Weinberg de Roca rendirá examen en el Senado para la Procuración

La candidata del presidente Mauricio Macri para asumir al frente de la Procuración General de la Nación, Inés Weinberg de Roca, se presentará hoy ante el Senado para defender su pliego.

Inés Weinberg de Roca.

El Eco

Enfrentará objeciones por parte de representantes opositores que se harán eco de las impugnaciones formuladas por organismos de Derechos Humanos.

Weinberg de Roca, postulante oficial para ocupar el cargo que dejó Alejandra Gils Carbó como jefa de los fiscales, concurrirá a la Comisión de Acuerdos de la Cámara alta, que se reunirá a las 14 en el Salón Illia.

En alerta por declaraciones de Weinberg de Roca sobre la dictadura que datan de 2008, organismos de Derechos Humanos le reclamaron a los senadores mediante una carta que interpelen a la postulante del Gobierno.

La carta está firmada, entre otras entidades, por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, HIJOS, Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre.

Estos organismos consideran que Weinberg no tiene idoneidad para desempeñar el cargo a raíz de expresiones que, según dicen, ponen en duda su “compromiso” con los Derechos Humanos y con el enjuiciamiento de represores de la última dictadura.

Los organismos ponen como evidencia una entrevista que la magistrada brindó el 28 de octubre del 2008 al colectivo “Voices from the Rwanda Tribunal”, con motivo de su participación como integrante en el Tribunal Penal Internacional para ese país.

Allí, Weinberg comparaba el proceso judicial vinculado al genocidio de la nación africana con el proceso de Memoria, Verdad y Justicia llevado adelante en la Argentina respecto de los crímenes de lesa humanidad.

“Tengo el sentimiento de que es justicia de un solo lado; no tan diferente de la justicia en mi país, pero en Argentina también hubo justicia de un solo lado, y eso no está bien”, señaló Weinberg en esa oportunidad, según la impugnación de Abuelas de Plaza de Mayo.

 

Otros cuestionamientos

 

La jueza también recibió impugnaciones del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y por el diputado del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade, quien la cuestionó por no haber declarado ante el Consejo de la Magistratura la remuneración que percibía por integrar el Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas.

La aprobación del pliego no está garantizada, ya que para ser formalmente designada al frente del Ministerio Público Fiscal, Weinberg de Roca deberá contar con el apoyo de los dos tercios de los senadores presentes el día de la sesión, un número al que Cambiemos no puede llegar por sí solo.

“Nosotros vamos a ir a escucharla, no hay nada definido todavía”, señaló a NA un operador del bloque justicialista, cuyos votos son necesarios para que el oficialismo consiga tener un dictamen favorable de la comisión y más aún para la votación definitiva.

La audiencia pública de este martes será un paso fundamental en ese camino, dado que allí los senadores le realizarán preguntas y evaluarán también las objeciones que su pliego recibió hasta el momento.

 

Defensa del Gobierno

 

El ministro de Justicia, Germán Garavano, defendió la postulación de Weinberg de Roca, a quien definió como “una candidata con reconocidos antecedentes en la materia”.

“Esperamos que la audiencia se pueda conducir con normalidad y se habilite el pliego para su tratamiento. Es un proceso que tiene sus tiempos institucionales y se requiere una mayoría agravada de sus miembros presentes y confiamos que antes de fin de año debería estar resuelto favorablemente”, indicó el funcionario.

La Procuración General de la Nación se encuentra actualmente a cargo de Eduardo Casal, quien asumió de manera interina el pasado 22 de noviembre, cuando Gils Carbó tomó licencia tras la contundente victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas, aunque el 31 de diciembre la funcionaria hizo efectiva la renuncia.

La Casa Rosada había batallado durante casi dos años para lograr que la ex jefa de los fiscales diera un pasado al costado y abandonara el cargo, acusándola por su cercanía al kirchnerismo, pero al lograrlo no mostró apuro por definir el nombre del sucesor.

Weinberg de Roca es una jurista especializada en derecho internacional, que ahora es presidenta del Superior Tribunal de Justicia porteño: anteriormente se había destacado en el ámbito internacional al integrar el Tribunal Penal Internacional para Ruanda, la Sala de Apelación del Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia y también había logrado ser ungida como la primera presidenta del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas en 2009. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario