Zaffaroni dijo que “no es un golpista”, pero reiteró que el Gobierno “puede irse antes”

Eugenio Zaffaroni y Germán Garavano protagonizaron nuevos cruces.

Agencia

En tanto, el juez federal Ariel Lijo solicitó los audios de las declaraciones que el jurista formuló a Radio Caput, en enero último, en el marco de una causa por “apología del delito”, cuando Zaffaroni dijo que deseaba que el gobierno de Macri se fuera lo antes posible.
“No soy golpista en lo absoluto y es imposible que hoy en Argentina producir un golpe de Estado. Tampoco ninguna fuerza política ni social con capacidad de desestabilizar al Gobierno”, sostuvo Eugenio Zaffaroni en diálogo con FM FutuRock.
“Cuando digo que se vayan lo antes posible, hablo en un sentido constitucional. Si llegan al 2019 mucho mejor, y que se vayan como resultado de una elección, pero advierto que puede haber un accidente violento y se pueden ir antes”, señaló el jurista.
Zaffaroni remarcó que no va renunciar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tal como le reclamaron desde el oficialismo.
“No voy a renunciar a la Corte Interamericana. ¿Qué es esto, Venezuela?”, inquirió Zaffaroni en la nota concedida a FM FutuRock, en las que cuestionó el reclamo del oficialismo y se preguntó: “¿Por qué tendría que renunciar?”.
Zaffaroni sugirió que piden su cargo ya que realiza “una crítica al Gobierno” y agregó: “Estoy advirtiendo que se puede producir una situación de violencia, y que hagan algo para evitarla”.
El juez federal Lijo solicitó ayer a la mañana a Radio Caput que le entregue el audio de la entrevista a Zaffaroni, en la que el ex juez de la Corte Suprema pidió que el presidente Mauricio Macri se fuera “lo antes posible”.
En un oficio dirigido a los directivos de Radio Caput, Lijo pidió que la emisora aporte “con carácter de urgente el registro de audio de la entrevista celebrada con el doctor Eugenio Raúl Zaffaroni el día 18 de enero del año en curso, la cual se titula ‘Cuidado con el colapso final: los muertos siempre los ponemos nosotros'”.
El magistrado formuló la orden en el marco de una denuncia formulada por el abogado Santiago Dupuy de Lome, el 22 de enero, por apología del crimen contra el exjuez de la Corte Suprema.
Fuentes judiciales informaron a Télam que cuando el audio llegue a los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, le será enviado “en vista” al fiscal Ramiro González para que se expida sobre si hay elementos o no para impulsar la denuncia contra el ex juez de la Corte e investigarlo por “apología del crimen”.

Pedido renovado

Por su parte, el ministro de Justicia, Germán Garavano, reiteró su rechazo a las consideraciones vertidas por Zaffaroni, al considerar que lo hace con una “finalidad política partidaria”, por lo que renovó el pedido para que el jurista deje la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
“Zaffaroni es una persona muy formada, inteligente y lo que hace es jugar con una idea que hoy a los argentinos nos produce rechazo: la idea de que los gobiernos no terminen el mandato. No es un tema para jugar. Me da una profunda tristeza”, indicó hoy Garavano en declaraciones a radio La Red.
La controversia en torno a la postura de Zaffaroni cobró un nuevo impulso luego de que el lunes pasado el catedrático sostuviera en la señal C5N que el “Gobierno lleva el país a una catástrofe social”, y por eso él deseaba que la administración de Macri terminara “antes de 2019”.
En este contexto, el diputado nacional Fernando Iglesias (Cambiemos) insistió con la necesidad de que Zaffaroni sea removido de la CIDH por “inhabilidad moral”.
“Cuando Zaffaroni dice que el gobierno puede terminar como en 1982 o en 2001, se olvida que él fue juez de la dictadura y también funcionario de la Alianza. “Como integrante de una corte internacional debería abstenerse de hacer declaraciones partidistas”, apuntó.
Iglesias presentó hace 10 días un proyecto de resolución para solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la propia CIDH que Zaffaroni sea removido de su cargo.
El texto estuvo acompañado con las firmas de Mario Negri (presidente del interbloque Cambiemos), Nicolás Massot (titular del bloque PRO) y Pablo Tonelli (integrante del Consejo de la Magistratura), y hasta ahora 14 diputados han adherido al proyecto.

Denuncia de Fernández Meijide

Por su parte, Graciela Fernández Meijide, antigua integrante de los organismos de derechos que se enfrentaron con la última dictadura militar, lamentó las consideraciones de Zaffaroni, y recordó que cuando era juez se negó a expedir un hábeas corpus por su hijo, Pablo, que aún permanece desaparecido.
“En los ’70, yo lo conocí a Zaffaroni como juez. Recurrí a él con un hábeas corpus y me explicó que no lo podía recibir. Tiene mucho de provocador y sus declaraciones fueron muy poco afortunada”, observó Meijide en declaraciones reproducida por el sitio Infobae.
En medio de las críticas, el exmagistrado sumó algunas adhesiones, como la del actual senador provincial del PJ y exsecretario de Seguridad Sergio Berni, quien interpretó que el jurista recurrió a “un juego de palabras para expresar una idea que tenga una fuerte repercusión”.
“Lo que ha dicho es un juego inteligente de palabras para conseguir expresar una idea y que tenga una fuerte repercusión. Si se desgravan esas palabras no ha dicho nada que escape los canales institucionales”, fundamentó Berni.
Por otro lado, el constitucionalista Eduardo Barcesat defendió la trayectoria de Zaffaroni, al calificarlo como “un académico impar” y dijo compartir “el diagnóstico en cuanto a la situación tremendamente desfavorable para el pueblo y sus libertades que comporta la actual gestión de gobierno”.
“Lo que ha señalado Zaffaroni es que el peligro que este deterioro de las condiciones de vida y de la pérdida de libertades provoque una protesta creciente que genere más represión. Si un gobierno tiene que recurrir al uso de la fuerza, es porque su plan económico está fracasando”, enfatizó Barcesat. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario