fbpx Detuvieron a un sospechoso en Rosario y el Gobierno apunta a policías desplazados – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Detuvieron a un sospechoso en Rosario y el Gobierno apunta a policías desplazados

Un joven fue detenido como acusado de planificar el ataque a balazos contra el Casino de Rosario.

El Eco

Un hombre vinculado a la banda narco “Los Monos” fue detenido ayer a la madrugada en el barrio Las Rosas, acusado de haber sido quien organizó el ataque a balazos contra el frente del Casino City Center.

Como se informara, durante la acción murió un apostador que había salido a fumar a uno de los balcones, informaron fuentes policiales.

En tanto, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, vinculó los ataques a tiros ocurridos desde principio de año en la ciudad de Rosario contra el Centro de Justicia, el Servicio Penitenciario y el Casino a “negocios enormes” de grupos integrados por bandas narcos y policías desplazados.

Por otra parte, durante ayer mediodía otro hombre fue ejecutado en un presunto ajuste de cuentas en el mismo barrio Las Rosas en el que se encuentra el casino, justo en el mismo momento en el que se realizaba un operativo de saturación policial en busca de los sicarios que protagonizaron la balacera del domingo en el frente de la sala de juegos.

El hombre detenido en las últimas horas fue identificado por los investigadores como Maximiliano “Cachete” Díaz (30), un hombre con antecedentes penales y que aparecía mencionado en distintas investigaciones de bandas delictivas en la ciudad de Rosario, explicó el vocero de la fiscalía penal, Sebastián Carranza.

Fuentes policiales aseguraron que este detenido tiene vínculos estrechos con Ariel “Guille” Cantero, el último jefe de la banda “Los Monos” actualmente detenido en el marco de causas por homicidio, asociación ilícita, narcotráfico y secuestro extorsivo.

 

El procedimiento

 

Según las fuentes policiales, la detención se concretó a la madrugada a pedido del fiscal Luis Schiappa Pietra, cuando “Cachete” Díaz se hallaba en un departamento de las calles Mitre y Pellegrini, en Las Rosas, donde personal de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal de la policía local realizó distintos allanamientos durante toda la jornada.

“No era su domicilio, estaba circunstancialmente en ese lugar. En ese lugar no hallamos armas y se le secuestró su teléfono celular, que ahora será peritado”, dijo Carranza, quien agregó que la audiencia imputativa de “Cachete” Díaz se realizará entre mañana y el jueves.

La sospecha de los pesquisas es que el hombre apresado es partícipe en la organización del ataque a balazos al frente del Casino City Center de Rosario, ocurrido el domingo por la madrugada, y que derivó en la muerte de Enrique Encino (64), el gerente de la sucursal Las Parejas del Banco Nación.

Es que para los investigadores el verdadero ideólogo detrás de los últimos episodios de violencia contra los edificios públicos y de la sala de juegos es “Guille” Cantero, quien está preso en el penal de Ezeiza.

 

El ataque

 

La muerte de Encino se produjo cerca de las 2 de la madrugada del domingo cuando salió a uno de los balcones de la sala de fumadores del Casino y recibió al menos un balazo que le atravesó la cabeza y que le provocó la muerte unas horas más tarde.

El ataque fue realizado por dos hombres que circulaban en moto y que dispararon al menos seis balazos contra el frente de la sala de juegos.

Para los investigadores está claro que el gerente del Banco Nación no era el objetivo de los disparos sino que fue una víctima casual del ataque.

Ayer a la mañana, el ministro de Seguridad Saín vinculó este último ataque y los anteriores al Centro de Justicia y al Servicio Penitenciario a “negocios enormes” de grupos integrados por bandas narcos y policías desplazados.

“Es una reacción de grupos que, evidentemente, manejaban negocios enormes”, dijo el funcionario provincial, quien agregó que “había jefes policiales que se creían que eran dueños de provincia o dueños de la ciudad, y a partir de lo que pasó (los desplazamientos de algunos jefes), están en la picota”.

“Esto no guarda ningún tipo de racionalidad desde el punto de vista criminal más que generar conmoción”, añadió Saín. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario