Un hombre fue detenido con 22 kilos de marihuana en el auto

Los ladrillos pesaban 22 kilos.

El Eco

Un joven de nacionalidad paraguaya fue detenido al ser sorprendido con 22 kilos de marihuana en el asiento trasero de su auto en el barrio porteño de Barracas.

En tanto, en el domicilio del detenido, en el partido bonaerense de Moreno, se secuestraron un arma de fuego y una importante cantidad de municiones.

El procedimiento fue llevado a cabo en las últimas horas por efectivos de la Policía de la Ciudad en inmediaciones del asentamiento conocido como “Barrio Zavaleta”, en esa zona del sur de la Ciudad, informaron fuentes de la fuerza.

Al operativo lo realizaron policías de la Superintendencia de Investigaciones de la fuerza cuando circulaban en un móvil por la avenida Iriarte y al doblar en Gonçalves Días advirtieron que un joven miraba insistentemente hacia el interior de las casas que allí se encontraban.

Al advertir la presencia policial, el sospechoso emprendió apresurado la marcha por Gonçalves Días en dirección a California, pero fue interceptado por los policías, que lo identificaron como un ciudadano paraguayo de 29 años.

Cuando se le realizó una requisa, al joven se le encontró entre sus pertenencias la suma de 10.225 pesos, la llave de un automóvil Volkswagen y una cédula verde correspondiente a un Renault 9.

Luego se comprobó que la llave era de un Volkswagen Gol estacionado a escasos metros, y en su interior fueron encontrados y secuestrados 22 ladrillos de marihuana compactada, de un kilo cada uno, dentro de dos mochilas ubicadas sobre el asiento trasero.

El juez federal 2, Sebastián Ramos, dispuso la detención del joven en calidad de incomunicado, y el allanamiento de su domicilio, en el partido bonaerense de Moreno.

Una vez que los policías arribaron al lugar, se encontraron con un predio usurpado con varias construcciones sin enumerar.

Sin embargo, pudieron ubicar el Renault 9 estacionado en la entrada de su casa y comprobaron que el auto coincidía con la cédula incautada al detenido.

Los policías llamaron a la puerta de la casa y comprobaron que en el lugar se encontraban la mujer y los hijos del joven arrestado.

Inmediatamente se realizó una requisa en la vivienda, en el marco de la cual se encontró bajo la cama matrimonial una pistola calibre 22 con la numeración limada.

Además, se halló en un ropero una caja con 40 balas del mismo calibre, documentación personal del acusado y los papeles del Gol en el que fue encontrada la droga.

Tras la acumulación de pruebas en su contra, se decidió el traslado del detenido a la Unidad Penal 29, situada en la avenida Comodoro Py, de la Capital Federal. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario