Detuvieron a un hombre que escapó tras un choque mortal

Un hombre de 36 años fue detenido tras darse a la fuga, luego de atropellar y matar con su auto a dos hermanos, un muchacho de 25 y una chica de 26, cuando circulaban en una moto en un cruce de calles de la localidad bonaerense de Llavallol, en la zona sur del conurbano.

El hombre fue detenido gracias a que la patente de su auto fue registrada por un amigo de las víctimas, que circulaba en otra moto y lo persiguió a lo largo de varias cuadras.

El hecho se produjo el sábado último por la madrugada cuando los hermanos Jorge Alfredo y Elizabeth Palavecino circulaban en una moto y fueron atropellados por un automóvil Volkwagen Senda, cuyo conductor no se detuvo y escapó.

El hecho se produjo en la intersección de la avenida Hipólito Bouchard y Seguí, de Llavallol, en el partido de Lomas de Zamora.

Mientras el joven murió en el acto, su hermana fue llevada en grave estado al Hospital Oñaitivia, de Rafael Calzada, y de alló al Hospital del Cruce, donde horas más tarde se produjo su deceso.

En tanto, el conductor del auto fue perseguido durante varias cuadras en otra moto por un amigo de las víctimas, que fue el principal testigo de que cómo ocurrieron los hechos.

El joven pudo registrar la patente del auto, mediante una foto sacada con su celular, y se la transmitió a la Policía.

Fue así que efectivos de la comisaría cuarta de Almirante Brown lograron ubicar al automovilista, llamado Oscar Flores, y lo detuvieron.

Flores fue inculpado por “doble homicidio culposo por conducción de automóvil”, con intervención de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 10, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

 

El dolor de la madre

 

Karina, la madre de los jóvenes, dijo en un mensaje dirigido al automovilista que “si se hubiera detenido “su hija podría haber sobrevivido, ya que el traslado a un hospital cercano se podría haber realizado en forma más rápida.

“No se se si vas a poder vivir después de lo que hiciste. Me arrancaste la vida de mis hijos”, dijo la mujer en un mensaje al hombre en forma de declaraciones al canal Crónica.

En tanto, Alfredo, con quien la mujer tiene otros tres hijos y dos nietos, sostuvo que cuando “pase el dolor” se preocupará recién por que haya justicia.

“No hay palabras. No se entiende cómo voy a poder seguir, no sé cómo vivir”, expresó el hombre con visibles muestras de consternación por la forma en que murieron los dos jóvenes. NA

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario