Necrológicas

V JOSÉ HÉCTOR BONFIGLIO (PEPE)

“Pepe”, como todos lo conocían, dejó la vida a los 86 años un 28 de octubre de 2018. Su partida conmocionó a quienes lo rodeaban: hijos, nietos, bisnietos y amigos.

“Pepe: estas palabras son apenas un humilde reflejo de los sentimientos que en este momento nos aquejan por tu silenciosa ausencia. Cierto es que las despedidas dejan un vacío inexplicable, pero no podemos negar la alegría que tu paso por nuestras vidas dejó como legado. Tu vida fue intensa, tu experiencia muy grande y tu sabiduría algo que envidiar.

Muchos fueron los momentos que juntos compartimos, y no podemos olvidar las huellas que marcaste en cada uno de los mismos. Siempre las palabras justas, nunca demás, nunca de menos.

Siempre con esa inteligencia producto de tu esfuerzo por lograrla. Nadie te regaló nada, ni esperaste a que así fuera.

Todo ganaste con voluntad, sin pedir pero tampoco sin mezquinar. La vida no te fue fácil, sin embargo nos dejaste a todos la valiosa lección de que siempre es mejor apuntar hacia adelante y que mirar hacia adelante no es olvidar nuestro pasado sino recordar nuestro futuro.

Gracias por haber sido parte de nuestra familia, de nuestras vidas y de nuestros corazones. Siempre te recordaremos como nuestro papá, nuestro abuelo, nuestro bisabuelo y nuestro amigo, aquel que nos enseñó a vivir aún sin decir siquiera palabra alguna. Sobra decir que te extrañaremos. Te queremos mucho. Tu familia”.

 

V MARÍA ESTER FORGIONE (RITA)

El pasado 5 de octubre falleció María Ester Forgione a las 19.15 en el Hospital Municipal Ramón Santamarina. La recuerdan sus hermanos Alberto y Miguel Ángel, sus hijos María Eugenia, César Andrés, José Ignacio y María Belén, sus nietos Joaquín, Lara, María José, Santino y Mateo. Y sus compañeros de trabajo de su amado Hospital Municipal.

“No alcanza ningún calificativo para describirte, madre, amiga, hermana, compañera, todo eso pero además incondicional.

Nunca nos soltaste la mano, siempre con la palabra justa o el abrazo necesario (de esos que te remiendan el alma). Siempre ahí, atrás nuestro para agarrarnos por si la vida dolía. Siempre ahí, para decirme que todo iba a salir bien. Siempre juntas, para algunos, solamente mamá, para mí, mi familia entera.

Todo eso se extraña tanto vieja, pero sé que de alguna forma seguís ahí cuidándome como siempre lo hiciste mirando que estemos bien tu Matiu y yo. Siempre en mi corazón estés donde estés. Vas a estar siempre en mi vida, tu magia y tu ejemplo estarán conmigo. Te amo con mi alma entera. Tú enana. Belu”.

“Con mucho dolor y tristeza te despedimos el pasado 5 de octubre, pero también con mucho amor y orgullo de haber sido tus hijos. Nos quedamos en el corazón con tu mejor sonrisa, tu alegría y el olor a tus comidas. Encontraste la paz que tanto merecías. Siempre vas a estar con nosotros. Gracias Ma por todo lo que nos diste.

Euge”.

Dedicatoria

“Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida.

Porque veo al final de mi rudo camino que yo fui la arquitecta de mi propio destino.

Si extraje la miel o o hieles de las cosas, fue porque en ellas puse hieles o mieles sabrosas, cuando plante rosales coseche siempre rosas.

Cierto a mi juventud va a seguir el invierno ¡más tu no me dijiste que Septiembre fuese eterno!.

Halle sin duda largas noches de mis penas, más no me prometiste tú solo noches buenas. Y en cambio tuve algunas sensatamente serenas.

Amé, fui amada, el sol acarició mi faz. Vida, nada me debes. Vida, estamos en paz”.

 

V NORMA ESTER DI PAOLO

Nació en Tandil el 28 de marzo de 1946. Vivió toda su niñez en el barrio de Uriburu y 11 de Septiembre, junto a sus padres Sara (Porota) y Francisco y sus hermanos Ángel (Quelo) y Héctor, cursando sus estudios primarios en la Escuela número 80.

Cuando adolescente se inscribió en la prestigiosa Academia Salas, de la que fue una excelente alumna, lo que le dio la posibilidad de ser secretaria de importantes estudios jurídicos, en los que se desempeñó con gran dedicación y esmero. Ya pasada la adolescencia, la familia se fue a vivir a Villa Italia, en la calle Sáenz Peña, donde fue muy querida por todos sus vecinos.

Su vida completa estuvo dedicada a su madre, a la que ayudó y cuidó siempre, acompañándola hasta el mismo día en que partiera de éste mundo en febrero de éste año, dejando a Norma con un gran vacío y tristeza. Fue la “nena mimada” de sus hermanos, Quelo y Héctor, los que siempre la cuidaron y protegieron y, una gran amiga de sus tíos y primos.

Siempre contó con muy buenas amigas, con las que compartía lindas cenas y charlas. Hoy, con su partida a la edad de 72 años, deja un halo de tristeza entre todos los que la conocimos y supimos quererla. Deseamos que Dios te reciba en sus brazos y, que desde ahí sigas cuidándonos y protegiendo, como lo hacías siempre. Desde acá enviamos un beso enorme al cielo.

 

V CARMEN YOLANDA CHIURAZZI

El pasado 25 de octubre del presente año falleció, en Tandil, Carmen Yolanda Chiurazzi, a los 93 años.

Nacida el 16 de julio de 1925, en Tandil, donde permaneció toda su vida, contrajo matrimonio joven, del cual nacieron Rubén y Adriana, sus hijos. Tuvo una hija del corazón, Daniela Ledesma.

A lo largo de su vida se dedicó a cuidar de sus hijos, era amante de la repostería y de la cocina.

Disfrutó de sus nietos, Luciana, Juan y Federico. Sus seres queridos la recuerdan con mucho amor y cariño.

 

V ALICIA NOEMÍ IGLESIAS

Falleció el 31 de agosto del presente año en la provincia de Salta. Se fue al cielo junto a la Virgen, a la cual tanto adoraba, quedando aquí todos sus seres queridos los que tanto la extrañan.

A lo largo de sus 30 años como empleada del Correo Argentino, cosechó una gran cantidad de amigos y siempre estaba dispuesta a tender una mano sincera a quien lo necesitara. Tenía un generoso y gran corazón.

“Amor: Fuiste una gran madre, esposa, hermana, abuela, bisabuela y también tengo que decir que fuiste lo mejor que me pasó en la vida. Estarás en mi corazón por siempre, hasta que me encuentre con vos en el cielo.

Siempre tendremos de vos el más hermoso y amoroso de los recuerdos, por la gran persona que fuiste y por todo lo bello que tu paso por nuestras vidas nos dejó.

Estarás eternamente en nuestro corazón. Tu hijo, tus hermanos, cuñadas, sobrinas y sobrinos. Y tu familia del corazón, hijas, hijos, esposas, nietos y bisnietos”.

 

V ÁNGELA CASTAÑO VIUDA DE POLIFRONI

No hay nada más duro y difícil de soportar que la pérdida de un ser querido. Ante situaciones como estas solo nos queda resignarnos y aceptar que ha sido la voluntad del Señor. Ángela Castaño nació el 14 de septiembre de 1926 en Tandil, sitio donde pasó toda su vida. Contrajo matrimonio con Felipe Polifroni, un italiano que llegó a los 15 años a la ciudad y fruto de ese amor nació su único hijo Domingo Antonio Polifroni quien se casó con Nélida Rosa Tozzetto, matrimonio que gestó dos hijos: Rosana y Juan Pablo. Tiempo después, llegaron los bisnietos Martina y Julia para felicidad de la abuela.

Ángela transcurrió la vida feliz, dedicándose de lleno a ser ama de casa, disfrutando coser, compartiendo gratos momentos junto a su familia y también con sus amistades y sus vecinos, quienes lamentaron mucho su deceso.

Sus seres queridos la recuerdan y la llevan en sus corazones.

 

V LEONARDO GABRIEL AIELLO

El pasado 29 de septiembre, a los 38 años, se produjo la partida física de Leonardo Gabriel Aiello, causando un profundo dolor en sus familiares y amigos, que no encuentran consuelo ante semejante pérdida.

“Leo”, nació en Tandil, el 2 de enero de 1980. Hijo de Cristina Roselli y Rubén Aiello. Sus primeros años de vida transcurrieron en la casa de sus abuelos maternos, cursando el primer y segundo grado en la escuela 11. Pocos años más tarde, instalado en el barrio de sus abuelos paternos, finalizó sus estudios primarios en la escuela 2. Egresado de la escuela de Villa Alduncin, como mecánico de automotor, cosechó a su paso innumerables amigos, compañeros y conocidos.

Toda su adolescencia hasta la actualidad, vivió entre los motores y los fierros, su más aguerrida pasión, intercalando su trabajo con su principal hobbie, la batería. Quizás continuando una herencia paterna, integró varios conjuntos incursionando en distintos estilos musicales y deslumbrando siempre con su dulce voz que solo unos pocos tuvimos el privilegio de conocer.

Dueño de un alma bondadosa, siempre dispuesto a ayudar, a su trabajo, a la música, a su trato cordial, buen humor y simpatía, no hay persona que lo haya conocido a la que no le haya brindado una palabra de aliento y una cuota de ese humor tan particular, que hoy todos extrañamos.

Con el tiempo, la vida le regaló la hermosa dicha de ser padre de dos hijas, Isabella y Agustina, su mayor orgullo, a las que amó con todo su corazón hasta el último día. Padre ejemplar, inculcó en sus pequeñas hijas, la responsabilidad, el respeto y los valores que caracterizan a las personas de bien.

Sus últimos tres años, se desempeñó trabajando como mecánico de micros de larga distancia en la empresa Río Paraná, actividad que desarrolló con aptitud y la cual le prodigó incontables anécdotas y tiempos compartidos con sus compañeros de tarea.

“No hay palabras que describan la hermosa persona que fuiste, nieto amoroso, hijo abnegado, sobrino, hermano, tío, cómplice y divertido. Amigo de todos, compañero, buena gente.

Leo querido, no supiste jamás el significado del odio y la maldad, porque nunca hubo lugar en tu corazón para sentimientos tan banales. Nadie puede recordarte de otra manera que no sea con esa sonrisa eterna pintada en tu rostro.

‘Leíto’, desde el lugar en donde estés, siempre serás la luz y la estrella que nos guíen el camino, hasta el día en que nos volvamos a encontrar. Te amamos eternamente. Tu familia”.

“Las palabras no alcanzan, cuando lo que hay que decir, desborda el alma (Julio Cortázar). Hermano mío, no hubo nada que nos haya quedado por decirnos. Sólo nosotros supimos amarnos, entendernos, aceptarnos y respetarnos con esa complicidad que compartimos y seguiremos compartiendo, hasta que llegue el momento de reunirnos nuevamente en un abrazo infinito. Mi orgullo y mi ejemplo. Nada es ni será lo mismo. Y duele mucho. Recordarte es un hermoso lugar. Te doy gracias por acompañarme estos 38 años. No pudiste haber sido un mejor hermano, ni un mejor tío para mis hijos. Gracias por regalarme la alegría de crecer juntos. No tengo recuerdos en los que no estés presente, Sos parte de mí ser. Siempre estás tan cerca que nunca digo adiós. En mi memoria y mi corazón. Te amo, hoy y siempre. Tu hermana mayor”.

 

V EDUARDO GUILLENEA

Nació el 3 de enero de 1936, hijo de Pedro Guillenea y Celia Barris. Oriundo de los pagos de Egaña, donde se crió en el ámbito rural, llegó a Tandil a los 15 años de edad con sus padres y siendo el menor de seis hermanos: Chela, Ofelia, Ana, Maruca y Alberto.

Inició una vida de trabajo en la carpintería de Agostini, Binelli y Cia., mientras se formaba en la escuela Ingeniero Felipe Senillosa.

Casado el 19 de abril de 1975 con Susana Cecilia Coronel, de esa unión nacieron Martín, María Julia y María Cecilia. A esa familia dedicó su vida con mucho amor y respeto. Supo inculcar en sus hijos valores como la honestidad, la entrega, el esfuerzo, el estudio y el amor fraterno.

Hincha fanático de su querido River Plate y de Ferrocarril Sud, fue entusiasta para los asados y las reuniones familiares compartidas con sus cuñadas María Elena, Dorita y Leila; así como su amigo y concuñado Balo Rodríguez. Compartió mil tardes con su inseparable amigo Alfredo entre mates y conversaciones.

A su tiempo pudo disfrutar de sus cuatro nietos: Ornella, Juan Ignacio, Delfina y Olivia que le alegraron la vida. Fue buen compañero de sus yernos Diego y Ariel y de su nuera Lucía.

Hoy ante la tristeza y el dolor de su partida, pero con la convicción de su llegada a la vida eterna, y esperando ese guiño que sabías que tanto nos gustaba, su esposa, sus hijos, familiares y amigos lo despedimos y atesoramos su recuerdo hasta que volvamos a encontrarnos. “Te sentimos en el corazón, vives por siempre en él, y será así eternamente”.

 

V GRACIELA RAQUEL ROSSI

El pasado 9 de octubre se produjo el fallecimiento de Graciela Raquel Rossi a los 60 años. Nacida en Tandil, hija de Luis Rossi y Raquel Levy. Se casó con Néstor Bellver (h) y tuvo a sus 25 años su primer hijo Alejandro Bellver y dos años después a su hija María Eugenia Bellver. Años después se separaron y rehicieron sus vidas. Abuela incondicional de sus tres nietas. Gran mujer, compañera y amiga. Sus últimos nueve años los compartió con su compañero Alberto Ciro.

“Siempre estarás en cada momento, en cada palabra y en nuestros pasos, guiándonos como lo hiciste constantemente. Que tus seres amados que viste irse te abracen eternamente. Te amamos eternamente y te vamos a extrañar mucho. Tu familia”.

 

V DELIA IDA RODRÍGUEZ DE TORRES

Delia Ida Rodríguez viuda de Torres nació el 23 de enero de 1926, fue hija de inmigrantes españoles, padres de nueve hijos, de los cuales solo vive una sola hermana de Delia.

Esposa de Otilio Torres, siendo luego padres de once hijos los cuales crió prácticamente sola al enviudar hace 45 años. Dedicó su vida entera a sus niños de forma humilde y con mucho sacrificio, fue una gran madre. Excelente abuela de 29 nietos, 35 bisnietos y 2 tataranietos, amada por ellos.

Buena vecina, querida en su barrio de toda la vida. Con sus 92 años partió dejando los corazones de sus familiares estrujados, llenos de dolor y con un gran vacío imposible de llenar.

“Vamos a extrañarte en cada cumple, siempre presente con tu bella sonrisa y el infaltable regalito en tus manos. Vamos a extrañarte cada día de nuestras vidas, pero Dios debe haber elegido un lugar muy especial junto a tus seres queridos que te esperaban con amor. Siempre vas a estar con nosotros. Te amamos. Hasta que nos volvamos a encontrar mamá querida”.

 

V MARTINA DE LA ROSA GHEZZI

Falleció el pasado 23 de octubre de 2018, sus hijos, nietos y hermanos al cumplirse el décimo día de su fallecimiento, ruegan a sus relaciones elevar una oración por el eterno descanso de su alma. Su recuerdo siempre estará presente.

 

RELLENO

Lanzaron una campaña para

concientizar sobre hemofilia

Una campaña para concientizar a la población sobre la existencia de hemofilia y los desafíos que enfrentan los pacientes que padecen esta enfermedad fue presentada bajo el lema “Sé tu mejor versión”.

En el país, la hemofilia, que es considerada poco frecuente, afecta a alrededor de 2.700 personas. La campaña HemoTV fue presentada por la Fundación de la Hemofilia, con el apoyo del laboratorio Pfizer y se convocó a celebridades del deporte, las artes y la gastronomía, entre otros, quienes en 24 entrevistas compartirán experiencias sobre cómo superaron los obstáculos que encontraron en su camino hasta lograr ser la mejor versión de sí mismos.

Además, los entrevistados hablarán sobre la enfermedad y la importancia de mantener la adherencia a los tratamientos. Las entrevistas serán difundidas a través del canal de Youtube `HemoTV´ y viralizadas desde las redes sociales de la institución.

Carlos Safadi Márquez, presidente de la Fundación de la Hemofilia de Buenos Aires, aseveró que “como es poco frecuente, la hemofilia todavía es algo desconocida. La campaña busca divulgar qué es la enfermedad, cómo viven los pacientes y remarcar que, aunque presenta desafíos, se puede llevar una vida normal si uno recibe la atención médica necesaria y el tratamiento en tiempo y forma”.

Indicó que hasta hace poco la hemofilia era una enfermedad muy condicionante y el entorno también tenía mucho temor. “Veíamos madres sobreprotectoras, quienes involuntariamente generaban más discapacidad. Hoy vemos niños pequeños o escolarizados que están en perfecto estado de salud, los ves correr y practicar deportes a la par de niños sin hemofilia”.

En ese sentido, el titular de la Fundación aseguró que “el principal desafío de los pacientes es alcanzar los mismos logros que las demás personas”.

Sostuvo que “en mi caso, que tengo hemofilia, pude hacer una carrera universitaria y académica, también practicar deportes, pero no fue fácil: tenía un examen y me levantaba esa mañana sin saber si iba a poder caminar o no; así, los logros se ponen en otra dimensión”.

La enfermedad

La hemofilia es una enfermedad hereditaria ocasionada por la ausencia o disminución de un factor de la coagulación. En el caso de la hemofilia A es el Factor VIII y en el caso de la hemofilia B, el Factor IX, que forman parte del sistema de coagulación y determinan que un vaso sanguíneo cuando se lesione sea reparado. El paciente que tiene hemofilia tiene una demora en esta capacidad de sanar el vaso sanguíneo, por eso la principal manifestación es la hemorragia que, si bien se puede producir en cualquier parte del cuerpo, lo más característico es que el sangrado ocurra dentro de las articulaciones y en los músculos.

Daniela Neme, hematóloga y directora médica de la Fundación de la Hemofilia manifestó que “la hemofilia no es prevenible ni contagiosa. Por eso, esta campaña sencillamente busca informar y apunta a poner en el vocabulario de la gente la palabra hemofilia y que se sepa de qué se trata”.

Agregó que “hacerlo a través del lema ‘sé tú mejor versión’ va más allá de lo que significa vivir con hemofilia, es tener la capacidad de ser la mejor persona con las características que se tienen, con lo que se nace y se hace, es intentar tener una vida plena”.

Uno de los puntos que la campaña resaltará es la importancia de que los pacientes cumplan con el tratamiento al 100 por ciento. “Éste hoy consiste en la administración por vía endovenosa del factor faltante. Puede ser ‘a demanda’ ante una hemorragia, o, en el caso de los pacientes con hemofilia severa, en una forma llamada ‘profiláctica’, es decir, de administración continua para prevenir dichas hemorragias, sobre todo articulares, y de este modo disminuir al máximo el riesgo de que se produzca un deterioro irreversible de la articulación”, explicó Neme.

Ante un sangrado, la articulación empieza a sufrir en forma progresiva, pudiendo ocasionar, con el tiempo, inmovilidad total de la articulación de rodillas (la persona camina con dificultad, debe usar muletas o silla de ruedas) o codos (encuentra dificultades para cocinar o vestirse por su cuenta).

Según indicó la especialista, en Argentina hay registrados más de 2.700 pacientes y cerca del 60 por ciento cursan la forma severa.

Refirió que “son porcentajes elevados que tienen que ver con qué el diagnóstico está más enfocado en los pacientes con hemofilia severa, adonde los síntomas son más precoces y suelen aparecer antes del año de vida. En cambio, en los pacientes con hemofilia leve, si bien pueden tener valores del factor por debajo de los normales, el diagnóstico se hace más tarde, tal vez en la adolescencia o en la edad adulta, cuando el individuo se somete a una cirugía y tiene un sangrado mayor al esperado o porque se le detectó en el estudio pre-quirúrgico”.

Actualmente, el tratamiento está provisto por las obras sociales o el Estado con cobertura al 100 por ciento, ya sea con el tratamiento a demanda o para hacerlo de forma profiláctica en quienes tienen hemofilia severa, pero sólo hasta los 18 años.

Neme señaló que desde la Fundación están trabajando con los organismos involucrados para que los pacientes puedan seguir con la profilaxis, que siempre es superior al tratamiento a demanda, porque previene las hemorragias que provocan las lesiones. “Es un aprendizaje continuo y gradual, que va perfeccionándose con los años. Es ideal hacer la profilaxis antes de que el chico vaya a la escuela o tenga actividad física importante o deportiva, para que esté protegido y prevenga el desarrollo de lesiones”, sentenció. (NA).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario