OPINION DE ECONOMISTAS

La presión impositiva empuja a las pymes a la informalidad

Economistas advirtieron que por la “presión impositiva” muchas pymes se ven obligadas a trabajar en la informalidad, por lo cual propusieron “poner un tope” a lo que tributan las empresas, en un intento por “blanquear” la economía.

Para el consultor pyme Vicente Lourenzo, la “terrible presión impositiva” a la que están sometidas las pequeñas y medianas empresas genera que muchas operen en la informalidad.

“Las pymes necesitan de algún canal marginal, porque es tanta la presión impositiva que tienen, que la única forma de mantener una rentabilidad que les permita sobrevivir es entrando en el mercado informal, y más en un momento como el actual, de caída de ventas”, explicó el exsecretario de Hacienda de CAME.

En declaraciones a la agencia NA, Lourenzo reconoció que “si hay una economía que te demanda un producto pero te dice ´dámelo sin factura´, uno, con tal de vender, accede”.

Por caso, comentó que “en la economía real, hay muchísimas micro y pequeñas empresas que trabajan 50 y 50: mitad con factura y mitad sin ella, viendo de que otra forma pueden sobrevivir a la caída del consumo y del mercado interno”.

“Por eso, creo que para la pyme, la economía en negro es una forma de sobrevivir. Pero con esto no quiero avalar a la economía de la calle, a aquel que vende trucho, a las saladitas”, aclaró.

Por su parte, el economista Fausto Spotorno propuso aplicar “un esquema de dos o tres impuestos, que sería ponerle un tope a lo que pagan las empresas, para salir así de la informalidad”.

En declaraciones radiales, Spotorno sostuvo que “hay cerca de cien impuestos en la Argentina. Por eso, si una empresa quisiera pagar todos, cumplir, siempre tendrá problemas. Es como si la AFIP casi te obliga a trabajar en negro”.

A su criterio, para reducir la presión impositiva, el Estado podría recurrir a un “gran monotributo, para todo el mundo”.

“El monotributo es un gran impuesto. Por eso habría que avanzar en un gran monotributo, que sea para todo el mundo y, de esta forma, blanquear la economía”, enfatizó.

Para Spotorno, “bajar impuestos le va a costar al Gobierno, atraer inversiones también. Entonces, creo que se puede avanzar en menos regulaciones”.

“Cuanto más se avance en reducir las regulaciones de la economía, más posibilidades habrá de que la actividad crezca”, evaluó.

El economista advirtió que “en la Argentina nunca logramos estar más abajo del 20 por ciento de economía en negro, si bien no hay hay estadísticas muy precisas”, y puntualizó que “el grueso de la informalidad está en las micropymes”.

También, señaló que en las pymes “hay mucha economía informal.

Por eso creo que ese sector necesita que se le garantice que pague los mismos impuestos que ahora, pero con un tope”.

De acuerdo con un informe periodístico, el monto total de la economía informal en la Argentina alcanza los 150 mil millones de dólares, casi un tercio del PBI.

De esa cifra, el 65 por ciento se concentra en solo tres sectores: construcción, comercio e inmobiliarias.

Otro sector con abultado nivel de informalidad es la actividad agropecuaria: se estima que la industria de la carne maneja unos 60 mil millones de pesos en el mercado informal, mientras la soja lo hace por otros 8.500 millones de pesos. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario