Ordenaron la “inmediata” liberación de Boudou

Boudou abandonará la cárcel de Ezeiza en las próximas horas.

Agencia

La Cámara Federal porteña ordenó ayer la “inmediata” liberación del ex vicepresidente Amado Boudou, al confirmar su procesamiento -pero sin prisión preventiva- en la causa por rendición “trucha” de viáticos cuando era ministro de Economía.

Los camaristas Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia confirmaron el procesamiento a Boudou y a otros dos acusados, pero revocaron la prisión preventiva que el juez federal Ariel Lijo había dictado al ex vicepresidente, y lo excarcelaron, según el fallo al que accedió Télam

Con esta decisión, Boudou abandonará la cárcel de Ezeiza en las próximas horas, tras haber estado detenido desde el 3 de noviembre pasado por orden de Lijo.

Los dos camaristas estuvieron de acuerdo en excarcelar al ex vicepresidente, pero hubo disidencia en cuanto a si se le debía aplicar una caución juratoria o una tobillera electrónica para su control.

Por ello fue convocado un tercer juez, el camarista del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, quien arribó a los tribunales de Retiro a las 15 y, tras estudiar los votos, se sumó a la postura de Farah, a favor de aplicar la caución juratoria (Bruglia había propuesto controlar a Boudou con tobillera electrónica).

De esta forma, Boudou deberá concurrir a Tribunales cuando quede libre para notificarse y firmar el juramento de estar a derecho.

Los camaristas revocaron la preventiva por entender que el delito que se le imputa es excarcelable y el ex funcionario kirchnerista se presentó siempre en todas las causas que acumula en la Justicia.

Además, remarcaron que actualmente es sometido a juicio oral en la causa Ciccone, en la que Lijo lo procesó sin prisión preventiva, y ese debate se realiza “sin inconvenientes”.

También descartaron el argumento que justificó la prisión en base a “relaciones residuales o influencias fundadas en los cargos públicos que ocupó Boudou en el pasado”, explicaron fuentes judiciales.

Farah y Pociello Argerich, con desacuerdo de Bruglia, habían excarcelado ayer al ex funcionario kirchnerista en la causa por lavado de activos que lo llevó a prisión pero faltaba decidir sobre esta otra investigación en la que Lijo también lo procesó con preventiva.

Por ello los jueces se reunieron ayer y, tras revisar el fallo en la causa por rendición de viáticos falsos en viajes a Europa cuando Boudou era ministro, resolvieron confirmar el procesamiento, pero sin prisión preventiva.

También se confirmaron los procesamientos para otros dos acusados, Guido Forcieri y Eduardo “Cachi” Romano.

Lijo procesó a todos por un viaje de tres días realizado en febrero de 2011 a París, en el que hubo rendiciones falsas de facturas por 9.395 y 6943,23 euros del hotel Bel-Ami en esa ciudad francesa y por el pago a un traductor, Eduardo Kahanne, por 3.300 euros.

En su descargo, Boudou había asegurado que “jamás” había visto las facturas del hotel por las que se encuentra investigado y que tampoco se ocupaba de confeccionar su propia rendición de gastos en relación a los viajes que realizara como ministro de Economía y, luego, como vicepresidente.

Con la decisión del tribunal, la liberación de Boudou es inminente y se concretará desde la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, en avenida General Paz y Madariaga, una vez que se lo traslade allí desde la cárcel de Ezeiza.

Ese fue el procedimiento seguido anoche con el ya excarcelado José María Nuñez Carmona, quien recuperó la libertad al ser liberado en la misma causa que se sigue a Boudou por supuesto lavado de dinero.

El mes pasado, la defensa de Boudou había solicitado que fuera revocada su detención, o que se lo beneficiara con el arresto domiciliario, dado que no tiene condenas en su contra, va a ser padre y tiene un fuerte arraigo al país en el que vive.

 

“Jamás puse plata para comprar Ciccone”

Tras obtener la libertad, el empresario José María Núñez Carmona se presentó ayer ante el juez federal Ariel Lijo para ser notificado formalmente de la excarcelación en la causa por presunta asociación ilícita y lavado de dinero y confió en que ahora “va a quedar un poco más claro el panorama” en las investigaciones que aún enfrenta.

“Yo jamás compré Ciccone ni puse la plata para comprar Ciccone. Ahora, con la nueva declaración de Alejandro Vandenbroele, vamos a tener un poco mas claro en panorama en función de quien compro Ciccone”, sostuvo el socio del ex vicepresidente Amado Boudou ante la prensa.

En las puertas de los tribunales de Comodoro Py, Núñez Carmona remarcó que Vandenbroele, titular de The Old Fund, la empresa que adquirió las acciones de la imprenta, “volvió a decir que no conoce” a Boudou al declarar como “arrepentido” en la causa que se sigue contra el ex vicepresidente por la operación de compraventa de la firma.

Insistió además en que “es una mentira absoluta” que haya relación entre Boudou y Vandenbroele y señaló: “Yo soy el que lo conoce a Alejandro”.

“Tengo la mejor relación con él. Hasta el último día cuando lo estaban deteniendo me mandaba mensajes. Nunca tuve una discusión con él”, dijo ante la prensa.

Además, volvió a desestimar las declaraciones de la ex esposa de Vandebroele, Laura Muñoz, quien señaló al abogado como “testaferro” de Boudou, y al respecto agregó: “Laura Muñoz relacionó a, b y c. El que lo conoce a Alejandro soy yo.

Vandenbroele volvió a declarar que no lo conoce a Boudou”.

“Mi preocupación más grande tiene que ver con las prisiones preventivas, con las detenciones” que se registraron en los últimos meses, subrayó Núñez Carmona y, al respecto, agregó que por su parte puede “presentar toda la documentación” para “evacuar todos los requerimientos” de la Justicia.

El empresario también desestimó una investigación que enfrenta por haber inyectado fondos en empresas y señaló que blanqueó “inmuebles y cédulas hipotecarias” que están “a su nombre” desde hace unos 20 años.

Núñez Carmona se presentó en los tribunales junto a su abogado Matías Molinero para ser notificado en la mesa de entradas del Juzgado de la excarcelación que recibió este jueves junto al ex vicepresidente Boudou.

Por el momento, el empresario seguirá siendo investigado por un presunto blanqueo irregular de capitales que luego se inyectaron en empresas que tiene en común con el exvicepresidente y también por el caso de Ciccone Calcográfica.

Núñez Carmona dijo que en la cárcel estuvo “tranquilo esperando la excarcelación” y que vivió “con la misma rutina que tienen el resto de los reclusos”: señaló que allí tuvo contacto con Boudou, quien se encontraba en otro pabellón, pero con quien compartió actividades comunes.

“A (Carlos) Zannini lo veía a diario, era un recluso más del pabellón en nuestro”, indicó Núñez Carmona, quien también señaló que en el penal de Ezeiza vio al exfuncionario Carlos Kirchner, primo del ex Presidente de la Nación.

Reveló además que había partidos de fútbol y que “Zannini jugaba mucho mejor” que él: “Están todos muy bien de ánimo, están activos, saludan, interactúan. Tenés que vivir en el día a día.

Tenés que ponerle ánimo y salir adelante buscando actividad”, dijo además sobre la vida cotidiana en la cárcel.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario