesa Carrefour y del Sindicato de Empleados de Comercio se reunieron ayer para analizar la crisis de la compañía y se mostraron “predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”.

“Los presentes coincidieron en que se trató de una reunión muy productiva durante la cual de manera tripartita se mostraron predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”, informó la cartera laboral en un comunicado.

El encuentro fue convocado de urgencia por el ministerio que conduce Jorge Triaca luego de que el jueves pasado Carrefour presentara un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPCE), una herramienta que utilizan las compañías ante situaciones adversas y que contempla el pago de hasta el 50% del monto que corresponde por indemnización.

En la reunión participaron por parte de la cartera laboral el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau; Jorge Barbieri por parte del sindicato de Comercio y por la empresa estuvo Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, y Diego González, director de Relaciones Laborales.

Si bien se llegó a este principio de entendimiento para trabajar en conjunto en pos de una resolución a esta problemática, aun no hay fecha para la reunión en la que se avanzaría más concretamente sobre la situación, indicaron a NA voceros de Trabajo.

En la previa al encuentro, el sindicato que lidera Armando Cavalieri había denunciado que la firma de origen francés pretende cerrar 11 locales, despedir 3.000 empleados -de los 18 mil que tiene en total- y reducir 20% los salarios, a raíz de sus problemas financieros.

El gremio, a su vez, atribuyó los problemas de la compañía a la gestión del anterior CEO, al considerar que aquel ejecutivo tomó decisiones empresariales equivocadas que le hizo perder posiciones frente a la competencia y aludieron a las contrataciones de proveedoras que se hicieron, como también a la terciarizaron de sectores internos de los híper como el de carnicería y a la compra errática de mercadería.

De acuerdo con la Ley de Empleo 24.013, el Proceso Preventivo de Crisis (PPCE) se aplica cuando se afecte a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en empresas de más de 1.000 trabajadores.

Por su parte, el presidente Mauricio Macri había atribiudo la crisis de la empresa Carrefour a la “competencia desleal” y la “evasión” de los “supermercados chinos” y había adelantado que habrá medidas por parte del Gobierno contra esas cadenas.

Supermercados chinos

La titular de la Asociación de Supermercados Chinos, Yolanda Durán, consideró ayer que el presidente Mauricio Macri está “mal asesorado” al acusar a ese sector de evadir impuestos y pidió a empresas multinacionales como Carrefour que se vayan del país si no obtienen rentabilidad.

“No me voy a agarrar con el Presidente, él sabrá por qué lo dijo. Creo que le llegaron a sus oídos cosas que no son verdad porque nosotros estamos controlados continuamente, recontra controlados. No hay evasión”, manifestó Durán.

“Si a las grandes cadenas no les da, que levanten bandera y se vayan. Que dejen de llorar”, desafió en declaraciones a FM La Patriada.

El presidente había señalado que el gobierno trabaja para combatir la “evasión” de cadenas ligadas a supermercados chinos y los consideró una competencia ilegal frente a las grandes cadenas de supermercados.

La semana pasada la cadena de supermercados Carrefour Argentina presentó un Proceso Preventivo de Crisis ante el Ministerio de Trabajo por lo que el gobierno convocó a una reunión ante el riesgo de pérdida de 3.000 puestos laborales.

“Que dejen de llorar los hipermercados, que se hagan cargo, que bajen su rentabilidad, ellos tienen que bajar y no atacar al que vende barato. Que se ajusten, que trabajen a derecho, y basta de ir a pedir ayuda al gobierno cada vez que su balance no les da”, expresó Durán.

“A nosotros los balances no nos dan y seguimos trabajando. Somos argentinos, no chinos, eso es discriminación. El chino es argentino, solo tiene rasgaditos los ojos, pero es argentino, porque ellos adoptaron a la Argentina y se quedaron sus hijos”, señaló.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario