Rosenkrantz inició su gestión como presidente de la Corte Suprema

El juez de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz estrenó ayer la presidencia del Tribunal, cargo en el que se quedará hasta 2021, con las resoluciones sobre el pago de Ganancias de los empleados judiciales y la última reforma jubilatoria como próximos desafíos de su gestión.

Luego de la votación que semanas atrás lo definió como nuevo presidente, Rosenkrantz reemplazó formalmente este lunes a Ricardo Lorenzetti, quien ocupó por once años la titularidad del máximo tribunal del país con un alto perfil mediático.

La nueva distribución de cargos se estrenará mañana en la clásica reunión de acordada de los martes: Rosenkrantz presidente, Elena Highton vicepresidenta, y Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti como vocales.

El flamante titular de la Corte, que buscará darle una impronta menos política y más jurídica al tribunal, tiene varios temas de relevancia pendientes de resolver.

Uno de ellos es sobre la continuidad de la exención del pago del impuesto a las Ganancias que tienen los empleados del Poder Judicial.

La Corte debe expedirse ante la apelación que hizo el Poder Ejecutivo a un fallo que hizo lugar a una medida cautelar interpuesta por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, para frenar el tributo hasta tanto no se defina la constitucionalidad de la Ley 27.346.

El beneficio de no pagar Ganancias es un punto que genera controversia y hasta el momento la Corte Suprema no había sentado postura.

En tanto, el Tribunal también tiene pendiente determinar si los jubilados que cobran los haberes más altos deben tributar Ganancias, ya que la Anses apeló un fallo que había determinado que ese tributo era inconstitucional en el caso de las jubilaciones.

Rosenkrantz ingresó a la Corte Suprema el 22 de agosto de 2016, tras ser propuesto por Macri, que intentó designarlo junto a Rosatti por decreto pero debido al rechazo unánime de la oposición, finalmente cumplió con el procedimiento legal de enviar su propuesta al Senado, donde ambos fueron avalados.

El electo presidente de la Corte tiene 59 años, es un abogado recibido con honores en la UBA, con un magíster y un doctorado en Derecho de la Universidad de Yale, que al entrar al alto tribunal se convirtió en el primer ministro de la Corte Suprema de origen judío de la historia argentina. (NA)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario