fbpx Necrológicas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Necrológicas

JORGE ALBERTO UGALDE
Recientemente se produjo el fallecimiento de Jorge Alberto Ugarte, quien es despedido por sus allegados con sentidas palabras:

“Jorge querido… el 16 de julio nos dijiste adiós, ese día quedamos vacíos, que dolor tan grande!
Fuerte como una roca, valiente como un león, te aferraste a la vida con uñas y dientes, y aunque vos, ya sabias cual era tu final y sin importarte, la peleaste igual.
En ese tiempo nos demostraste aún más tu valentía. A cada uno de nosotros nos dejaste una enseñanza que conservaremos para siempre.
Naciste y te criaste en el barrio Villa Galicia, desde chico comenzaste a trabajar, sin descuidar el estudio, inteligente, innovador, creador….
También te gustaba el fútbol, jugaste en club La Movediza con tu número 5. Todos te conocían como “El Artillero”.
Representaste a Tandil en el juvenil, parecía que tu destino era el fútbol, pero no fue así, una rotura de meniscos, así no lo quiso.
Después de recuperarte de la operación, trabajaste con tu primo Marcelo, en la venta de papa. Por la década del 80, comenzaste a trabajar con Edgardo Vázquez, ganándote la confianza y el respeto que te merecías, sobresalías en todos los trabajos, pero la grúa era tu pasión.
Cómo no recordarte si en cada paseo estuviste presente: en el lavado y restauración de la cruz del Calvario; en el traslado y colocación de la nueva Piedra Movediza y el Cristo Redentor; en la colocación del avión Mirage en la plaza que lleva su nombre; en el hundimiento del avión en la cantera de buceo…. en tantos lugares –Jorge- dejaste tu firma.
Un padre ejemplar, un compañero como pocos, un tío increíblemente presente, un abuelo lleno de amor por sus nietas sus soles, pero por sobre todas las cosas un ejemplo de hijo, un ejemplo de hermano, un protector para toda tu familia. Hoy todos te lloran, te extrañan…
Cómo no extrañar esa sonrisa pícara, esos comentarios en los cuales te ponías serio y no sabíamos si eran verdad, esos inventos que solo vos podías hacer y siempre dando una mano al que la necesitaba.
A lo largo de tu vida cosechaste muchas amistades y te hiciste querer por mucha gente.
Hincha de Turismo Carretera, de la marca Chevrolet y del fútbol Boca Junior, tu pasión….
Te fuiste Jorge muy temprano, tenías tanto para dar, para enseñar, para disfrutar…
Hoy con mucho dolor tu mamá Josefa, tu hermano Pedro, Karina tu hermana del corazón, tus sobrinos Juan y Victoria, Alejandra tu compañera, tu amor desde hace ocho años y quien te cuidó hasta tus últimos días, tu tía Haydée y tu primo Marcelo, tus hijas Lucía y Belén, tus nietas Clara y Helena, tus hijos políticos Marcos y Nicolás, tus sobrinos del corazón Milagros y Francisco y toda la gente que te adoptó como integrante de su hermosa y gran familia….
Sos y serás simplemente inolvidable. Muchos dicen que la muerte es un amanecer, vos seguramente estás en un hermoso amanecer…
Hasta siempre Jorge… seguí brillando”.

ANGELICA ERREGUE DE ZAMBRINO “NITA”
El 4 de septiembre pasado falleció una querida y respetada vecina: Angélica Erregue de Zambrino, conocida popularmente como “Nita”.
Había nacido el 30 de abril de 1925, y hoy sus hijos la recuerdan con amor.

“Tandilense de origen, recorriste casi la mitad de la historia de la ciudad.
Con orgullo contabas que trabajaste en Alonso y Cía, donde siempre llegabas corriendo porque al vivir tan cerca te demorabas para salir y se te hacía la hora de entrada.
Ahí aprendiste a reconocer las perlas de cultivo y enhebrar collares. Pronto las señoras de la ciudad y las principales joyerías acudieron a solicitar tus servicios.
Junto a Juan formaste una hermosa familia con dos hijos, Silvia y Guillermo. Después con José y Susana vinieron los nietos Paula, Martín, Nicolás, Magdalena y Federico, a los que con mucho amor les transmitiste valores y la actitud positiva en la vida.
Tu buen carácter hizo que ganaras el afecto de familiares y amigos con los que disfrutaste de hermosos momentos.
Pensamos en decirte chau mami-abu, pero… como se le puede decir chau a alguien que siempre va a estar presente, en los recuerdos, las canciones, la alegría?
No!! Hay gente que nunca se va. Como diría Hamlet Lima Quintana “Gente que es así de necesaria”.

JUAN CARLOS LEON
El pasado 8 de septiembre falleció en Benito Juárez Juan Carlos León, un conocido vecino de María Ignacia – Vela.
Definido como un incansable amigo y trabajador, su deceso se produjo a los 71 años.
Su hijo Carlos Alberto León; su hija política Mónica Del Para; su nieto Damián; sus hermanas, sus sobrinos, primos y amigos lo despiden con el mismo cariño que él solía brindar a todos.
“Queda el recuerdo de un hombre que dejó su huella en la comunidad y la hizo un poco más humana”, reflexionaron.

RAMON ENRIQUE VILLALVA
A la edad de 75 años, el pasado 2 del corriente dejó de existir Ramón Enrique Villalva,.
Su deceso produjo sentido dolor y pesar entre sus seres queridos.
Ramón había nacido en San Antonio de la Paz, en la provincia de Catamarca, el 15 de enero de 1942.
Creció en su pueblo y en plena juventud partió en la búsqueda de trabajo, con la ilusión de mejorar su calidad de vida.
Se radicó en Barker, para trabajar en la fábrica Loma Negra.
A los años llegaron sus hijos Claudia, Alberto, Blanca y Fernando.
Posteriormente se radicó en Tandil, dedicando su vida a trabajar en distintas empresas metalúrgicas, hasta llegar a su jubilación en la fábrica Buxton.

Dedicatoria

“Ramón:
Tu ausencia nos deja una gran tristeza y vacío que llenaremos recordándote con alegría y con los momentos más lindos que compartimos.
Te fuiste dejando en cada uno de nosotros amor, enseñanzas y valores.
Tu familia llora tu partida, pero también sabemos que estás con los tuyos.
Descansa en paz”.

DORA NOEMI ACHAVAL “DORITA”
El pasado 28 de agosto se produjo el fallecimiento de Dora Noemí Achaval.
Había nacido en Lobería, el 21 de junio de 1947, en tanto que hace más de cuatro décadas que residía en Tandil.

Dedicatoria

“Dorita, como todos te decían…
Todo pasó tan rápido. Quizás fue lo mejor, nunca lo sabremos pero sí sabemos que (por fuera) eras fuerte, renegada, fanática de Sandro, las plantas y los salamines de Cagnoli.
Peluquera y enfermera jubilada del Hospital Ramón Santamarina.
Tu perro Otto extraña tus chuletas y tu nieta malcriada, Micaela, también.
Quedaron cosas pendientes, pero ahora estás en paz, con la abuela Carmencita.
Nosotras recordaremos lo mejor de vos… Hasta siempre!”.
Luciana, Mica y Sofi.

RUDECINDO DANIEL ROLON “CINDO”
El pasado domingo 3, cuando contaba con 85 años, partió de esta vida Rudecindo Daniel Rolón, conocido por todos como “Cindo”.
Nació y trabajó prácticamente toda su vida en la zona del paraje El Destino, como tambero y como peón rural.
“Cindo” era muy querido por sus familiares y amigos.
Formó una linda familia con Olga Arias (f), con quien compartió 52 años.
El matrimonio tuvo dos hijos: Teresita y Carlos.
“Cindo” también brindó su amor a sus cinco nietos (Juan Marcelo, Roberto Carlos, Roberto Daniel, Alcides y Christian) y cuatro bisnietos (Joaquín, Angelina, Manuel y Juan Ignacio).
Desde hace 12 años vivía en Tandil, en la zona de Villa Italia.
Su familia agradece a todos los que la acompañaron en este difícil momento.

Dedicatoria

“Hoy no estás con nosotros, pero nos quedarán tus cosas y recuerdos.
Que descanses en paz.
Tu familia”

MARIA CELESTE PAGLINI VIUDA DE MOURIZ
El pasado 1 de septiembre se produjo el fallecimiento de María Celeste Paglini viuda de Mouríz.
Nacida en Benito Juárez el 30 de noviembre de 1945, era hija de María Mercedes Martínez y Víctor Cándido Paglini.
Era la segunda hija de su mamá, pero la primera de su padre, ya que su madre había enviudado cuando su hijo, Juan Carlos Cernuto, tenía 9 meses.
Vivió en Juárez los primeros años de su vida y luego se mudaron a Barker, a vivir en la Escuela 18, de la que su mamá era directora. Sus padres luego tuvieron otra hija, Vilma Mercedes Paglini.
En la adolescencia se mudaron a La Calera por el trabajo de su papá y ella comenzó a trabajar en la carnicería de la familia Mendía.
En 1963, se trasladó a Tandil por razones de salud de su papá, quien fallece al poco tiempo. María Celeste comenzó a trabajar en la carnicería Lauge.
Más adelante empezó a estudiar enfermería en la Cruz Roja y en 1968 (antes de recibirse) ingresó a trabajar de enfermera en el hospital Ramón Santamarina.
Se recibió el 23 de diciembre de 1969, junto a su mejor amiga Lidia Pérez, continuando trabajando juntas. En 1970, comenzaron a desempeñarse en Pediatría, que era su pasión, en el mismo nosocomio.
El 21 de mayo de 1977 se casó con José Antonio Mouríz y al año siguiente se retiró el Hospital. Comenzó a trabajar en farmacia Zazkin (Villa Italia) hasta comienzos del 2004.
En tanto, el 3 de noviembre de 1985 nació su única hija, María Florencia Mouríz.
El 17 de septiembre de 2014 enviudó.

ENRIQUE ETCHECOIN “QUIQUE”
El 3 de septiembre a los 58 años, falleció en Tandil Enrique Etchecoin, conocido por familiares y amigos como “Quique”.
Se destacaba por su gran humor y siempre dando una sonrisa a quien se cruzara. Se desenvolvió como remisero en la empresa Remis Tandil, después fue taxista y en el último tiempo se desempeñaba como cajero en la carnicería Q, Rico.
Su partida fue sorpresiva para todos dejando un gran pesar en quienes compartían el día a día con él.

Dedicatoria

“Siempre alegre, siempre sonriente a pesar del dolor que tuviste que pasar cuando despediste a tu princesa.
La enseñanza que nos queda es que siempre se puede seguir adelante, recordaremos tus chistes, anécdotas, cuentos inventados ¡los festejos no serán lo mismo sin vos!
Tus amigos sentirán la ausencia cuando se arme el partido de pelota paleta, algo de lo que eras fanático y lo hiciste durante tanto tiempo; las pistas de baile extrañarán tus pasos y la ronda de amigos no será la misma sin tu presencia. Tu recuerdo quedará por siempre en nosotros.
A tu esposa Graciela Riera; a tus hijos Yamil, Juan Cruz, Nahuel y Magalí Etchecoin; a tu nieto Noha; a tu mamá Juana Alicia “Beba”; a tu hermana Estella Maris, familiares y amigos hoy les toca despedirte sintiendo un gran vacío.
¡Te llevaremos por siempre en nuestros corazones!”.

ESTELA RAQUEL BARRIOS DE FRUTOS
A los 52 años de edad, el 4 de septiembre el Señor llavó a su presencia a Estela Raquel Barrios de Frutos.
Había nacido el 19 de julio de 1965 en Corrientes y siendo muy joven se conoció con su compañero de vida, Aníbal, con quien fue a vivir a Monte. Allí nacieron sus dos hijas, Erica y Roxana.
En 1989 se trasladaron a Tandil para poner sus vidas al Servicio de Dios y la gente.
Su familia la definió como una mujer esforzada, una hija incondicional, esposa amorosa y una madre dedicada.
Acompañó el pastorado de su esposo durante 28 años, siempre juntos.
En 2010 llegó a su vida su primera nieta. Victoria Cabrera, y en 2014 (mientras se realizaba su autotransplante de médula) nacía su segunda nieta Jazmín Cabrera, a quienes amo y mimó siempre.
Luchó día tras día, con valentía, con su fe puesta en Dios y mostrándose fuerte y guerrera hasta el último día.

Dedicatoria

“Hoy sentimos tu ausencia, pero tenemos la confianza que un día nos volveremos a ver.
Tu esposo, tus hijas, tu yerno Lázaro Cabrera, tus nietas Victoria y Jazmín, tu madre Eva, tu hermana Mariela y demás hermanos, tus sobrinos, cuñados y tu familia cristiana que te acompañaron en todo momento, te extrañaremos y recordaremos por siempre. Tomando tu ejemplo de vida y lucha como valiente guerrera”.

Nota proporcionada por :

Esta nota no permite comentarios