El gobierno provincial evalúa la suba en impuesto inmobiliario

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y su equipo define por estas horas los alcances del Presupuesto 2019 y la ley Impositiva para la provincia, que incluiría una importante suba de los impuestos inmobiliario urbano y rural.

María Eugenia Vidal.

El Eco

 

En medio de gestiones a contrarreloj, la mandataria tendió puentes con el Frente Renovador para destrabar la sanción de ambas iniciativas en la Legislatura, con el nuevo esquema de impuestos que prevé la administración provincial para 2019.

En papeles que circulan con información parcial del próximo Presupuesto, que rondaría los 850 mil millones de pesos, se contemplan subas de los impuestos inmobiliario, urbano y rural, de casi 40 por ciento y la necesidad de aprobar autorización para tomar endeudamiento se estima en el orden de los 100 mil millones.

En este marco, la referente del PRO volvió apelar a la buena relación política que mantiene con el Frente Renovador y su líder, Sergio Massa, para dar pasos firmes en la Legislatura provincial hacia la aprobación de ambas iniciativas, ya que se descuenta que el kirchnerismo y la izquierda se opondrán.

El encuentro entre la gobernadora y el exintendente de Tigre tuvo lugar, durante más de dos horas, en el hotel Four Seasons, ubicado en Retiro, y se produjo tras el almuerzo que Vidal mantuvo con el equipo del presidente Mauricio Macri en Casa Rosada, en el que se llevó el compromiso de que la Provincia va a ser compensada con obras por el equivalente a los 19 mil millones de pesos por la actualización del Fondo del Conurbano.

 

Consensos necesarios

 

La mandataria provincial necesita que la Legislatura bonaerense sancione el Presupuesto general con su correspondiente endeudamiento: el meollo del asunto está en las autorizaciones de endeudamiento que requieren los dos tercios de los presentes en ambas cámaras legislativas.

En este contexto, Vidal y Massa saben que el FR resulta “necesario” para buscar el éxito en el tratamiento legislativo de la principal ley, más no “suficiente”: será necesaria la concurrencia de otros bloques menores e, incluso, de legisladores que responden a intendentes del Conurbano.

De todos modos, ambos dirigentes siempre se han respetado y, al mismo tiempo, mantienen un alto grado de entendimiento: ni siquiera el hecho de que Massa venga de “no acordar” con la Casa Rosada el Presupuesto Nacional afectó la relación.

Por otra parte, la gobernadora quería asegurarse que efectivamente la mesa massista -conformada por dos intendentes y cuatro legisladores- tendrá el comando de la negociación, que no se limita a las cuestiones presupuestarias.

En ese sentido, en el Frente Renovador viene relativizando la idea de avanzar con acuerdo por cargos, tribunal de cuentas y directorio del Banco Provincia, y viene privilegiando la idea de lograr una reforma política que permita optar a los municipios sobre la posibilidad de desdoblar las elecciones locales de las provinciales y nacionales.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario