El Presidente propuso un nuevo papel para las fuerzas armadas

Mauricio Macri encabezó el acto del Día del Ejército.

El Eco

En el acto conmemorativo por los 208 años del Ejército Argentino, el jefe de Estado blanqueó el debate interno que había trascendido en las últimas semanas respecto de la posibilidad de dotar de nuevas atribuciones a las Fuerzas Armadas para combatir el avance del narcotráfico y el terrorismo, para vigilar recursos naturales estratégicos e incluso para desplegarse en la frontera liberando así a gendarmes de esas funciones.
“Sabemos que todo eso debe hacerse sin descuidar su objetivo principal e irrenunciable de proteger la soberanía y la integridad territorial de nuestro país”, puntualizó Macri en la localidad bonaerense de El Palomar.
El jefe de Estado señaló además que “estamos viviendo épocas de grandes transformaciones” en un mundo de “constante movimiento” y remarcó que “el avance tecnológico pone a prueba nuestra capacidad de adaptarnos a los cambios y a las nuevas necesidades”.
“Necesitamos Fuerzas Armadas que se adapten a las amenazas del siglo XXI y que estén preparadas para enfrentar los problemas que hoy nos preocupan. Queremos un Ejército con innovación, tanto en materia de capacidades como de organización”, puntualizó.
En la Casa Rosada no se apuntaría a modificar la Ley de Seguridad Interior para permitir la actuación de militares dentro del país, puesto que esto requeriría el aval del Congreso, sino que evalúa derogar el decreto 727/2006, por el que el Gobierno del presidente Néstor Kirchner reglamentó la Ley de Defensa y que establece que “el sistema de defensa debe orientarse estructural y organizativamente hacia la conjuración de situaciones de agresión externa perpetradas por Fuerzas Armadas de otro Estado”.
En este contexto, Macri aprovechó la ocasión para remarcar que las Fuerzas Armadas representan “un gran instrumento para potenciar nuestra inserción inteligente al mundo, reforzando la presencia en misiones de paz y continuando con el desarrollo de medidas de construcción de confianza y reconocimiento a nivel regional”.
“Trabajando juntos vamos a seguir avanzando en la construcción de una Argentina protagonista, confiable, que aporte soluciones a los problemas globales y que crece, sobre todo, cuidando a su gente”, insistió.
Participaron los ministros de Defensa, Oscar Aguad, y de Seguridad, Patricia Bullrich; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, general de brigada Claudio Pasqualini.
También concurrieron los jefes del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa; de la Armada, vicealmirante José Luis Villán, y de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, así como comandantes de los ejércitos de países de Sudamérica y de los Estados Unidos.

Haberes

Por otra parte, al hablar ante los cuadros castrenses, Macri subrayó que el Gobierno continuará con el proceso de regularización de los haberes del personal militar que -aseguró- corrige “una situación postergada durante muchos años”.
Felicitó entonces a los soldados “por mantener encendido ese mismo patriotismo que sintieron aquellos primeros hombres del Ejército Argentino” y por su “espíritu de entrega, de honor, de coraje y dedicación que los define y caracteriza”.
En tanto, el general Pasqualini le agradeció el Presidente por la “confianza” depositada en la Fuerza y sostuvo que los cuadros están dispuestos “a dar la vida para defender al Estado Nacional y garantizar su supervivencia”.
“Están listos para cumplir las misiones que los nuevos tiempos imponen, para defender la soberanía e integridad de nuestro territorio”, remarcó.
Durante la ceremonia, el Presidente condecoró con la Orden a los Servicios Distinguidos al teniente Kevin Svarre y al sargento Gustavo Gómez Soloaga, quienes en julio del año pasado salvaron la vida de una mujer cuyo vehículo cayó al Arroyo Guazú, en Corrientes.
Además, jefes castrenses entregaron distinciones a 20 soldados que participaron en los operativos del proceso de pacificación en Colombia entre el Gobierno de ese país y las Fuerza Armadas Revolucionarias (FARC).

Advierten sobre los riesgos de
posibles cambios en los roles

Referentes de la oposición y líderes de organismos de derechos humanos, entre ellos Estela de Carlotto de Abuelas de Plaza de Mayo, advirtieron sobre los “riesgos” de que las Fuerzas Armadas cumplan tareas de seguridad interior y denunciaron que el Gobierno quiere “un país sometido al miedo”.
Carlotto consideró que de avanzar esta iniciativa se va “a perturbar la paz” de la población: “Lo estamos viendo ahora mismo, cuando se reprimen las manifestaciones, la brutalidad que se desencadena”, cuestionó.
“Desde que está (la ministra de Seguridad) Patricia Bullrich, que parece estar más uniformada que quienes eligieron esa carrera, se está torciendo el accionar de las Fuerzas Armadas para el enemigo externo, están volviendo al tema del enemigo interno”, lamentó.
Por ello, la dirigente social pidió que “el Parlamento y la propia Justicia accionen y no permitan que se desvíe la función que tiene cada uno”, en caso de que avance la propuesta del presidente Mauricio Macri para darle un nuevo rol a los militares fronteras adentro.
Por su parte, el exsecretario de Seguridad del kirchnerismo y actual senador bonaerense, Sergio Berni, remarcó que “las Fuerzas Armadas no están entrenadas para intervenir en seguridad interior”.
“Que las Fuerzas Armadas intervengan en seguridad pública es como confundir un maestro con un médico por el guardapolvo blanco”, sostuvo Berni y agregó que las FFAA “necesitan una rápida reestructuración” ya que “están pasando por su peor momento”.
Por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Gabriel Solano sostuvo que la posibilidad de que las FFAA ayuden en tareas de seguridad interior “representa un salto en la política represiva” y aseguró que la idea “fue dictada por el Gobierno de Estados Unidos en la reciente reunión realizada en el Pentágono a la que asistieron Patricia Bullrich y Oscar Aguad”.
También el diputado del Movimiento Evita Leonardo Grosso sostuvo que “el apoyo logístico que le pide Macri a las FFAA, violando la Ley de Seguridad Interior, no es para brindar seguridad y mucho menos para cuidar a la gente”, sino que “es para garantizar que nadie proteste ante el ajuste que este gobierno colonial accedió a realizar por orden del FMI”. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario