TENSIÓN EN EL CONGRESO

La oposición negó el quórum y Carrió no pudo asumir al frente de una bicameral

El Salón las Provincias del Senado fue el epicentro de un escándalo que tuvo como protagonista a la diputada de Cambiemos, propuesta para asumir la presidencia de la comisión bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público, pero se quedó sin cargo porque la oposición le negó el quóorum.

Elisa Carrió.

El Eco

En ese marco, el oficialismo advirtió sobre una maniobra orquestada en conjunto entre el bloque Justicialista, el Frente para la Victoria y el Frente Renovador para “vetar” a la líder de la Coalición Cívica, mientras que la propia Carrió habló de “proscripción”.

“Estamos en presencia de un veto inadmisible de quien iba a ser y va a ser presidenta de la comisión, que es la diputada Carrió”, enfatizó el presidente de la bancada de Cambiemos en la Cámara baja, Mario Negri.

“No queremos pensar que acá hay algún tipo de proscripción o de intento de veto. Si así fuera, respecto a la diputada Carrió, que es quien va a presidir la comisión, lo rechazamos. No hemos permitido nunca este tipo de conductas, esto no se condice con la democracia, es una actitud antidemocrática. Nunca existió antes un problema como éste, si esto se confirma, estamos frente a un veto inadmisible”, abundó el diputado de la UCR durante una conferencia de prensa en el Salón de las Provincias.

 

Reacción de Carrió

 

Luego fue el turno de Carrió, quien aseguró que “no necesita el cargo” de presidenta de la bicameral, ya que a su criterio tiene “el poder y la autoridad” suficiente “para ser fiscal de la Nación sin necesidad de ningún cargo”.

“Si es por la república, yo renuncio a la diputación también”, agregó la cofundadora de Cambiemos.

Luego de sugerir que de no mediar acuerdo podría ser integrante rasa de la comisión, la legisladora oficialista cargó contra Rodolfo Urtubey por supuestamente haberse complotado en el retaceo del quórum: “Qué raro Urtubey, porque lo conozco mucho al gobernador (en alusión a su hermano Juan Manuel Urtubey).

Para el oficialismo, se trató de una argucia del peronismo para debilitar a Carrió, ya que en cualquier caso, si querían imponer un presidente en la bicameral, tenían el número suficiente para hacerlo porque en la comisión son nueve votos de la oposición contra apenas siete de Cambiemos.

La oposición, en tanto, señaló que la decisión de vaciar la reunión constitutiva está directamente ligada a un incumplimiento explícito del oficialismo: alegó que de acuerdo al sistema de rotación de presidencias de comisión, este año le tocaba asumir en ese cargo a un senador, ya que durante 2017 la jefatura de la bicameral había estado en manos de la diputada massista Graciela Camaño.

En ese marco, Pichetto descartó haber “hecho un acuerdo con los otros bloques para que la presidencia de esta comisión quedara en cabeza de un diputado” y dijo que se “enteró por los diarios” que la elegida por el oficialismo era Carrió. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario