Fue detenido el presunto tirador que baleó a dos amigos en Palermo

Un exconvicto que se recibió de abogado en la cárcel fue detenido en el barrio porteño de Vélez Sarsfield acusado de haber herido a balazos al actual novio de su ex pareja y a un amigo de éste cuando salían de una fiesta electrónica de un boliche de Palermo.

La madre de una de las víctimas, que es un joven futbolista que ayer permanecía internado en coma farmacológico, acusó al ahora detenido de haberle disparado a su hijo por la espalda y de apuntarle específicamente a las piernas para privarlo de la práctica deportiva.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que Gabriel Alejandro Peyri Querciola (35) fue detenido el lunes a la noche cuando pretendía recoger sus pertenencias de su domicilio situado en avenida Juan B. Justo al 7800 de Vélez Sarsfield.

Los efectivos de la Brigada de Prevención e Investigación de la Comuna 14 habían montado una vigilancia encubierta en el lugar y cuando lo visualizaron lo redujeron rápidamente, tras lo cual lo alojaron en una sede de la Policía de la Ciudad, dijeron los informantes.

De acuerdo con los pesquisas, el sospechoso había sido identificado como el atacante por el futbolista Leandro Décima (26), quien continúa internado en el Hospital Rivadavia porteño a raíz de una herida de bala en cada pierna.

Según los investigadores, Pyeri Querciola había purgado siete años por robo en la cárcel, donde se recibió de abogado y también tuvo una relación sentimental con la actual novia de Décima.

 

El testimonio de la madre

 

“Hablé con sus amigos y no sé si fue casualidad pero en el boliche al que habían ido estaba el exnovio de la chica con la que está saliendo y que ahora está detenido”, contó a Télam Verónica Sánchez, madre de Leandro, quien acompaña a su hijo en el hospital.

Si bien dijo que su hijo se encuentra en coma farmacológico desde que ingresó al quirófano, él “sabe lo que le pasó, que le dispararon desde atrás”.

“Esto que le hicieron fue porque el fútbol es su fuerte. Él ama el fútbol”, sostuvo la mujer.

Por su parte, el acusado se encuentra a disposición del fiscal Penal, Contravencional y de Faltas 5 Miguel Ángel Kessler, quien lo imputó de “lesiones agravadas por alevosía y por el uso de arma de fuego”, delitos que prevén penas de 4 a 15 años de prisión, explicó a Télam un vocero judicial.

El agravante de “alevosía” implica que el fiscal considera que el sospechoso se valió del “estado de indefensión de la víctima”, lo que coincide con la apreciación de Sánchez y lo que se alcanzó a ver en las imágenes de las cámaras de seguridad que muestran un ataque por la espalda.

 

El caso

 

El hecho investigado ocurrió en la entrada del boliche Groove, ubicado en la avenida Santa Fe al 4300, a metros de Plaza Italia, en Palermo, adonde habían concurrido Décima junto a su novia de 32 años y un amigo del primero, de 33.

En momentos en que los tres conversaban en la vereda tras retirarse de dicho local bailable, otro hombre se acercó a pie tras descender de un auto que dejó estacionado con las balizas encendidas, y sin mediar palabra efectuó al menos cuatro disparos contra el grupo.

Luego, el agresor volvió a subir al mismo auto y escapó del lugar.

Según las fuentes, Décima resultó herido en sus piernas, con un tiro en cada uno de sus muslos, y a pesar de ello alcanzó a cubrirse arrojándose detrás de un Volkswagen Bora que salía del estacionamiento ubicado al lado del boliche, mientras que su novia salió ilesa.

El joven futbolista de clubes del ascenso argentino y de Italia quedó tendido en la vereda, donde más tarde los peritos encontraron dos vainas servidas calibre .40 y una bala sin disparar.

Mientras que los testigos indicaron que se escucharon al menos cuatro detonaciones de arma de fuego y que uno de los tiros también impactó en la casilla del estacionamiento del local bailable, donde en ese momento había un par de empleados, aunque también resultaron ilesos.

Poco después del tiroteo, Décima fue asistido por personal de una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que lo trasladó al Hospital Rivadavia.

En tanto, el otro hombre que estaba con la pareja recibió un balazo en la pierna izquierda con orificio de entrada y de salida, por lo que concurrió por sus propios medios al sanatorio Finochietto, situado en avenida Córdoba al 2600, donde fue atendido por los médicos. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario