CASO LUCIA PEREZ

Un forense se desdijo y favoreció a un acusado por el homicidio

Un técnico que participó de la autopsia de la adolescente Lucía Pérez, asesinada en Mar del Plata en 2016, aseguró que no podía afirmar que el cuerpo de la joven hubiera sido lavado, algo totalmente opuesto a lo que había manifestado en su primera declaración.

En la cuarta jornada del juicio oral por el femicidio, fue interrogado el técnico eviscerador de la Policía Jose Badami, quien vacilaba cada vez que debía responder alguna de las preguntas de las partes.

“No puedo afirmar que el cuerpo de la adolescente haya sido lavado”, afirmó en un tramo de su testimonio, mientras que en su declaración ante la fiscal en la etapa de instrucción de la causa había afirmado que el cadáver “no olía a nada”.

Ante la insistencia de los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal 1, Pablo Viñas, Aldo Carnevale y Facundo Gómez Urso, agregó: “Ahora recuerdo que durante la operación usé barbijo, por eso no podía oler nada”.

En este juicio oral y público, los imputados son Matías Farías (25), Juan Offidani (43) y Alejandro Maciel (63), los dos primeros imputados por “abuso sexual agravado por el suministro de estupefacientes seguido de muerte en concurso ideal con femicidio, en tanto que al tercero se lo acusa de “encubrimiento”.

 

Argumento defensista

 

Según las fuentes consultadas, la declaración de ayer será utilizada por la doctora Laura Solari, defensora oficial de los tres imputados, para desacreditar la acusación que pesa sobre Maciel, a quien justamente se le atribuye haber lavado el cadáver para borrar todo tipo de rastros.

Tras un cuarto intermedio que duró unos 40 minutos, ingresó en la sala de audiencias el policía Oscar Boca, quien fue el primer efectivo que vio a Farías en el hall de la sala de salud municipal de Playa Serena, adonde fue llevada Lucia por los tres hombres.

El policía relató que “Farías colaboró en todo momento” con cada uno de los pedidos que le hicieron y les entregó el celular de Lucía.

“El joven farrias nos indicó dónde vivían las personas que habían llegado con él y en qué domicilio había estado con la adolescente hasta que se descompensó”, relató.

El juicio oral y público continuará el próximo lunes a partir de las 9, en cuya audiencia desfilarán los médicos que realizaron la autopsia.

Si bien cada profesional será interrogado por separado, luego se analiza que se lleve a cabo un “ateneo”, donde estarán todos juntos.

De acuerdo con la hipótesis de la fiscalía, apoyada por la familia Pérez, Lucía conoció a Farías y Offidani un día antes de su muerte, el 7 de octubre de 2016, cuando ellos se acercaron a través de una amiga de la Escuela Media 3 local para venderle un cigarrillo de marihuana.

Tras un contacto telefónico, en horas de la mañana Farías y Offidani pasaron a buscar a Lucía por su casa y se fueron hacia la vivienda del primero, en Racedo al 4500, del barrio Alfar, donde habría sido drogada y violada hasta la muerte. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario