Investigan denuncias por acoso en el Nacional Buenos Aires

La fiscal de Cámara especialista en violencia de género porteña Verónica Guagnino inició una investigación de oficio a raíz de las situaciones de acoso que fueron descriptas por alumnas egresadas del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Los involucrados en la denuncia de las egresadas se reunieron el lunes con el rector del colegio, Gustavo Zorzoli, y le solicitaron ser trasladados a otras dependencias de la Universidad de Buenos Aires, a la cual pertenece la escuela y que anunció que se hacía cargo del caso.

Los alcanzados directamente por la denuncia son el regente de estudios, el regente general, el regente del turno mañana y el subjefe del Departamento de Matemáticas.

“Recolecté toda la información e inicie un proceso de investigación porque es sabido que la violencia contra las mujeres tiene índices muy altos y a las víctimas por lo general les cuesta superar las limitaciones y realizar la denuncia”, manifestó Guagnino al explicar su intervención.

Durante una alocución pronunciada en el Aula Magna de la institución durante el acto de egreso las alumnas expusieron una serie de situaciones inapropiadas por las cuales acusaron a profesores, preceptores, y otras autoridades del establecimiento.

“El estado debe tener un papel proactivo, tiene que actuar proactivamente en tanto tome conocimiento de la existencia de un posible hecho de violencia contra la mujer”, manifestó Guagnino.

“Las víctimas deben ser escuchadas. Que la ciudadanía sepa que la justicia de la ciudad de Buenos Aires está para escuchar a las víctimas y para investigar lo que haya que investigar”, añadió en declaraciones al canal TN.

La fiscal destacó el impacto negativo que provoca en las víctimas la violencia de género y aseguró que existe una “naturalización de estas conductas”.

En su manifestación las alumnas egresadas señalaron también al rector del establecimiento, Gustavo Zorzoli, a quien le adjudicaron no haber escuchado reclamos formuladas en su momento.

“Las instituciones tienen protocolos de actuación, pero muchas veces sucede que este tipo de instrumentos, las herramientas legales y reglamentarias, también están impregnadas de una visión machista”, señaló Guagnino.

“A veces el reglamento está pero no se articula los mecanismos para que la víctima se sienta confortable para exponer su denuncia. Las instituciones no generan estos espacios donde las víctimas puedan acudir sin temor a represalias”, agregó.

Asimismo destacó que existe un conjunto de herramienta para sostener a las víctimas y que cualquier mujer, niña, o adolescente que encuentre conculcados sus derechos puede realizar la denuncia.

“La justicia de la ciudad también está a disposición de las víctimas para llevar adelante la investigación”, expresó la fiscal. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario