Bullrich ratificó sus dichos sobre la libertad de armarse

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ratificó sus dichos sobre la libertad de aquellos ciudadanos que quieran andar armados. Además se refirió a las críticas que recibió y señaló que “si quieren cambiar” la legislación vigente en ese sentido, “se cambia”.

El Eco

“En la Argentina hay una reglamentación, hay un organismo como la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) en donde las personas pueden ir y hay dos categorías: la tenencia y la portación. Hay una serie de requisitos y los que los cumplan pueden tener armas. Pero pueden no tener armas. Yo recomiendo no tener armas. Pero en la Argentina la portación de armas no está prohibida, está regulada por un organismo”, sostuvo la funcionaria nacional.

En diálogo con Radio Mitre, la integrante del Gabinete aclaró que “nadie habilita” ni insta a que la ciudadanía comience a armarse y celebró que “en la Argentina no hay costumbre de andar armado”.

“No recomiendo andar armado. Ahora, la regulación existe y las personas son libres de usar o no armas. Yo prefiero, por la costumbre en la Argentina, que no se usen las armas. La regulación existe. Si la quieren prohibir, la prohibimos, pero esta es la realidad. No dije nada fuera de lo que todos los argentinos sabemos. Las personas pueden tomar su libre decisión de qué hacer. Mi recomendación es que no lo hagan. Ahora, pueden hacerlo porque están dadas las condiciones y hay un organismo que da certificados de tenencia o portación de arma. Esta es la ley; si queremos cambiarlo, lo cambiamos”, remarcó.

Finalmente, la referente oficialista subrayó que el Gobierno viene “poniendo el esfuerzo al tema de la seguridad, que se da la lucha contra el narcotráfico como nunca” y subrayó que se “tomó la decisión del desafío de la seguridad con toda la fuerza”.

 

La polémica

 

De esta manera, Bullrich ratificó los dichos que despertaron una polémica: “Eso es un tema de las personas. El que quiere estar armado que ande armado y el que no quiere estar armado que no ande armado. La Argentina es un país libre”.

En tanto, el diputado nacional del bloque Red x Argentina Felipe Solá cruzó a la ministra por sus declaraciones y consideró que sus palabras “son muy graves, una irresponsabilidad inexcusable en alguien que tiene responsabilidades tan grandes: las palabras pueden matar y alguien puede sentirse avalado para andar armado”.

En diálogo con FM La Patriada, el referente peronista advirtió que “andar armado es muy peligroso para alguien que ni siquiera sabe qué nivel de control sobre sí mismo tiene y tiene que saber de armas”.

En ese sentido, Solá consideró que los dichos Bullrich son “el éxito de la doctrina (del presidente electo de Brasil, Jair) Bolsonaro, que puede hacer que aquellos que no se animaban a decirlo ahora lo diga y que aquellos que no se animaban a hacerlo se animen y sientan que han aumentado sus derechos y ahora tienen el derecho a la posibilidad de una violencia total, que es un arma”.

 

Seis de cada diez

hogares tienen armas

 

Seis de cada diez hogares argentinos tienen armas de fuego, por lo que se estima que hay alrededor de 1.300.000 armas sin autorización o ilegales, según un informe de una organización no gubernamental.

De acuerdo a los resultados de la Encuesta Semestral de Inseguridad para la República Argentina (Esiar), realizada por la entidad Defendamos la República Argentina, un 60 por ciento de las 2.438 personas consultadas en 40 de las principales ciudades del país afirmó tener un arma en su domicilio.

“En Argentina durante las 24 horas del día, los 365 días del año suceden hechos trágicos, en los que un arma fuego, tales como revólveres o pistolas o un arma de guerra como las que utilizan las fuerzas de seguridad, son protagonistas. Porque la realidad es que entre legales e ilegales, hay muchas armas en la mayoría de los hogares de nuestro país”, afirmó el director de la ONG, Javier Miglino.

Y agregó: “Según fuentes oficiales hay en la República Argentina 1.298.000 armas registradas, según la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac)”.

Ante este relevamiento, el letrado explicó que esas cifras “sobre una población de poco más de 40 millones de habitantes de una relación de un arma cada 30,81 personas o 3,33 armas cada 100, un nivel bastante más bajo que Estados Unidos (89/100), Brasil (54/100), México (49/100), en el mismo nivel que Alemania (30/100)”.

 

Más cifras

 

Asimismo, con el informe la ONG estimó que “en los hogares argentinos hay al menos 1.300.000 armas sin autorización o ilegales”.

Respecto a las zonas con mayor presencia de armamento en hogares, el abogado advirtió que “los guarismos se mantienen en todo el país, excepto en Rosario, Río Gallegos, Tucumán y la Provincia de Buenos Aires, donde la incidencia de personas con un arma en su casa trepa al 70 por ciento”.

Y concluyó: “A diferencia de otros países como Brasil, Costa Rica y Chile, Argentina no tiene un política seria destinada a evitar la proliferación de armas provenientes del mercado negro”.

Por ese motivo “es posible encontrar armas clandestinas que se venden en un aguantadero de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata o la Capital Federal o incluso en anuncios de venta por Facebook”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario