Emergencia por otro derrame de petróleo

Las autoridades ambientales nacionales entraron en “estado de emergencia” debido a que la petrolera estatal YPF ocasionó un nuevo derrame de petróleo, que afectó tres mil metros cuadrados en una planta de la empresa en la provincia de Santa Cruz.

La fuga de petróleo habría empezado el jueves por la noche en el yacimiento El Guadal-Loma del Cuy, en las proximidades de la localidad de Las Heras.

A pesar de que la presidencia de Mauricio Macri destina millones de pesos al año para subsidiar a la empresa, los ejecutivos no habrían realizado las inversiones necesarios para evitar los derrames.

Fuentes cercanas a la investigación dijeron a NA que el derrame se produjo como consecuencia de “la rotura de un filtro de las instalaciones a raíz de la antigüedad de los materiales utilizados en campos maduros”.

Fuentes allegadas a la empresa aseguraron no obstante que lo que falló fue “una válvula que era nueva, pero que aún no se sabe por qué”.

Este viernes, a través de un comunicado, YPF reconoció el incidente ambiental, aseguró que ya pudo controlar el derrame, y dijo que “lleva recuperados el 80 por ciento de los fluidos derramados”.

“El incidente afectó 3.000 metros cuadrados dentro de la locación. YPF lleva recuperados el 80 por ciento de los fluidos derramados (92 por ciento de agua con petróleo) y continúa con las tareas de recuperación y saneamiento en la zona afectada”, se indicó en el comunicado.

Y se explicó: “Al tomar conocimiento del hecho, la empresa puso en marcha el Plan de Respuesta ante Emergencias y avisó a las autoridades provinciales, quienes ya se hicieron presentes en el lugar. El incidente se generó por causas que todavía se buscan determinar”.

En tanto, el director de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Andrés Nápoli, explicó a NA que este incidente se produjo en “una formación convencional, en zona de baterías, lo cual lo hace más riesgoso que en zona de pozos”.

“Es en una zona de colección de petróleo, en donde hay tanques que potencian los riesgos de inflamabilidad además de los impactos a nivel ambiente que se generan en el terreno por la expansión del petróleo con componentes de agua que además es salada”, explicó Nápoli.

El especialista además comentó que “si bien los derrames ocurren, llama la atención lo sistemático y permanente y esto puede tener que ver con el tema de acelerar los procesos productivos”, por lo que indicó que “se necesita un marco regulatorio más fuerte para la actividad que lleva adelante la empresa”.

Al ser consultado sobre las posibles causas del derrame, Nápoli indicó que “es probable” que no se hayan realizado las inversiones correspondientes, pero que “para saberlo habrá que hacer la investigación con el gobierno de la Provincia”. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario