Atrapados durante una carrera de galgos

Varias personas fueron detenidas este fin de semana en cercanías de la localidad cordobesa de Río Segundo por infracción a la ley 27.330 que prohíbe la realización de carrera de perros, cualquiera sea su raza.

Uno de los detenidos, mayor de edad y oriundo de Pilar cuyo nombre no trascendió, quedó imputado por presunta infracción a la ley que prohíbe la actividad desde diciembre del 2016.

El suceso se desarrollaba en un predio cercano a la ciudad de Río Segundo y fue interrumpido por la Patrulla Rural de la Policía de esa Unidad Departamental, de acuerdo con lo publicado por el diario La Voz del Interior.

Otras 40 personas, además del organizador, fueron identificadas y diez quedaron acusadas de otra infracción: la de infringir la norma que regula las apuestas en la provincia.

Asimismo, se destaca que en el lugar se secuestraron dos gateras, un sistema casero de tirador aparato con liebre, mojones indicadores de distancias, 200 metros de alambre blanco y doce perros de raza galgo de distintos pelajes.

La Ley 27.330 en su articulado establece que “queda prohibido en todo el territorio nacional la realización de carreras de perros, cualquiera sea su raza”.

Paralelamente establece que “el que por cualquier título organizare, promoviere, facilitare o realizare (este tipo de eventos), será reprimido con prisión de tres meses a cuatro años más una multa de 4 mil a 80 mil pesos”.

Desde la sanción de la ley, numerosos operativos han permitido la clausura, secuestro, e imputaciones en varias localidades de la provincia de Córdoba.

De todos modos, las carreras continúan realizándose en forma clandestina no sólo en Córdoba sino también en distintos puntos del país.

El mes pasado, Personal del Comando de Prevención Rural de Mar del Plata evitó la realización de una carrera ilegal de perros galgo en el asiento del ex Hipódromo de la Ciudad Feliz y se detuvo al organizador, aunque poco después recuperó su libertad.

En ese procedimiento se constató la presencia de cerca de unas 40 personas, cinco perros galgos y una gatera con cuatro caniles que se encontraba sobre la pista de trote.

Al advertir la llegada policial, los participantes emprendieron la huida por detrás del hipódromo llevándose los canes, aunque los efectivos logran interceptar al organizador. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario