Juzgarán a los 17 integrantes del llamado “Clan Maldonado”

Los 17 integrantes del denominado “clan Maldonado” serán juzgados por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la intervención organizada de tres o más personas, informó el ministerio público fiscal santafesino.

El Juzgado Federal 1 de Santa Fe elevó la causa a juicio al responder al requerimiento de la fiscalía federal N°1 tras una investigación seguida a la banda, acusada de comercializar estupefacientes en las ciudades de Santa Fe y San Javier, al menos desde enero de 2017 hasta el 19 de agosto de ese año, y cuyo líder fue identificado como Héctor “Bam Bam” Maldonado.

La investigación se inició en enero del año pasado tras una denuncia anónima recibida en la Brigada Operativa Antinarcóticos I de la Dirección de Narcocriminalidad, dependiente de la policía de investigaciones de Santa Fe.

La llamada alertó que en un domicilio de la calle Estrada, entre Bolivia y Pedro Zenteno de la capital provincial residía una persona identificada como “Bam Bam”, y que enfrente de su casa vivía una mujer que comercializaba drogas de la organización mediante la modalidad de entrega pactada o bien bajo la forma delivery.

Las tareas de inteligencia incluyeron intercepciones telefónicas y registros fílmicos, e identificaron la intervención y el rol de cada uno de los imputados, estableciéndose que la organización también comercializaba drogas en la ciudad de San Javier, al norte de la capital provincial.

 

Estructura

 

La investigación estableció las diferentes estructuras jerárquicas de la banda, liderada por “Bam-Bam” y su pareja, y que inclusive algunos de los imputados impartían directivas al resto de la banda pese a estar detenidos.

A los siete meses de iniciada la pesquisa, se realizaron 17 allanamientos en la ciudad de Santa Fe y en San Javier, en los que se detuvo a los ahora acusados, que quedaron a disposición de la Justicia Federal y se secuestró cocaína, marihuana, y diversos elementos -como por ejemplo una importante cantidad de tubos eppendorf- utilizados para diversificar el material estupefaciente en pequeñas dosis.

En el domicilio habitado por los líderes de la banda se secuestró un cuaderno donde se encontraban consignadas diferentes operaciones de venta de material estupefaciente, especificándose quienes serían los deudores y en razón de qué monto.

La acusación de la fiscalía apuntó también a la situación patrimonial de los imputados, quienes tienen al menos dos domicilios y dos automóviles, sin que existan en la causa “constancias objetivas” que permitan justificar su patrimonio con las actividades que declararon ambos en sede judicial. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario