Conciliación obligatoria en el conflicto entre Gobierno y docentes bonaerenses

Se emplazó a los gremios del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) a que el lunes próximo, tras el receso invernal, se reinicie el ciclo lectivo con normalidad.

Mirta Petrocini, titular de la FEB.

El Eco

Los sindicatos que integran ese Frente (AMET, FEB, Sadop, Suteba y Udocba), deberán evaluar los pasos a seguir y, en principio, quedaría en suspenso la “jornada de lucha” de 72 horas de paro lanzada para lunes, martes y miércoles próximos.

El Gobierno provincial fundamentó el dictado de la conciliación en el “derecho de los padres a educar a sus hijos y de los niños a ejercerlo”, y consideró que la escolaridad es un “derecho inalienable”.

La medida fue dispuesta por la Secretaría de Relaciones Laborales del Ministerio de Trabajo provincial.

“Estas medidas ponen en riesgo el reinicio del ciclo lectivo, encontrándose comprometida la paz social por la afectación de los servicios educativos”, se sostuvo en los fundamentos de la medida.

La medida afirmó que la huelga “lesiona el superior interés de los niños a recibir educación en tiempo y contenidos adecuados, conforme lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño”.

Por la mañana se hizo la notificación a los sindicatos, por lo cual el lunes deberá haber clases en los colegios de la provincia de Buenos Aires, según el Gobierno provincial.

La directora de Relaciones Laborales de la cartera de Trabajo bonaerense, Aldana Mércuri, intimó a las partes a “retrotraer el conflicto a la fecha anterior al inicio, procediendo a la suspensión inmediata de las medidas de acción directas y abstenerse de adoptar cualquier otra que pudiere implicar una modificación directa o indirecta de las relaciones de empleo y la prestación de los servicios”.

La intimación ordena “garantizar el normal y habitual desenvolvimiento, por el término de 15 días hábiles”.

Entre noviembre de 2017 y hoy, el gobierno y los sindicatos mantuvieron 18 reuniones, en las que el gobierno de Vidal hizo ocho ofrecimientos.

El último fue de un aumento del 16,7 por ciento a julio y una nueva convocatoria para delinear agosto-diciembre.

Los docentes, desde el jueves último, percibieron el quinto adelanto a cuenta de paritaria decretado por Vidal, que acumula un 15 por ciento en lo que va del año, con el objetivo de que los docentes no pierdan contra la inflación y mantengan el poder adquisitivo, remarcó el gobierno.

 

Para los gremios,

agudiza en conflicto

 

La titular de la FEB, Mirta Petrocini, acusó al Gobierno bonaerense de “agudizar el conflicto con los docentes para disimular sus evidentes problemas políticos”, tras conocerse el dictado de la conciliación obligatoria que frenar el paro en el conflicto por paritarias.

“Hay funcionarios que nos acusan de llevar adelante medidas de fuerza con oscuros trasfondos políticos, cuando en realidad no hemos hecho más que mostrar durante todo este conflicto voluntad de diálogo y soportar agravios constantes”, se quejó Petrocini.

La titular del gremio lamentó que “durante más de tres meses estuvimos esperando una convocatoria, con los chicos en las aulas, y el gobierno sólo volvió a convocar a la paritaria porque se lo ordenó la Justicia. Nunca mostró voluntad para destrabar este conflicto. Y todavía hay funcionarios que tienen el valor de salir a decir que son dialoguistas”.

Asimismo, Petrocini aseguró que el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, miente cuando asegura que entre ayer y hoy los docentes iban a tener depositado el incremento del 15% salarial. Hasta el momento, como podemos mostrar en los recibos de sueldo que tenemos en nuestro poder, no hay ningún tipo de incremento”.

“El docente no sabe hasta el momento en que llega al cajero automático cuánto va a cobrar; han sometido al sector a un nivel de incertidumbre nunca visto”, indicó Petrocini, y agregó que “así se hace imposible una planificación familiar y nunca se tiene certeza de cuál es el salario real”.

Petrocini dijo que recibieron “denuncias de docentes que cobraron menos, de otros que no tienen aumentos, no llegan a descifrar lo que cobran. Incluso, se han realizado descuentos a educadores por paros que no han realizado”.

“El ministro de Trabajo nos acusa de hacer paros políticos porque el verdadero problema político lo está teniendo el Gobierno. Por eso intentan correr el foco hacia los docentes, que es uno de los sectores que históricamente han sido atacados”, sostuvo Petrocini. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario