Paro y movilización de estatales junto a los movimientos sociales

Diversas agrupaciones marcharon a Plaza de Mayo.

Agencia

Además, parte de estas agrupaciones realizaron cortes parciales en los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires, para reclamar por la sanción de la Emergencia alimentaria.
Los manifestantes de los diferentes sectores comenzaron a juntarse cerca del mediodía sobre la Avenida 9 de Julio para luego movilizarse hacia la emblemática plaza situada frente a la Casa Rosada, donde por la tarde realizaron el acto central.
Con el lema “Unidad contra el ajuste y los despidos”, la protesta incluyó a militantes del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), de Barrios de Pie y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, entre otros.
Durante el paro y movilización convocado originalmente por ATE, que lidera Hugo “Cachorro” Godoy, se pidió por la reincorporación de los empleados que fueron echados del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), de Río Turbio, de Radio Nacional y del Hospital Posadas, entre otros.
“La política que aplica (el presidente Mauricio) Macri es de barbarie, es cierre y vaciamiento de organismos del estado, destrucción de la organización sindical y despidos para generar subordinación de los trabajadores”, cuestionó el dirigente durante la jornada.
En declaraciones televisivas, Godoy consideró además que “el gobierno nacional es un generador permanente de pobreza” porque “todos los días se cierran fábricas, ingenios, entes de control o producción para que esos servicios los brinden empresas privadas”.
Por otra parte, el secretario general de ATE ratificó que no van a participar de la movilización convocada por el líder de Camioneros, Hugo Moyano, para el próximo 21 de este mes al señalar que la medida se anunció “por la paritaria de ese sindicato” y resaltó que su espacio “no tiene empresas para defender”.
“Hubo quienes convocaron a un paro el año pasado y después firmaron el proyecto de reforma laboral. Unirse a la lucha significa tener claro los objetivos y eso requiere un diálogo franco, sin llevar de las narices a nadie”, agregó.
A su turno, los delegados de ATE en el INTI resaltaron que van “21 días de acampe” en la sede de la entidad para exigir la reincorporación de los empleados que fueron despedidos de la Institución y destacaron que la medida “marcó un camino de lucha, compañerismo y solidaridad”.

Más adhesiones

A la marcha se sumaron afiliados de gremios de la CTA Autónoma como Conadu Histórica, Fesprosa, la Federación Azucarera Regional, y el sindicato del Neumático (SUTNA) y también concluirán allí los movimientos sociales.
También participaron delegados de la Comisión Nacional de Energía Atómica (Conea), del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar) y de la Federación Azucarera Regional.
Por otra parte, la protesta incluyó también cortes parciales en distintos puntos de la Ciudad en reclamo de la Emergencia Alimentaria, entre otros pedidos.
Por la mañana, una columna integrada por miembros de Barrios de Pie y del Frente Popular Darío Santillán realizó un piquete en el cruce de las avenidas Corrientes y Callao.
Junto a la CTEP y a la CCC, esas organizaciones que nuclean a trabajadores informales marcharon hacia los principales accesos a la Capital Federal, donde instalaron ollas populares para exigir que se implemente el tramo 2018 de la emergencia social, a la vez que se destine el 25 por ciento del presupuesto de la obra pública de la provincia de Buenos Aires a cooperativas.
“Reclamamos que se implemente la Ley de Emergencia Social y que Vidal genere puestos de empleo en las obras que se están proyectando con los fondos que va a recibir”, explicó en declaraciones radiales Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie.
Los manifestantes comenzaron a dispersarse pasadas las 15:30, luego de una jornada en la hablaron un total de 19 referentes de los diferentes movimientos que participaron de la marcha. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario