Encontraron muerto al empresario hotelero mendocino desaparecido hace una semana

El empresario hotelero mendocino Roberto Viegas Bordeira, que se encontraba desaparecido desde hace una semana, fue encontrado ayer muerto en las proximidades de su domicilio de la localidad de Godoy Cruz tras una intensa búsqueda.

Ayer fue halladao el cadáver del hotelero.

El Eco

El cuerpo sin vida del empresario de 74 años fue hallado a la mañana en un descampado cercano a Corredor del Oeste y calle Lago Hermoso, de Godoy Cruz, lindero al barrio Palmares, donde Viegas Bordeira tenía su domicilio.

Personal de la Unidad Investigativa que realizó el rastrillaje indicó que el cuerpo no estaba enterrado y se desconoce hasta el momento si presentaba heridas o signos de violencia, de acuerdo a lo publicado hoy por el Diario Uno de Mendoza.

El empresario, que es dueño del hotel El Nevado, ubicado en las cercanías de la Terminal de Ómnibus, salió el martes de su casa en el barrio Palmares sin su teléfono celular, lo que impidió a la policía usar la alternativa de un rastreo satelital o al menos a través de las antenas de las compañías de teléfonos móviles.

El Citroën C3 propiedad del empresario tampoco tiene GPS como los autos 0 kilómetro, por lo que en principio no está muy claro el recorrido que hizo.

El automóvil fue encontrado incinerado en la zona del basural El Pozo, en el barrio Campo Pappa, y no se pudieron levantar rastros que permitan buscar en los sistemas informáticos.

Según trascendió, el hombre tenía un principio de demencia senil, lo que provocaba que por momentos se desorientaba.

Un empleado del cementerio Los Andes Memorial, cercano a El Pozo, fue el último que lo habría visto con vida y en su auto.

El hombre relató que Roberto Viegas ingresó confundido al cementerio al parecer creyendo que era el barrio Palmares, donde vivía.

Según relató a la policía, el empleado del cementerio le explicó el camino para regresar, y se convirtió en la última persona en verlo con vida antes de la desaparición.

El auto había sido hallado quemadocon el faltante de la batería y dos ruedas.

Luego, el llamado anónimo de una mujer al 911 alertó que su pareja habría cometido el asalto y el crimen de Viegas y aportó que el cuerpo estaba enterrado en la zona del basural de El Pozo, en Barrancas o por el predio antes utilizado como autódromo.

Desde ese momento los investigadores se abocaron a rastrillar toda la zona, pero no habían conseguido ni un solo rastro de la víctima. NA

 

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario