Aumentó 15 por ciento el costo del flete marítimo hacia China

El valor del flete marítimo, en especial el granelero a China, aumentó 15 por ciento en los últimos tres años y medio y con mayor énfasis en 2017, lo que perjudica al sector agroexportador argentino.

Así el marítimo “Argentina-China” pasó de 41 dólares la tonelada en mayo de 2015 a 47 la tonelada en noviembre de 2018. Aumentó un 15 por ciento en este período y en el tramo Argentina-Europa fue peor todavía: creció un 80 por ciento.

“Noticia para nada favorable para nuestro complejo exportador de granos, harinas y aceites”, expresaron los autores del informe, el economista Jefe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Julio Calzada y el especialista Blas Rozadilla.

También analizaron que paradójicamente, “en los últimos nueve años el flete marítimo desde la Argentina a China bajó un 15 por ciento en valores nominales y 27 por ciento en términos reales. Es un dato bueno para Argentina. Pero no todas son rosas”.

Los costos de transportar los embarques que parten desde las terminales portuarias del Golfo de México tuvieron un incremento muy superior al de aquellos que se originan en Sudamérica.

El aumento en el flete con destino a Rotterdam fue de un 82 por ciento superior al que percibieron las tarifas para los originados en puertos de Rosario.

“Analizando el traslado de mercadería a China, Argentina presenta la situación más favorable, ya que los costos de flete sólo se incrementaron un 15,2 por ciento, pasando de 41 dólares la tonelada a 47,3 la tonelada”, dijeron.

Partiendo desde el puerto de Santos (Brasil) el costo se incrementó desde 29,5 dólares la tonelada a 39, “un 32,2 por ciento; duplicando el aumento que se dio para nuestro país”.

Para los Estados Unidos, la situación fue mucho más desfavorable, con un aumento del 66,7 por ciento, pasando de 30 a 50 dólares por tonelada.

El incremento de costos sufrido por el país norteamericano en concepto de transporte oceánico fue superior al que enfrentó la Argentina.

Los costos de transportes son más altos para los países menos desarrollados que para los desarrollados: “Argentina –ubicada en el primer grupo y como tomador de precios en el mercado internacional de granos- tiene la necesidad de reducir al máximo el costo logístico del transporte marítimo. Máxime por estar lejos de las rutas marítimas de mayor tránsito”, explicaron.

En 2017 aumentaron las tarifas de los fletes marítimos con la excepción del mercado de buques cisterna o tanqueros que transportan por ejemplo biodiésel o aceite de soja.

Se incrementó la demanda de buques graneleros y bajó el crecimiento de la flota. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario