Cuestionamientos al ministro Rubinstein

El ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, brindó ante el Senado una serie de datos para respaldar la conveniencia de legalizar el aborto, lo que generó críticas de los senadores que se oponen al proyecto, incluidos algunos oficialistas.

Durante su exposición, el ministro indicó que “el costo por aborto” en la actualidad (que incluye la atención de las consecuencias de abortos mal practicados) es de 11.500 pesos, mientras que “la proyección para la legalización es de 1.914 pesos” a causa de la “reducción dramática de las complicaciones”.

En la misma línea, sostuvo que el costo anual estimado para el sistema de salud es de 4.078,30 millones de pesos y con la legalización se reduciría a 678,60 millones, lo que implica un ahorro para el Estado de 3.400 millones de pesos.

Según Rubinstein, “en caso de que la ley fuera sancionada, el aborto sería en el 90 por ciento de los casos farmacológico”, con misoprostol y mifepristona, esta última aún no permitida en la Argentina.

Sobre esto, Rubinstein indicó que “el misoprostol hoy se consigue en mercados secundarios, por ejemplo en Mercado Libre, por entre 3.000 y 5.000 pesos” y que, si se aprobara la ley, “el costo sería 30 veces menor” con producción estatal.

Luego de aclarar que solo hay cifras estimadas, debido a que la clandestinidad de la práctica no permite contar con estadísticas precisas, Rubinstein señaló que en los últimos cuatro años hubo “47.076 abortos de los cuales el 70 por ciento es aborto en condiciones inseguras”.

El titular de la cartera de Salud subrayó que “en los países que tienen aborto legal ha habido una disminución del número de abortos cada mil mujeres, lo que no se ha producido en los países que tienen marcos legales más restrictivos”. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario