Quemaron la cocaína incautada el operativo “Banderas Blancas”

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguró que “la incineración es el paso final" y constituye "una victoria" en la lucha para eliminar la droga.

El ministro Ritondo supervisó la quema de la cocaína.

El Eco

Lo dijo al supervisar en Olavarría la quema pública de más de 370 kilos de cocaína secuestrados por la policía en el operativo “Banderas Blancas” realizado en la localidad de Las Flores.

“Desde el inicio de nuestra gestión nos propusimos luchar contra el narcotráfico en cada rincón de la provincia”, aseguró Ritondo durante la incineración en un predio ubicado en Ruta Nacional 226 número 302 de ese distrito bonaerense

El funcionario agregó que la pelea “es constante y esta quema es el resultado de una nueva batalla ganada gracias al trabajo profesional de los efectivos policiales”.

El ministro, acompañado por el jefe de la Policía, comisario general Fabián Perroni, destacó “la entereza y el compromiso de los efectivos que estuvieron a cargo del procedimiento” -ascendidos en la escala jerárquica de la fuerza-, y detalló que ya se quemaron “alrededor de 26 toneladas de droga”.

“Esto reafirma nuestra misión y nos da certezas de que vamos por el buen camino”, remarcó.

“Cada quema de droga representa una victoria más en el compromiso que asumimos hace ya casi tres años: liberar a la Provincia de este flagelo que arruina la vida de tantas personas”, añadió Ritondo.

Del acto participaron ciudadanos que se inscribieron a través de una convocatoria realizada por redes sociales del ministro, y también estuvieron presentes el fiscal general de Azul, Marcelo Sobrino; el intendente local, Ezequiel Galli; el de Las Flores, Ramón Canosa y funcionarios del Ministerio de Seguridad.

La droga incinerada fue secuestrada luego de un operativo realizado por oficiales del Comando de Patrullas Rural de Las Flores en colaboración con el Destacamento de Rosas.

La operación conocida como “Banderas Blancas” permitió desbaratar una banda de narcotraficantes y secuestrar 370 kilos de cocaína distribuidos en bultos que estaban en una camioneta dentro de un galpón, así como también diez mil pesos y mil dólares en efectivo.

En el marco de esta causa, la policía detuvo a tres sospechosos -dos argentinos y uno de nacionalidad boliviana-, luego de una persecución por el medio del campo.

Según la investigación, la droga venía de Bolivia y tenía el sello de un reloj típico de los carteles que marcan los panes como código de tráfico.

El nombre del operativo se debe a la bandera blanca hallada en el vehículo, la cual era utilizada como modalidad de identificación del mismo para que una avioneta arroje la droga desde el aire sin necesidad de aterrizar. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario