Buscan a adolescentes por el crimen de un policía y Cristian Ritondo reclamó cambios

Al menos cuatro adolescentes de entre 14 y 16 años eran buscados como sospechosos del crimen del policía asesinado en Avellaneda cuando hacía tareas encubiertas en una investigación.

Cristian Ritondo, ministro de Seguridad provincial.

El Eco

Por su parte, el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, reclamó un debate para evitar la “creciente” participación de menores de edad en delitos graves.

Fuentes de la investigación consultadas por Télam señalaron que al menos uno de los menores de edad buscados por su aparente participación en el crimen tiene antecedentes delictivos, con varios ingresos a comisarías de la zona a raíz de su participación en robos tipo “piraña”, los que se ejecutan en banda contra una persona indefensa.

En ese marco, el ministro Ritondo aseguró que “la sociedad argentina tiene un debate pendiente sobre la participación creciente de menores en delitos, ya que los adolescentes que delinquen suelen reincidir”.

Al presidir en Morón el Consejo Regional de Seguridad Zona Oeste del Conurbano, Ritondo aseguró que “hace mucho tiempo la sociedad está pidiendo un límite y la justicia no hace nada hasta que un menor mata”.

“Por eso, al menor que comete un delito hay que detenerlo y juzgarlo lo más rápido posible, con un código adecuado a su edad, y adecuado quiere decir justo y no garantista”, opinó el ministro.

Ritondo también publicó en su cuenta de Twitter sus “condolencias a la familia del subteniente Leronardo Gabriel Sarmiento” al remarcar que el oficial “fue asesinado por delincuentes mientras hacía su trabajo”.

“Policías como él dejan en alto el honor de la fuerza”, agregó el tuit.

En cuanto a la investigación, la policía bonaerense logró identificar a un grupo de cuatro adolescentes, de entre 14 y 16 años, como los presuntos autores del crimen por lo que inició las tareas para su localización.

“Puede haber más implicados pero los que tenemos identificados son estos cuatro”, dijo a Télam uno de los investigadores.

 

Pirañas

 

Por las edades de los imputados, el fiscal de Avellaneda Elbio Laborde, quien hasta el miércoles tenía a cargo la causa, delegó la causa en su colega Jorge Venzano, del Fuero Penal Juvenil de Lomas de Zamora.

“Entre los autores tenemos identificado a un chico, que tiene sólo 14 años y suele escaparse de su casa. Tiene entradas y salidas de la comisaría. Es parte de una banda delictiva de la zona que asalta en grupo con la modalidad ‘piraña’”, dijo a Télam una fuente policial.

Los que tengan menos de 16 años, por más que sean aprehendidos, son inimputables y por lo tanto no irán presos sino que, a lo sumo, se les dictará una medida de seguridad para que estén alojados en un instituto de menores, explicaron las fuentes.

Policías de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial y de la Jefatura Departamental Lanús realizaron ayer por orden de la Justicia una decena de allanamientos en la zona, pero ninguno de los adolescentes buscados pudo ser localizado.

El crimen fue perpetrado alrededor de las 13 del miércoles, en el cruce de las calles Ricardo Gutiérrez y French, a pocas cuadras de Villa Tranquila, en la ciudad de Avellaneda, en la zona sur del conurbano.

 

Encubierto

 

El subteniente Sarmiento (40), quien prestaba servicios en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Lanús, estaba de civil junto a una compañera realizando tareas de manera encubierta en el marco de una causa por abuso sexual.

En ese momento, entre cinco y seis jóvenes armados los sorprendieron con fines de robo y cuando el subteniente Sarmiento quiso resistirse, recibió un disparo en el tórax.

Fuentes judiciales y policiales confirmaron que antes de escapar, los asaltantes les robaron los teléfonos celulares y las dos armas reglamentarias a los policías.

Tras recibir el disparo, Sarmiento cayó al piso gravemente herido y su compañera, la oficial inspector Magalí Delgado, que resultó ilesa, lo acompañó en un auto particular al hospital Fiorito, a unas doce cuadras del lugar, donde llegó muerto a raíz de las lesiones sufridas.

La principal hipótesis es que se trató de un robo ocasional y voceros policiales aclararon que Sarmiento no llevaba colocado chaleco antibalas porque justamente intentaba pasar desapercibido mientras realizaba tareas de inteligencia en la zona. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario