Necrológicas

V JUAN ARMANDO GANDARA

Naciste tras las sierras de Córdoba y te viniste a las de Tandil. Por esas cosas de la vida conociste aquí a quien fue tu mujer durante 33 años, Gladys, y con quien tuviste cuatro hijos, Matías, Nicolás, Juan Santiago (f) y Martín. Fuiste veterano de la Guerra de Malvinas, perteneciste al grupo de las Avutardas Salvajes desplegadas en Río Grande durante el conflicto, allí forjaste fuertes lazos de amistad con tus compañeros, de lo cual te sentías muy orgulloso.

Por amor a tus hijos te acercaste al movimiento scout y así es como adhiriendo a sus valores y método, te hiciste dirigente scout y luego Jefe del Grupo Scout Nuestra Señora de los Dolores, los cuales ejerciste durante 10 años. Cinéfilo si los hay, y fanático de Star Wars, no te perdiste una, y compartir esta pasión en familia era lo más.

Querido Jhonny, tuvimos una hermosa vida junto a unos hijos maravillosos. Fuiste un excelente padre, cariñoso y compañero. Amante de las reuniones familiares y de amigos, de esos que son familia.

Al partir, nos sorprendimos de la gran cantidad de gente que se acercó a darte el adiós, demostrándonos así, los frutos de la amistad que repartiste en la ciudad. ¡Cómo no te iban a conocer!, rondaste las calles de Tandil por muchos años, pues así pudiste compartir miles de charlas y de momentos únicos.

El tiempo pasa, y la gente tiende a creer que el futuro nos traerá tiempos mejores, y por eso lo espera con ansias, mirando hacia adelante, pero vos nos recordaste siempre lo importante que es pasar tiempo con la familia y con los amigos, porque así se crean los recuerdos y se vive el presente, y que todo lo que hagamos hoy, nos acercara a ese futuro próspero que tanto se anhela.

Nosotros creemos, que siempre que tuviste que hacer o decir algo, lo hiciste. Por eso pudiste hacer tantos amigos, los cuales hoy te han venido a visitar y que siempre te van a recordar, que lamentan tu partida pero agradecen que te hayas ido en paz, y que hayas dejado una pequeña huella en sus vidas.

Lo que nos queda de vos, es que siempre hay que meterle para delante, porque si bien lo que se nos viene será incierto, lo que necesitamos para el día a día es enfrentar la realidad con creatividad y optimismo. Te amamos mucho. Gladys, Matías, Martín y Nicolás.

 

V ANA ROSA SAUER

Este 21 de febrero cerró sus ojos por última vez Ana Rosa Sauer. Mujer trabajadora y honesta. La recordaremos por su gran alegría y buena predisposición frente a las vicisitudes de la vida.

Su carácter fuerte y obstinado la ayudó a sobrellevar los obstáculos que se le presentaron.

Su prematura muerte dejó un impacto en la vida de quienes la conocían. Especialmente en su hermano quien la cuidó hasta sus últimos momentos.

 

Dedicatoria

 

“Tía Ana, Titi, como te decía Lucila, fuiste un gran pilar en mi vida.

Con valores sólidos y gran determinación a la hora de defenderlos.

Voy a extrañar los mates, las charlas, risas y salidas.

Ahora estás mejor aunque tu partida haya sido tan pronta. Te vamos a recordar siempre con amor”.

 

V ERCILIA ADELINA OLIVER

Despedirse de un ser querido para siempre debe ser una de las experiencias más difíciles por la que debemos pasar todos. Pero, nunca faltarán las personas que estén con nosotros, apoyándonos, soportando nuestro pesar como si fuera el suyo, diciendo las palabras justas para no morirnos con el pesar dentro.

Todo el proceso de despedida es largo, tedioso, casi insoportable; pero, cuando termina, solo queda la resignación y la esperanza de que algún día podamos reencontrarnos con esa persona.

Esto último, claro, para los que tienen fe en la resurrección que prometió Cristo a su venida a la Tierra.

Ercilia Adelina Oliver nació el 22 de enero de 1939 y su familia la definió con la frase “docente de alma”. Egresó de la Escuela Normal en 1956 y de inmediato comenzó a ejercer como maestra titular en Micaela Cascallares por espacio de unos largos siete años.

Fue trasladada a Tandil donde ejerció su profesión en la Escuela 80. Con ganas de aprehender e incorporar la mayor cantidad de conocimientos, casi en simultáneo inició sus estudios para Contador Público, en la flamante Universidad de Tandil que asomaba por aquella época, siendo la primera promoción en recibirse y personalmente recibiendo la medalla de oro por ser el mejor promedio, premio otorgado por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

En Sagrada Familia estuvo vinculada durante 45 años, enseñando todo el bagaje cultural aprendido, ejerciendo al mismo tiempo como contadora y a su vez siendo docente del área de Derecho Laboral de la Facultad de Ciencias Económicas de la Unicén.

A Bernardo y Guillermo, sus sobrinos, les brindó todo el amor que tuvo cuidándolos como si fueran sus propios hijos.

Afiliada a la Unión Cívica Radical, fue conjuntamente con otros correligionarios creadora en Tandil del Movimiento Afirmación Yrigoyenista, más conocido como M.A.Y., una de las líneas internas de la UCR.

Una mujer católica y aferrada a la fe, está desde el cielo contemplando las almas heridas por su ausencia, sin dar crédito a lo que sus ojos ven, pues la ascensión de un ángel a la diestra del Padre debe ser motivo de gozo y felicidad, pues su espíritu ha encontrado por fin, el camino de regreso a casa.

 

POLONIA RUPPEL (LUCHA) VDA. DE BROST

El 13 de junio de 1927 nacía en la zona de Juan N. Fernández, una mujer extraordinaria. “Lucha”, así la conocían todos, así la llamábamos.

Trabajó desde niña en el campo y cuidando de sus hermanos. No fue fácil su vida, de trabajo duro y como una ironía de la vida le había puesto de apodo “Lucha” y así fue, tremenda luchadora, incansable.

Formó familia junto a José su compañero, tuvieron cuatro hijos: José Rubén, Adalberto, Silvia Graciela y Dora Mabel.

Fue una gran persona, con grandes valores de amistad, íntegra, siempre estaba haciendo algo desde coser, lavar, tejer, hacer quinta y cuantas cosas más. Así transcurrió su camino, muy querida amiga, vecina, madre, esposa, abuela, ayudando a quien lo necesitara. Ejemplo a seguir.

Desde hacía 11 meses vivía en Tandil donde cumplió sus 90 años rodeada de gente que la quería. El 17 de febrero partió dejando un gran vacío, una tremenda ausencia. Hoy descansa en paz junto a su querido José en su pueblo natal Juan N. Fernández.

Descansa “Luchita”, se te extraña vieji.

No moriste, solamente te adelantaste en el camino, y si estás en nuestros recuerdos no morirás jamás.

 

CARLOS ALBERTO BRUNO

El pasado 8 de diciembre se produjo el deceso del señor Carlos Alberto Bruno, reconocido vecino de la calle Santamarina. La vida le dio como compañera a la señora Dora Llanos y a dos hijos del corazón, con los que compartió sus días y quienes lo recuerdan con mucho cariño y amor.

Fue fundador del Club Social y Deportivo Talleres y de la Biblioteca Popular Alfonsina Storni, siendo presidente de la misma hasta agosto de 2014.

También fue miembro de la comisión fundadora de la Asociación de Bibliotecas Populares de Tandilia (A.B.P.T.).

Bruno fue un dirigente incansable, dedicado a la cultura y el deporte de Tandil y a su querido Talleres.

 

GILA CARABAJAL VDA. DE SEQUEIRA (POCHA)

“Pocha” como te decía todo el que te quería y te conocía, queremos decirte que te llevamos en el corazón y te vamos a recordar siempre tus hijos Zulema, Hilda, Herminda, Zulma, Adolfo, Roberto (fallecido) y José Sequeira.

Fuimos muy afortunados en haberte tenido 95 años al lado nuestro, hoy te recordamos con una sonrisa, llenos de alegría acordándonos de cada anécdota que contabas con tanto entusiasmo.

Te vamos a recordar cada día como si estuvieras acá. El cielo se ganó un ángel hermoso como vos.

 

Dedicatoria

 

Mamá te agradezco con el alma por haber vivido 61 años al lado mío. Por ser inseparable de tu nieto Eduardo que te amó y te cuidó y hoy te extraña. Gracias gorda por haber sido mi vida, mi luz, mi mamá.

Te recuerdan con amor, nietos, hijos políticos, bisnietos y tataranietos. ¡Gracias Pochita por tanto!

 

V ALICIA ROSAS

El 1 de febrero pasado falleció tras una corta dolencia Alicia Inés Rosas. Había nacido el 19 de abril de 1951, fruto del amor entre sus padres Eduardo Rosas y Celia Monserrate.

En 1975 se casó con el amor de su vida, Obdulio Cheves, naciendo de esa unión sus hijos Gabriel y Luciano, por los cuales trabajó y se sacrificó sin claudicar.

Durante 28 años desempeñó tareas en el sector de cocina del Sanatorio Tandil donde supo cosechar el cariño de sus compañeros.

Dios la premió con su nieta Milagros Cheves, su amiga y compañera con quien viajó a Cataratas y al avistaje de las ballenas en el sur del país.

Sus hermanos Celia, Elsa, Eduardo, su cuñada Graciela y su nuera Alejandra Bosch, lamentan su partida, Sus compañeras la despidieron hasta su última morada. Su alma descansa junto a sus padres en el cementerio El Paraíso.

Mamá que el Señor te tenga en su santa gloria. Te extrañamos mucho, hasta siempre.

 

V JUAN ANGEL MISSON

Juan Angel Misson oriundo de Ayacucho arribó a la ciudad de Tandil después de haber cumplido con el servicio militar. Sus trabajos pasaron por Paso Portillo, Metalúrgica Ronicevi y sus últimos años como comerciante, siendo muy conocido por ser uno de los mejores asadores de la ciudad.

Su familia estaba conformada por su mujer Emma Hernández, sus siete hijos, nietos y bisnietos.

 

Dedicatoria

 

“El cielo está de fiesta, tienen al mejor cocinero para que les haga esos asados que tanto nos gustaba. Te fuiste con la alegría de habernos visto todos juntos, mientras tanto vives en nosotros. Extrañaremos tus mates y tus consejos. No te olvides de mantenernos unidos como hasta ahora”.

 

V FLORINDA ESTHER CALVENTO

Y un día te fuiste, si, sin avisar, como esas visitas inesperadas, quisiste jugar a las escondidas entre el cielo y la tierra, pero esta vez fuimos nosotros quien no te encontramos. Te abrieron la puerta en el cielo, claro, como no la iban a abrir si fuiste la mejor, una luchadora incansable pese a todas las dificultes.

Supiste criar a toda la familia llena de amor, siendo una gran ejemplo para todos. Te convertiste en bisabuela gracias a Benicio, y aunque sea un año lo pudiste disfrutar. Sé que te llenó el alma.

Dejas un vacío enorme en nuestro corazón, pero también dejas un gran legado de amor, felicidad, de reponerse ante toda adversidad. Gracias por hacernos agradecidos a la vida, a Dios y por los consejos. Gracias por ser nuestra abuela, por ser madre, por ser amiga, hermana a la que cariñosamente te decíamos la gordita Esther.

Toda la familia te extrañará siempre. Que en paz descanses.

 

V LUDMILA ARCHUBY PINCETTI

Por esas interminables cosas del destino, tras cinco meses y medio de lucha como una leona, te tuviste que marchar llevándote con vos no solamente nuestra alegría, sino también nuestro corazón.

Para cuidarlo angelito de la guarda dejándonos a cambio tus interminable sonrisa guardada en nuestros ojos.

Te fuiste apagando como un rayito de sol, cual el significado de tu nombre Ludmila. Eternamente estarás en nuestros corazones y en cada uno de nuestros recuerdos.

Descansa en paz nuestro angelito de la guarda. Mamá, papá, tíos, madrina y abuelo te recordarán y amarán por siempre.

 

V CARMEN LISTA DE VERGARA

Hay tanto para decir Carmen, nuestra mamá!!! Llegó al mundo en una familia numerosa, eran diez hermanos Lista. El papá, Manuel, trabajaba en las cosechas y Francisca, la mamá, criaba a todos con esmero.

Vivió en la calle Quintana al 700 con sus hermanos hasta que llegó el amor de su vida, Francisco Salvador Vergara. Con él formaron una hermosa familia de la que nacieron tres hijos: Horacio (f), Noemí y Oscar.

Siempre trabajó para ayudar a su esposo ferroviario, como costurera y pantalonera. Era dedicada y muy prolija en sus labores.

La vida la hizo pasar por momentos muy duros, perdió a su primer hijo y luego a su esposo. Pero lejos de darse por vencida se refugió en sus nietos Diego y Gastón (hijos de Noemí y Ricardo); Dana, Elián e Ian (hijos de Oscar y María).

Trabajó en la guardería de Begonia hasta que se jubiló. Y luego, con el tiempo, llegaría otro nieto, Luka, hijo de Oscar y Gladys que nació el mismo día que su abuelo Francisco.

Supo aprovechar los momentos de tranquilidad cultivando amistades y viajó un montón con su inseparable amiga, Tita Tiseira. También fue la anfitriona en grupos que tejían al crochet y a dos agujas. Beba, su cuñada, esposa de Osvaldo, fue su confidente, mates de por medio, de las tardes cálidas de otoño y primavera. Jugaban a las cartas y reían con una complicidad envidiable.

Y qué decir de su habilidad en la cocina! Hacía unas empanadas y una pasta frola exquisitas.

Algunos hermanos se fueron antes, otros, como Osvaldo, Betty, Susana estuvieron para despedirla y Soledad desde su convalecencia. Siempre conservaron un fuerte amor fraterno.

Se nos fue, pero se quedó en nosotros, en nuestro corazón, con todas las huellas que dejó a su paso. Mujer generosa, excelente madre, esposa, tía, madrina, amiga. Amorosa abuela. Te recordaremos sonriente, dedicada por demás y sumamente responsable en todo. Con tus salidas de humor, casi una característica infaltable de toda la familia Lista.

Que descanses en paz mami querida, te queremos mucho y te vamos a extrañar un montón. Cuídanos desde donde estés, hasta que nos volvamos a encontrar. Que el Señor te reciba en sus brazos y la Virgen te acune dentro de su manto.

Con amor y agradecimiento eterno, tus hijos Oscar y Noemí.

 

ALICIA MARIA COLOMBO DE DOMINGUEZ

Falleció el 15 de enero de 2018 en Tandil, tras una cruel enfermedad que la sorprendió con tan solo 70 años. Dejando un vacío entre familiares y amigos. Nació en La Plata y era hija de Julio Colombo y Emilia Antonuccio. Junto a sus hermanos se crió, educó y trabajó en La Plata.

A los 24 años conoció a su esposo Oscar en la Colonia Mariano Moreno, se casaron en el año 1971 y se radicaron en la mencionada zona rural. Aprendió a realizar las tareas del campo y al tiempo llegaron sus tres hijos Sandra, Gabriela y Sergio.

Vivió en el campo hasta que le llegó su jubilación y se mudó a su casa en Tandil para disfrutar del amor de sus dos nietas, Daiana y Daniela, y de una bisnieta Faustina.

 

V DINA TASSI DE REDOLATTI

El pasado viernes 16 de febrero falleció Dina Tassi de Redolatti a la edad de 71 años, dejando pesar y tristeza entre sus seres queridos.

Dina nació en Tandil el 26 de octubre de 1946 y creció bajo el cuidado de su madre y la compañía de sus tías. Curso sus estudios primarios y secundarios en la Escuela Normal. Y se recibió de maestra jardinera en la ciudad de Azul.

Sus primeros pasos en la docencia transcurrieron en Villa Italia, donde cosechó infinidad de afectos y recuerdos que la acompañaron el resto de su vida.

En el año 1972 contrajo matrimonio con Héctor Miguel Redolatti y la vida le propuso otro desafío: radicarse en la zona rural para formar una familia. Y ese sueño se fue haciendo realidad con la llegada de sus cuatro hijos, a quienes colmó de cuidados y transmitió valores a través del ejemplo; con su serenidad y optimismo ayudaba a vencer los temores que quizás ella nunca superó. Quienes la conocieron recordarán a una mujer en toda la extensión de la palabra, madre excepcional, una excelente compañera para su esposo quien siempre contó con todo su apoyo y ayuda aún en los momentos más difíciles que les tocó vivir.

La distancia no le impidió conservar a sus amigas de la infancia, con quienes compartió los momentos más felices y tantos otros, generando un vínculo tan fuerte que suplió la falta de hermanos.

A principios de la década del ochenta, priorizando la formación de sus hijos regresa a Tandil. Disfrutaba recibir gente en su casa, que siempre tuvo las puertas abiertas, y estaba a disposición para ayudar o dar un consejo a quien lo necesitaba. Tenía la habilidad de encontrar la palabra justa para el momento indicado.

La vida la premió con nueve nietos para quienes fue un refugio de amor y cuidados, preocupándose que tengan una infancia feliz y siendo un apoyo constante a sus hijas y nueras.

Creo que hablo en nombre de todos cuando digo que la vamos a extrañar pero siempre la recordaremos con mucho amor y una sonrisa en los labios, como ella lo hubiera querido. Como dijo Helen Keller: “Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos”.

 

ELIDA MARIA IRIGARAY DE BALLENT

Hubo tiempos de nacer, crecer y más tarde ser toda una mujer. Luego conociste a un buen hombre, con el que decidieron formar un hogar. De esa unión en matrimonio vinimos nosotros, más tarde nuestras familias, tus dos nietas y tu nieto.

Nos cuidaste de grandes tanto como cuando éramos chicos. Sufriste como nadie la partida de papá al que amaste profundamente. Amiga fiel de tus amigos. Buena consejera, inteligente y aguda con gran temple para afrontar situaciones difíciles. Por los tuyos diste cuanto pudiste y más. Llegó el momento en que te tocó partir al reino de Dios, a reencontrarte con papá.

Te vamos a recordar con alegría, hasta que sea el tiempo de estar nuevamente todos juntos y ser eternamente felices.

Te despedimos como de costumbre, hasta mañana mamá, te queremos mucho, gracias por todo.

 

V EMILIA JUANA BOTTIGNOLE DE DE PIAN

El pasado 2 de febrero falleció Emilia Juana, sentimos su partida, se fue serenamente. Deja en la familia el recuerdo de una vida plena. Fue su gran tarea dedicarse a la fotografía creativa y profesional. La animó el propósito de plasmar momentos inolvidables en el estudio fotográfico de Astral Foto en avenida España 988, captando de manera exquisita retratos, bodas, aniversarios, comuniones, niños.

Transmitió a sus hijos y nietos el profesionalismo y sabiduría de tantos años dedicados a esta expresión artística. Sus hijos, hijas políticas, nietos y bisnietos la despiden con ternura.

 

Dedicatoria

 

Querida Emilia: “Que la lluvia caiga suavemente sobre tus campos y hasta que volvamos a encontrarnos que Dios te guarde en la palma de sus manos”.

 

V JUAN MODESTO SERRANO

Juanchi, a un mes de tu partida tu familia te recuerda con inmenso amor.

Allí en el hermoso cielo y en la estrella más grande y  brillante estarás por siempre.

Tus papás Graciela  Barbas  y Juan Serrano; tus hermanos Norma, Lucía , Pedro, Luis  y José; tu gran amor, María  Guerendiain, y tus hijos Iván y Lucía; tus cuñados Javier, Maxi, Celeste, Andrea y tus sobrinos Bautista y Juana, te amaremos infinitamente.

Jamás se borrará la huella que dejaste en cada uno de nuestros corazones.

Descansa en paz.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario