El Gobierno defendió la cuota para compensar a las empresas

El Gobierno ratificó el plan para que los usuarios de gas paguen en 24 cuotas una suma extra que se ubicaría entre 90 y 100 pesos por mes desde enero para compensar a las distribuidoras por la suba del dólar y ratificó que la medida está prevista en los contratos y en la ley.

Javier Iguacel.

El Eco

Así lo anunció en conferencia de prensa el secretario de Energía, Javier Iguacel, quien además aseguró que “con todo gusto” se presentará ante la Justicia para explicar las razones por las los usuarios deberán pagar los efectos de la devaluación, en una medida que generó rechazos de asociaciones de consumidores, de municipios y hasta una denuncia penal.

El funcionario estimó que con las tarifas de gas actualizadas el 70 por ciento de los hogares abonará, en promedio, unos 700 pesos por mes y señaló que los contratos estipulan que la compensación se debe pagar en seis cuotas, pero como era una suma abultada decidieron hacerlo en 24.

Consultado sobre la presentación del fiscal Guillermo Marijuan, quien imputó a Iguacel por presunto abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público, el funcionario dijo: “Con todo gusto me voy a presentar para explicar porque actuamos ciento por ciento bajo la ley”.

“Los fiscales tienen que actuar, me parece bien y voy a dar los fundamentos legales”, sostuvo el funcionario, al tiempo que aclaró que el Gobierno está dispuesto al “diálogo” para escuchar propuestas alternativas.

Iguacel estimó que a partir de enero cada cuota representará un diez por ciento adicional a las facturas de gas y sostuvo que el ajuste “hay que pagarlo porque es lo que estipula la ley”.

Justificó la decisión de aplicar una cuota extra a todos los usuarios en la “marcada variación del tipo de cambio” que se produjo entre abril y septiembre.

Señaló que en el pasado “esa compensación se pagaba en seis cuotas, porque está en la ley y en los contratos”, pero indicó que en esos casos “pasaba desapercibida porque las diferencias eran muy pequeñas”.

“Los contratos y la ley dicen que los distribuidores no deben ganar ni perder, solo son intermediarios y como no saben lo que se va a consumir, no pueden anticipar las compras”, consideró.

Indicó que las distribuidoras “como mínimo deben comprar el 50 por ciento y lo deben hacer a precios competitivos” y agregó que “los contratos son claros, se facturará el precio del gas al tipo de cambio que corresponda”.

 

Las diferencias

 

“Como las diferencias fueron muy grandes, el impacto iba a ser muy grande, entonces propusimos que se fijen 24 cuotas y no 6 como antes”, remarcó el funcionario.

Explicó que “los contratos y la ley dicen que los distribuidores no deben ganar ni perder, solo son intermediarios y como no saben lo que se va a consumir, no pueden anticipar las compras”.

El funcionario responsabilizó de la distorsión de las tarifas de gas al anterior gobierno y advirtió que “si se continuaba con la política del kirchnerismo hubiesen significados aumentos del 200 por ciento”.

Explicó que por la Declaración de Emergencia Económica no se cumplía con la ley, y cuando ésta se derogó hubo que adecuar las tarifas a la ley del gas que rige desde 1993.

Reiteró sus críticas a la anterior gestión y consideró: “Si hubiéramos hecho bien las cosas en el pasado y no estuviéramos escondiendo la tierra bajo la alfombra, hoy tendríamos un precio del gas por debajo de los 3,90 dólares y estaríamos teniendo 15 mil millones de dólares por exportaciones”.

Aseguró que la compensación la dispone la ley del gas “con la cual nos regimos desde 1992, que durante mucho tiempo se violó, porque se podía incumplir a partir de la ley de emergencia económica, pero con su derogación está tarifa plana se aplica de acuerdo a la ley”.

“La energía tiene un precio y tiene un costo y por supuesto hay que pagarla, como le pasa al resto de los países del mundo que no tienen gas como la Argentina”, añadió el funcionario.

Estimó que cuando el país produzca más gas y tenga que importar menos, se normalizarán los precios. NA

 

 

******* relacionada

 

La oposición se une en Diputados

para frenar los pagos adicionales

 

Diputados de la oposición acordaron articular distintas iniciativas con el objetivo de frenar la “compensación” impulsada por el secretario de Energía, Javier Iguacel, a las empresas distribuidoras de gas por el salto del dólar desde abril a septiembre.

Por lo pronto, el Frente para la Victoria, el bloque Justicialista (BJ), el Movimiento Evita y el Frente para la Victoria presentaron sendos proyectos de derogación de la controvertida resolución 20/2018 de la Secretaría de Energía, mientras que el Frente Renovador (FR) anunció que presentará un recurso de amparo contra la medida, y propone su suspensión.

Además, tanto la bancada kirchnerista como la massista piden la interpelación del secretario de Energía, Javier Iguacel.

Más allá de los cuestionamientos a la medida, que la oposición considera “inconstitucional” por su carácter retroactivo sin audiencia pública previa, Iguacel también quedó en el ojo de la tormenta por considerar en un reportaje que la mayoría de los que se “quejan” por los aumentos tarifarios “son kirchneristas”.

La diputada Victoria Donda informó que junto al referente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, presentarán hoy un recurso de amparo ante la Justicia Contenciosa Administrativa Federal.

La bancada que encabeza Graciela Camaño, con el aporte de Diego Bossio, también pide la citación del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y del titular de Enargas, Mauricio Roitman.

Tras bambalinas, las tres bancadas mayoritarias de la oposición (FpV-PJ, BJ y FR) tejen un acuerdo para solicitar una sesión especial en la que se traten los pedidos de derogación y de interpelación de Iguacel, junto a un temario vinculado a la política tarifaria.

Por ahora cada bancada va con sus propias propuestas por separado, pero mañana podría surgir una iniciativa unificada durante la reunión de comisión de Energía (presidida por el kirchnerista Norman Martínez) prevista para las 16 en el edificio anexo de la Cámara baja.

El diputado mendocino José Luis Ramón echó más leña al fuego con la presentación junto a la asociación civil Protectora de una demanda colectiva contra el incremento del gas.

En el Senado, la expresidenta y senadora Cristina Kirchner fue la primera en disparar contra el Gobierno de Cambiemos por el aumento en las facturas de gas al sostener que “ya es demasiado” y que “no tienen límites”: su bloque FpV presentó un proyecto para derogar la iniciativa de Iguacel. NA

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario