Una multitud se reunió frente al Obelisco en rechazo al proyecto de legalización del aborto

Evangelistas y agrupaciones “provida” que se oponen a la sanción de la ley de interrupción voluntaria del embarazo se concentraron ayer por la tarde en el Obelisco. En la recta final al tratamiento en el Senado, insistieron con el mensaje de “salvemos las dos vidas”.

El Eco

Una multitud de personas convocadas por iglesias evangélicas y agrupaciones denominadas “provida” se manifestó ayer frente al Obelisco para rechazar la legalización del aborto, a la que calificaron como una “práctica criminal” al tiempo que advirtieron que “no apoyarán a ningún candidato que promueva, adhiera o legalice el aborto en el país”.

Bajo la consigna “Salvemos las dos vidas”, la movilización fue convocada por la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas (Aciera) y las agrupaciones Jucum y Más Vida, en la recta final hacia la votación del proyecto de legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en el Senado, el próximo 8 de agosto.

El comunicado de la convocatoria señaló que considera que el aborto no es una “política de salud”, sino una “práctica criminal y de tortura a un niño por nacer”, al tiempo que sentó la postura política de las iglesias evangélicas, que advirtieron que “no apoyarán a ningún candidato que promueva, adhiera o legalice el aborto en el país”.

 

Función de “contener”

 

El presidente de Aciera, Rubén Proietti, sostuvo que “todo el mundo habla de aborto” pero “los pastores evangélicos son los que tienen que tratar con la mujer que no quiere el embarazo y después con la que ha abortado” y agregó: “Nadie habla de lo que es el síndrome post aborto”.

En declaraciones al canal TN, Proietti afirmó que la función de las iglesias evangélicas es “contener” a la mujer con un embarazo no deseado y “mostrarle el valor de la vida y darle todo el apoyo”, al tiempo que contó que “varias iglesias tienen un sistema de atención al embarazo no deseado, todo con dinero propio de las iglesias, acá no hay ninguna asistencia social”.

 

“No cuenten con nuestro apoyo”

 

Por su parte, el pastor evangélico Osvaldo Carnival, uno de los organizadores de la marcha, remarcó en declaraciones a la prensa uno de los párrafos centrales del comunicado de convocatoria, al advertir: “A los políticos les decimos que si promueven leyes abortistas, no cuenten con nuestro apoyo”.

“Acompañamos a la mamá que está en una crisis, pero entendemos que hay una vida por nacer, que tiene un derecho, que esa voz no es oída y necesitamos hacerla oír para poder defenderla”, agregó Carnival, quien se refirió a la concurrencia que tuvo la movilización y destacó que “cada uno paga su propio boleto, acá no está el pancho y la Coca Cola”.

 

La movilización

 

De la movilización participó también la senadora fueguina Miriam Boyadjian, quien afirmó de cara a la votación del próximo miércoles que los “casi 140 expositores” que pasaron por el Senado “hicieron que a esta altura no haya nadie sin definirse”.

También concurrió a la marcha la diputada nacional Cornelia Schmidt- Liermann y el intendente del partido bonaerense de Merlos, Gustavo Menéndez.

La concurrida manifestación se desarrolló a lo largo de la avenida 9 de Julio y las calles Cerrito y Carlos Pellegrini, desde su cruce con Avenida Corrientes hasta la calle Alsina.

Según informaron los organizadores del acto, muchos de los manifestantes llegaron hasta el microcentro de la Ciudad de Buenos Aires desde el conurbano bonaerense a bordo de unos mil micros, mientras que desde el interior del país llegaron otros 500. (NA)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario