Advierten que la economía podría sufrir en 2019 una caída mayor que la prevista

La actividad económica de la Argentina podría derrumbarse más de lo previsto en 2019 producto de un mix de factores locales y globales que están comenzando a potenciarse, advirtió un análisis de la Universidad Nacional de Moreno.

Alejandro Robba, uno de los autores del trabajo.

El Eco

“Todos los drivers (factores de análisis) de actividad a la baja, sumado a la política fiscal y monetaria fuertemente restrictiva y un escenario mundial con menores flujos financieros y comerciales preanuncian una caída mucho mayor de la economía argentina”, dice el análisis.

El proyecto de Presupuesto 2019 que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados prevé un escenario de caída de 0,5 por ciento en la actividad económica en 2019 y una baja del 2,4 por ciento para el presente año.

Según los analistas que confeccionaron el estudio de la casa de altos estudios, el Gobierno “sobreestimó” una suba de exportaciones que casi compensa todas las caídas de la demanda agregada, es decir, el consumo interno, gasto e inversión pública y privada, y por eso proyecta una caída de sólo 0,5 por ciento para 2019.

“El Gobierno sigue sumergiendo a la economía en una profunda recesión, producto del impacto de la suba del 120 por ciento en el tipo de cambio que acelera la inflación al 47 por ciento por sobre los salarios privados, que avanzarán 26 por ciento en 2018. Si no se reabren paritarias, el consumo masivo se seguirá derrumbando”, dice el análisis.

 

Más contracción

 

El análisis indica que, complementariamente, se ejecutará un ajuste fiscal de 1,1 por ciento del Producto Bruto Interno, subiendo impuestos (retenciones) y reduciendo el gasto público (obra pública, subsidios y empleo público), contrayendo aún más la demanda interna.

Y eso, dice el texto, se da en un trienio 2017-2019 en el que los países centrales ejercen una mayor presencia en el crecimiento mundial, principalmente por el mayor dinamismo de los Estados Unidos.

El comercio mundial se aceleró fuerte en 2017 (4,6 por ciento) luego de seis años de estancamiento, pero las guerras comerciales (EEUU- China) y la aversión al riesgo (suba de tasas de interés FED) están replegando la demanda internacional durante 2018.

Además, los mayores aranceles al comercio internacional provocan una reducción significativa en el volumen comercializado, principalmente entre los emergentes.

La guerra comercial de EEUU y China refleja la tendencia al proteccionismo en los últimos años, mientras cae la cantidad de acuerdos regionales de comercio.

El informe de Coyuntura Económica titulado “El gobierno y su estrategia de ganar tiempo a costa de ahondar la recesión y tensionar el conflicto social: La vuelta del péndulo argentino”, fue realizado por los economistas Alejandro Robba, Emiliano Colombo, Enrique Aschieri y Mariano De Miguel. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario