Un jefe policial antidrogas vivía en la casa de un presunto narco

Un jefe policial antidrogas de Santa Fe fue separado de su cargo luego de que en un allanamiento por un crimen mafioso fuera encontrado en la vivienda de un barrio privado que pertenece a un condenado por robo de autos y presunto narco, informó el Ministerio de Seguridad provincial.

Si bien no existe imputación formal contra el subjefe de la brigada antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Rosario (PDI), Javier M., la cartera de Seguridad decidió pasarlo a disponibilidad.

Los fiscales rosarinos Matías Edery y Luis Schiappa Pietra ordenaron 14 allanamientos –la mayoría en barrios privados y zonas exclusivas de Rosario y Funes- en búsqueda de información y elementos de prueba para dilucidar el crimen de Lucio Maldonado (36), un prestamista asesinado a balazos el 13 de noviembre último.

El cuerpo de Maldonado, maniatado y con disparos en el cuerpo y la cabeza, apareció en las afueras de Rosario junto a un cartel de cartón que decía: “Con la mafia no se jode”.

Durante los procedimientos, los efectivos de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) de Santa Fe se encontraron con el subcomisario al allanar un departamento ubicado en el barrio privado “Condominios del Alto”.

Según los investigadores, ese inmueble y otros de los allanados están vinculados a Esteban Lindor Alvarado, un hombre condenado por robo de autos en el conurbano bonaerense en la causa conocida como “La banda de los rosarinos”.

Fuentes oficiales de Santa Fe dijeron a Télam que “aunque todavía no esté probado, Alvarado es un narco, un tipo pesado”.

Los pesquisas vinculan a ese hombre con el crimen mafioso del prestamista Maldonado, por lo que la Fiscalía ordenó allanar una casaquinta, en la que encontraron “pago de servicios y expensas” de otros inmuebles que fueron los requisados anoche.

“El policía no estaba siendo investigado, las TOE salen a buscar domicilios que figuran como que son de Alvarado, por la muerte de un prestamista mafioso”, dijo a esta agencia una fuente del caso.

“Cuando hacen los allanamientos en un domicilio encuentran al policía. Aparentemente vive ahí”, continuó la fuente.

Según explicó en rueda de prensa el fiscal Edery, el subcomisario de la PDI tenía una escritura del inmueble y manifestó que se la había comprado “a otra persona, que era el titular anterior”, aunque no precisó si se trataba de Alvarado.

El jefe de “La banda de los rosarinos” es investigado como presunto instigador del crimen del prestamista Maldonado, por el que hasta ahora no hay detenidos ni imputados. (Télam)

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario