Más de un centenar de peatones por día sufre asaltos en Capital

Los robos a personas que caminan por la vía pública de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano ascienden a 120 en forma diaria, mientras los especialistas en seguridad advierten que se trata de una modalidad delictiva que no para de crecer.

Así lo marcan estadísticas de denuncias realizadas en el primer semestre del año en fiscalías porteñas y del conurbano, de acuerdo con un artículo publicado por Diario Popular.

Los asaltos a personas que caminan por las veredas de la zona metropolitana causan preocupación hora por la creciente utilización de violencia extrema contra las víctimas, que son atacadas de manera absolutamente imprevista y en estado de vulnerabilidad.

El excomisario de la Bonaerense y licenciado en Seguridad Pública Luis Vicat dijo que “se trata de una cifra que en criminología se denomina blanca, porque esos 120 hechos diarios en el Área Metropolitana se vinculan a expedientes judiciales. Pero hay un número igual y hasta del doble en cantidad de situaciones que componen la cifra negra, o robos no denunciados en sede policial o judicial”.

En la estadística difundida no ingresan los hechos perpetrados por motochorros en la calle contra autos, las entraderas o los robos cometidos en los medios de transporte.

“Se trata de los hechos registrados en las veredas, cuando las personas caminan al trabajo, sus casas, las escuelas o algún espacio de esparcimiento. Allí es donde están sucediendo estos hechos, cada vez con mayor utilización de la violencia para cometerlos”, señaló Vicat al mismo matutino.

El exjefe policial advirtió que “caminar por las veredas se volvió un acto peligroso para cualquiera de nosotros. Se trata del afuera, un concepto sobre lo externo a nuestros domicilios, a los que consideramos el primer santuario, ilusoria sensación de seguridad. Pero actualmente no hay espacio de seguridad plena, y los ciudadanos sabemos que ese afuera es cada vez más hostil”.

Vicat marcó que “alrededor del 65 por ciento de las víctimas son mujeres, y aquí se mantienen los estereotipos de los delincuentes sobre víctimas que en la previa del hecho se presentan como más accesibles por razones físicas, aunque se debe decir que hay una tendencia al emparejamiento”.

“Son hechos que no están planeados. No tienen inteligencia previa. Les pueden pasar a cualquiera. La cifra negra, con casos que no se han judicializado, son iguales o duplican a los números de los hechos formalmente denunciados”, advirtió. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario