Condenaron a un hombre por el homicidio de un exjefe barrabrava

Un hombre fue condenado a once años de prisión por el homicidio del exjefe de la barrabrava del club salteño Central Norte, ocurrido el 5 de febrero pasado, en el barrio 20 de Febrero de la ciudad de Salta.

Héctor Mauricio Albornoz, el condenado.

El Eco

En tanto, otros dos imputados recibieron penas de cuatro años y seis meses, respectivamente.

El vocal de la Sala VI del Tribunal de Juicio de Salta, José Luis Riera, condenó a Mauricio Albornoz (29) a la pena de once años de prisión efectiva, como autor penalmente responsable de los delitos de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego, en concurso real.

Albornoz fue condenado por el homicidio de Ricardo Daniel Burgos, alias Pitelo, y por las lesiones causadas a los otros dos imputados de la causa, José Burgos y Andrés Salgado, en el marco de un enfrentamiento con armas de fuego ocurrido el 5 de febrero de 2018, alrededor de las 20.30, en calle 12 de Octubre al 1.300, del barrio 20 de Febrero.

Albornoz les disparó a los tres con una escopeta cuando estos se presentaron en el domicilio de su pareja, para saldar cuentas que tenían pendientes.

En ese contexto, la víctima fatal, que era conocido como exjefe de la barrabrava del club Central Norte, su sobrino y Salgado intentaron sustraerle a Albornoz una motocicleta, para lo que también estaban armados.

El juicio, que comenzó el pasado 20 de noviembre, concluyó ayer a la tarde, con el fallo en el que Riera también ordenó el traslado del condenado a la Unidad Carcelaria 1, de la capital salteña.

 

Otras condenas

 

En la misma sentencia, resultaron condenados José Burgos (27) y Salgado (39) a la pena de cuatro años y seis meses de prisión efectiva, por el delito de robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y cometerse en poblado y en banda, en grado de tentativa.

En el caso de Salgado, el juez dispuso revocar una pena condicional previa que tenía y unificarla en siete años y seis meses de prisión efectiva.

Finalmente, el juez ordenó la extracción de material genético del condenado Mauricio Héctor Albornoz por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.

Durante la jornada de hoy concluyó la etapa testimonial del juicio, tras lo que se procedió a la incorporación de la prueba y se expusieron los alegatos de las partes.

En ese contexto, el fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Pablo Rivero, solicitó penas de once años y medio de prisión para Albornoz y de cinco años para los otros dos imputados, aunque para Salgado pidió la unificación de sus dos condenas, por lo que extendió el pedido a ocho años de prisión efectiva. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario