La izquierda dominó la marcha anti-G20, con escasa presencia del kirchnerismo

La izquierda dominó la marcha anti-G20, con escasa presencia del kirchnerismo

En el marco de un férreo operativo de seguridad que restringió los accesos al centro de la Capital Federal, la izquierda se adueñó del papel protagónico de una marcha crítica al G-20 que si bien fue relevante, no alcanzó el magnitud de otras movilizaciones de la oposición.

La manifestación se realizó en forma pacífica.

El Eco

Los movimientos sociales fueron actores de reparto, mientras que el kirchnerismo más duro brilló por su ausencia, según pudo constatar un cronista de NA.

Esta vez no se registraron escenas violentas con fuerzas de choque policiales dispersando a manifestantes, ni corridas o pedradas, pero la rigurosidad del operativo policial terminaron con un saldo de ocho detenidos producto de incidentes menores.

Las detenciones se produjeron al comienzo de la manifestación, antes de que comenzaran a desplazarse las columnas militantes a lo largo de la Avenida 9 de Julio.

Dos militantes del PTS, entre ellos el apoderado del partido, fueron arrestados por utilizar handie para comunicarse, denunciaron desde la fuerza trotskista.

En tanto, en la esquina de Avenida de Mayo y 9 de Julio un reducido grupo de manifestantes de organizaciones sociales prendió fuego a una bandera de Estados Unidos y una caja que representaba un producto de la empresa Mc Donalds.

Al llegar a la Plaza del Congreso, las más de 70 agrupaciones que integran la multisectorial llamada “Confluencia Fuera G20- FMI” leyeron un comunicado que despotricó contra el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional.

El documento fue leído por la integrantes de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas, quien estuvo rodeada por Alejandro Bodart (MST), Ignacio Levy (La Poderosa), Claudio Lozano (Unidad Popular), Juan Marino (Partido Piquetero) y Manuela Castañeira (Nuevo Mas), entre otros dirigentes.

Los partidos enrolados en el Frente de Izquierda se corrieron de esa foto y no firmaron el documento por considerar que los cuestionamientos debían extenderse también a los gobernadores del PJ.

A cambio del permiso para poder marchar por Avenida de Mayo, el Gobierno había exigido que los manifestantes marcharon con sus rostros descubiertos para no infundir sospechas sobre eventuales desmanes.

 

Un atrevido “body painting”

 

El MST no siguió al pie de la letra este compromiso y muchos de sus militantes desfilaron por las calles del centro porteño con la tradicional máscara “antisistema” de “Guy Fawkes” que popularizó la película “V de Venganza”.

Además, el partido de Bodart y Vilma Ripoll fue el que más color le puso a la protesta con una singular performance de “body painting” por parte de militantes mujeres con sus cuerpos pintados con las banderas de los países del G20.

También movilizaron el Nuevo Mas, el PTS, el Partido Obrero y Convergencia Socialista; la CTA Autónoma, Libres del Sur, Unidad Popular, Barrios de Pie, la CTEP, Corriente Clasista Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán.

Hubo gremios afines al kirchnerismo de la CTA de los Trabajadores, con el diputado de Unidad Ciudadana Hugo Yasky y el docente de Suteba Roberto Baradel a la cabeza, y también las agrupaciones del Frente Patria Grande que lidera Juan Grabois, pero el núcleo duro K (La Cámpora, Nuevo Encuentro, Kolina) no se dejó ver durante la jornada.

Consultado por NA, Lozano analizó que “se ha aprovechado el G20 para fortalecer el aparato represivo y militarizar nuestra democracia”.

Por su parte, el diputado nacional del PTS-Frente de Izquierda definió el operativo de las fuerzas de seguridad como un “estado de sitio” y lamentó que hayan detenido al apoderado de su partido de manera “absolutamente ilegal”. NA

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario