Las organizaciones sociales acamparon en la 9 de Julio

Tras la tensión con la Policía, militantes de organizaciones sociales mantuvieron por más de 17 horas su acampe sobre la avenida 9 de Julio para pedir al Gobierno un bono de fin de año para beneficiarios de programas sociales y planes de empleo.

Las agrupaciones Barrios de Pie y Polo Obrero iniciaron el acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social, a la altura de Avenida Belgrano, el último miércoles por la tarde, luego de varias horas de tensión debido un operativo de la Policía de la Ciudad que detuvo el avance de la movilización en Constitución.

El reclamo es un bono de cuatro mil pesos y mayor asistencia para comedores y merenderos, además de un aumento de los programas sociales que perciben para llevarlos a seis mil pesos mensuales, el cual “ya se cobró”, indicaron voceros de las agrupaciones a NA.

La convocatoria también incluyó entre las consignas el reclamo de “la apertura inmediata de los programas sociales y su universalización para terminar con los punteros”.

El acampe frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social que encabeza Carolina Stanley inició el miércoles cerca de las 15 y finalizó este jueves poco después de las 8, y tuvo la particularidad de que esta vez la 9 de Julio no fue totalmente bloqueada.

Silvia Saravia, de Barrios de Pie, señaló a NA que las agrupaciones decidieron ayer hacer “una suspensión de la medida para darles un par de días a las propuestas” que el Ministerio de Desarrollo Social les planteó “extraoficialmente”.

“Nos han dicho extraoficialmente que va a haber un bono de 4.000 pesos”, indicó Saravia, al tiempo que precisó que también esperan del Gobierno que establezcan “plazos” para asistir a comedores y merenderos.

 

Tensión y desmentida

 

El miércoles hubo un intento de impedir la manifestación cuando la Policía de la Ciudad frenó a la columna que había partido desde Constitución en el cruce de la calle Lima y la avenida Juan de Garay, mientras que otra, que se había concentrado en Obelisco, logró llegar frente al Ministerio de Desarrollo Social cerca de las 15.

Los militantes que se encontraban en Constitución decidieron entonces dividirse en grupos para llegar al lugar de la protesta en subte, lo que hizo que finalmente el acampe se concretara y se extendiera hasta este jueves.

Saravia consideró que “fue desproporcionado el operativo policial” y agregó: “Nosotros no queremos ir a un conflicto”.

“Difundieron mentiras, como que estábamos con palos y la cara tapada. Somos gente de trabajo, la mayoría de los que estábamos ahí estamos a cargo de un comedor, un merendero, un taller de oficios, no nos interesa tener una confrontación. Por eso lo que hicimos ante el despliegue policía fue ir en subte”, agregó.

La militante se refirió así a la explicación oficial de la Ciudad de Buenos Aires sobre el operativo montado en Constitución: al respecto, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, subrayó que la Ciudad “no” va a “permitir que encapuchados con palos corten totalmente la avenida 9 de Julio”.

“Había una manifestación de dos partes, una de ellas transitó perfectamente por la 9 de Julio por dos carriles, sin cortar. Después había otra parte de la manifestación que venía con palos, encapuchados y con material de acampe. A esa la detuvimos”, explicó Santilli en diálogo con Radio Mitre. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario