fbpx Emboscaron a un jefe policial de Santa Fe y para Bullrich fue un “ataque mafioso” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Emboscaron a un jefe policial de Santa Fe y para Bullrich fue un “ataque mafioso”

El jefe de la delegación Santa Fe de la Policía Federal (PFA) fue herido a balazos por un grupo de encapuchados que lo emboscó y le disparó desde una camioneta cuando se trasladaba en un auto por la autopista Rosario-Buenos Aires.

El jefe policial herido se puso a resguardo en una estación de servicio.

El Eco

Ocurrió a la altura de la localidad de Fighiera, en lo que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich calificó como un “ataque mafioso”.

Se trata del comisario Mario Ezequiel Valdés (51), quien desde mayo está a cargo de la Delegación de la PFA santafesina, luego de que la anterior cúpula fuera desplazada en el marco de una investigación que tiene procesados al entonces jefe y a cinco de sus subordinados.

“Los hechos son de carácter mafioso, las personas estaban encapuchadas y tiraron contra el auto”, expresó Bulrrich, tras lo cual vinculó el hecho “a la tarea que está llevando adelante la nueva jefatura”.

El episodio ocurrió cerca de las 20.50 del lunes cuando el comisario viajaba por la autopista a bordo de un Ford Focus no identificado como policial, acompañado por la suboficial Rosana González, quien resultó ilesa, dijeron los voceros.

En ese momento, a la altura de Fighiera, a unos 37 kilómetros al sur de Rosario, Valdés detuvo la marcha del vehículo para cambiar la yerba del mate y allí aparecieron al menos tres personas encapuchadas a bordo de una camioneta negra 4×4 que se les pusieron a la par, descendieron y comenzaron a disparar contra el auto conducido por el jefe policial.

El ataque fue repelido por los policías y uno de los atacantes habría resultado herido, por lo que los investigadores rastreaban si alguna persona había sido atendida en centro de salud de la zona, añadieron las fuentes.

Valdés y la suboficial lograron llegar hasta una estación de servicio YPF cercana para ponerse a resguardo y desde allí solicitaron ayuda.

Las fuentes informaron que, a raíz de los disparos, el jefe de la delegación policial resultó herido en el brazo izquierdo y en la ingle, por lo que debió ser trasladado de urgencia al hospital de Arroyo Seco, desde donde luego fue derivado a una clínica de Rosario.

 

Rastrillaje

 

En tanto, los agresores escaparon, motivo por el cual la policía de la Unidad Regional II de Santa Fe instrumentó un operativo de rastrillaje para intentar dar con ellos.

En diálogo con radio Universidad de Santa Fe, la ministra Bullrich recordó que en mayo relevó a la cúpula de la Federal en Santa Fe por “un acontecimiento de corrupción”.

“Relevamos a quienes estaban a cargo, pusimos un nuevo jefe que era Valdés, que ha sido en el día de ayer tiroteado en un hecho que no es de carácter común, sino de carácter mafioso, nosotros lo vamos a investigar”, aseguró.

Al ser consultada sobre el posible origen del ataque, Bullrich dijo que no lo sabe y que en principio no quiere hacer “interpretaciones” sino “analizar los hechos”, al tiempo que remarcó que no se van a dejar “amedrentar en la lucha contra el narcotráfico”.

“Veremos cuántos elementos hay, hay un testigo también que estaba con Valdés, así que hay elementos como para poder reconstruir el hecho. No queremos adelantarnos, pero sí decir que estamos ocupados en este tema y no vamos a dejar que esto genere una situación de parate o de miedo en la tarea que las fuerzas federales vienen cumpliendo”, enfatizó la ministra.

 

Sin amenazas previas

 

En tanto, en otras declaraciones a Radio 2 Rosario, la funcionaria dijo que no hubo amenazas previas que anticiparan “semejante violencia” y relacionó el hecho al trabajo que encara el jefe policial contra el narcotráfico.

“Esto es evidentemente algo muy serio, muy grave, que lo ligamos a la tarea que está llevando adelante la nueva jefatura”, añadió la funcionaria, quien al ser consultada sobre si el ataque pudo ser cometido por policías desplazados dijo: “No necesariamente partimos de la idea de que fueron ellos, pudo haber sido una banda narcocriminal”.

Valdes permanecía internado en el sanatorio Mapaci de Rosario, “estable, sin riesgo de vida ni secuelas funcionales”, según voceros del centro asistencial.

“El paciente se encuentra lúcido, estable. Se le harán los controles correspondientes y hoy mismo podría pasar a una habitación común”, aseguró ayer el cirujano Gustavo Moreno, uno de los médicos directores del sanatorio en conferencia de prensa frente al centro asistencial de boulevard Oroño al 1400.

Y, precisó que “no hubo necesidad de transfusión, no tiene secuelas funcionales, ni riesgo para su vida. Por ahora no hay ni una secuela”.

El médico agregó que Valdés ingresó con dos heridas de arma de fuego, “una en el antebrazo y la otra en la ingle, ambas con orificio de entrada y salida”.

El caso es investigado por la fiscal de Villa Constitución, Eugenia Lasciarandare, quien ordenó medidas para determinar la mecánica del hecho e identificar a los atacantes. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario