Plomero asesinado

Un plomero de 45 años fue asesinado de un balazo delante de la hija por dos delincuentes que entraron a su casa tras sortear una reja, en la localidad bonaerense de San Martín.

El crimen fue cometido el martes a la noche en una vivienda situada en San Felipe y Los Jazmines, de esa zona del noroeste del Gran Buenos Aires, y tuvo como víctima a Pablo Retamar.

Retamar salió a la puerta de su casa y forcejeó con dos jóvenes ladrones que habían entrado a su casa y delante de su hija, de unos 20 años, recibió un disparo en el pecho, por lo que resultó gravemente herido.

Mientras los asaltantes escaparon, el herido fue llevado al Hospital Bocalandro, donde se produjo su muerte poco después.

Según trascendió en forma extraoficial, la Policía buscaba a dos adolescentes de 15 y 17 años como presuntos autores del homicidio.

El crimen causó conmoción en el vecindario, donde Retamar era un vecino muy apreciado.

Según indicó Ricardo Maldonado, quien vive cerca del lugar, “Pablo era una persona de bien, con convicciones tremendas y excelentes valores personales. Estaba continuamente con una sonrisa en su rostro, tenía una fuerza física y espiritual impresionante”.

El Municipio de San Martín se puso en contacto con la familia de la víctima para ofrecer su solidaridad.

“Estuvimos con el Programa de Asistencia a las Víctimas, con un equipo hay psicólogas y asistentes sociales. También asistimos con abogados a la familia, y nos vamos a ocupar del sepelio”, expresaron voceros de la comuna. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario