Detenidos por usar inhibidores de alarmas para desvalijar autos

Tres hombres y una mujer fueron detenidos y acusados de integrar una banda delictiva que se dedicaba a desvalijar automóviles utilizando sistemas electrónicos para inhibir alarmas y cierres centralizados.

Los acusados fueron detenidos en la zona de Ezeiza.

El Eco

Los cuatro sujetos de nacionalidad colombiana fueron sorprendidos en una estación de servicio ubicada en el kilómetro 38 de la autopista Ezeiza-Cañuelas, a la altura de Tristán Suárez, partido de Ezeiza, de acuerdo a lo informado por fuentes policiales.

Los encargados del operativo lograron incautar a los sospechosos el auto Chevrolet Aveo color gris en el que se movilizaban, un inhibidor de señal de alarma, tres teléfonos celulares y dinero en efectivo, entre otros elementos.

Mientras tanto, los investigadores procuran determinar posibles conexiones de la banda con otros sujetos y hechos en los que habrían participado, debido a las denuncias por robos de estas características en la zona.

Los detenidos se encuentran a disposición de la UFI 2 Descentralizada de Ezeiza, a cargo de Carlos Hassan, del departamento judicial Lomas de Zamora, donde quedaron implicados por robos reiterados agravado por ser en poblado y en banda.

Los aprehendidos cometían ilícitos sobre vehículos detenidos en estadios de servicio de varias autopistas del conurbano bonaerense, y manejaban identidades falsas y domicilios alternativos para no ser descubiertos.

Por lo general la banda operaba a lo largo de las autopistas Ezeiza-Cañuelas, Jorge Newbery, Ricchieri y la ruta provincial 6.

Para cometer los robos, la mujer y uno de los sujetos fingían ser una pareja que merodeaba por el lugar y montaban una estrategia para alertar al resto de los delincuentes cuando las víctimas se encontraban lejos del vehículo.

En ese momento los otros dos malhechores procedían a sustraer las pertenencias del interior del vehículo tras neutralizar la acción de alarmas con el dispositivo inhibidor. NA

 

El sistema

 

El experto Seguridad Electrónica Juan Oxalde Paz explicó que “este tipo de dispositivos que capturan la señal de los llaveros de cierre y apertura de autos (activación y desactivación de alarma) están siendo muy utilizados en otros países de Latinoamérica para emular la señal con fines delictivos”.

Para que el inhibidor pueda interferir la señal debe ubicarse a una distancia no superior a los cuarenta metros de distancia, según aclararon fuentes de la Policía y el sector de la seguridad electrónica.

“La solución que se empezó a implementar para evitar este tipo de delitos es instalarle a los vehículos dispositivos que generan una alerta al celular cuando se abre la puerta del auto. Comúnmente se llaman tracker y tienen otras funciones como seguimiento satelital por GPS apagado del automóvil a distancia. A la vez, en algunos centros comerciales utilizan otro remedio de la tecnología, como es el detector de inhibidores.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario