Presos de Magdalena subían fotos a Facebook a través sus celulares

Uno de los sancionados es el asesino que transportó un cadáver más de 500 kilómetros hasta arrojarlo en la laguna de Chascomús.

Ángel Oscar “El Colorado” Marcos fue detenido en agosto pasado. Foto NA zzzz

El Eco

Presos de un pabellón de la Unidad 28 de Magdalena tenían teléfonos celulares en sus celdas y los usaban para comunicarse con sus familiares y subir fotos a sus perfiles de Facebook, lo que generó una requisa sorpresa llevada a cabo por guardiacárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Fuentes del penal revelaron a NA que uno de los reclusos a los que se le incautó el teléfono y otros objetos electrónicos es Ángel Oscar “El Colorado” Marcos, quien permanece detenido a la espera del juicio por asesinar a Carlos Alberto Peralta y conducir más de 500 kilómetros su camioneta Volkswagen Amarok con el cadáver atrás para luego arrojarlo en la laguna de Chascomús.

Marcos, hijo del dueño de una marca de galletitas de la localidad bonaerense de San Justo, en el partido de La Matanza, mató a Peralta por un conflicto amoroso en La Tablada, del mismo distrito. La víctima era vecina y trabajaba para Marcos.

Una requisa sorpresiva en el Pabellón 10 del Sector B de la Unidad 28 de Magdalena del SPB permitió secuestrar teléfonos celulares y otros objetos electrónicos que están prohibidos en las celdas, por lo que se abrió una investigación para determinar si hubo responsabilidad de los guardiacárceles en el ingreso de los objetos o si los entraron los abogados de los reclusos, ya que ellos no pueden ser requisados cuando llegan a las cárceles.

Al “Colorado” Marcos, de 39 años, se le secuestró un teléfono celular y dos baterías en óptimo estado que tenía escondidos debajo del colchón.

Con ese aparato, este sujeto hablaba con sus familiares vía WhatsApp o mediante alguna llamada a escondidas, al tiempo que subía fotos y publicaba frases o imágenes en su cuenta de Facebook.

Asimismo, hubo otros tres presos a los que se les secuestraron elementos similares: a uno le encontraron un celular, una batería y un cargador, a otro el mismo aparato y una batería y al restante un elemento punzante de 13 centímetros de longitud.

 

Sanciones

 

Los reclusos fueron sancionados porque está prohibido tener aparatos electrónicos dentro de un penal, pero el último de ellos fue aislado en otro pabellón por tener el objeto punzocortante en su celda.

Marcos asesinó en julio del año pasado a Peralta de dos escopetazos en la localidad bonaerense de Tablada, lo puso en la parte trasera de su camioneta, lo ató con alambres y arriba puso ladrillos y cemento para ocultarlo.

Desde allí se fue hasta San Clemente del Tuyú, donde obreros realizaban una construcción que era de su familia y les ofreció 50 mil pesos para que se deshicieran del cuerpo de Peralta.

Sin embargo, como los peones se negaron, el asesino se subió al rodado y continuó viaje hasta la laguna de Chascomús -completó más de 500 kilómetros manejando- y arrojó el cadáver, que fue hallado enseguida y en un principio se pensó que era del titular de la UOCRA de Lomas de Zamora, Walter “Lobo” Leguizamón, quien estaba desaparecido desde hacía unas semanas.

Posteriormente, al identificar el cuerpo e iniciar una investigación se determinó, allanamiento de por medio y el hallazgo de pertenencias de Peralta en la camioneta, que Marcos era el responsable del crimen.

Incluso declararon los albañiles y contaron que el hijo del empresario galletitero les había ofrecido 50 mil pesos para deshacerse del cuerpo.

Marcos fue procesado por el crimen del camionero y luego de una serie de reveses judiciales espera detenido en la Unidad 28 de Magdalena la elevación a juicio de la causa. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario