fbpx Necrológicas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Necrológicas

V MARTÍN JESÚS URRUTIA (TITO)

Martín Urrutia nació el 17 de octubre de 1932 y falleció el pasado 28 de noviembre del presente año. Se fue cuando lo decidió, como el espejo de su propia vida. Vivió como quiso. Fue dueño absoluto de su propio ser, envidiable actitud, según los ojos de quien lo vea.

Sus pasos por años en Metalúrgica Tandil y su reconocimiento por buen empleado hacía que fuera todo un orgullo, porque era de esos pocos que con nada era feliz.

Humildad, sencillez, amigo de lo simple, caracterizó su persona. Sus pasiones eran los caballos, el fútbol y el mar.

En los años de esplendor del turf en Tandil, los domingos lo encontraban paseando su figura por el Hipódromo, tratando de ser aquel que se adelantara al destino y saber en las boleterías cual sería la dupla hombre-caballo que cruzaría el disco en primer lugar. Como todo argentino que se precie de tal, su otra gran pasión era el fútbol.

Ya con los años era el motivo que lo movilizaba y por el cual iba a tomar un café y ver algún partido en la esquina de Brasil y Avellaneda. Quien no recuerda a Martín, aquel personaje que compartía sus días hablando de fútbol en aquel lugar.

Se paseaba por las quinielas, jugándose algún numerito, Carrefour y Alpamar, donde supo hacerse de buenos amigos, quienes de alguna forma pudieron entender su forma de vida.

“Hoy con dolor decimos ‘ya estás viejito’, anda a charlar como querías con tus queridos hermanos Coca y Vasco, tres almas gemelas que se han vuelto a unir. No soportaba estar alejado de ellos ya que no tenía con quien compartir los recuerdos. Anda tranquilo siempre estarás en nuestro corazón. Marisa y Carlos”.

 

V JUAN HORACIO PILIA

Nació el 7 de octubre de 1940 en Tandil, más precisamente en el Paraje Las Numancias, siendo hijo de Juana Dasseville y Benjamín Pilia.

Se crió de niño en estancia La Fortuna (las Numancias) junto a sus padres y sus nueve hermanos. Soltero, se instaló en la zona rural de Napaleofú, donde se dedicó a tareas de alambrador en toda la zona, hasta que llegó la jubilación.

Su familia agradece especialmente a allegados y amigos que lo ayudaron en los momentos más difíciles y los acompañaron en el dolor de su partida.

Siempre lo recordarán con cariño. Que en paz descanse.

 

V ELSA NOEMI NELIDA PENINO

Elsa Penino nació en Tandil el 17 de abril de 1938, hija de María y Vicente, hermana de Pocha, Chito y Vilma. Creció en el campo de donde guardaba lindos recuerdos, especialmente de la época en la que iban a la escuela a caballo.

Tuvo cuatro hijos: Adriana, Mónica, Néstor y Marcela, quienes a su vez le dieron ocho nietos, diez bisnietos y una tataranieta.

La mayor parte de su vida la vivió en Villa Aguirre, barrio en la que se la conocía por haber estado siempre involucrada con sus instituciones y su gente. Su mayor satisfacción fue la creación de la Peña “Hernet” que comenzó sus ensayos en el patio de su casa de la calle Casacuberta. Peña a la cual le dedicó muchas horas de su vida, detrás de la máquina de coser, para que cada chico que subiera al escenario tuviera su traje.

Esta sin dudas fue la mejor época de su vida donde pudo disfrutar de hacer una de las cosas que más le gustaba, que era bailar folclore. El 17 de abril de este año festejó, el que sería, su último cumpleaños, el número 80. Acompañó a la familia un tiempo más y el pasado 19 de noviembre se produjo su deceso.

“Está y estará por siempre en nuestra mente y en nuestro corazón. Te vamos a extrañar Elsita. Tu familia”.

 

V ROBERTO RAÚL AUSQUI

Nació en González Moreno, partido de Rivadavia, un 22 de marzo de 1941. La profesión de su padre, policía, lo trajo a Tandil dos años más tarde. Desde niño sintió una fuerte inclinación por las matemáticas, la física, la electrónica y la música, a tal punto, esta última, que podría decirse que inició a su hermano Néstor, guitarrista clásico por excelencia en el camino del concierto y la docencia a nivel internacional y de gran vigencia en la actualidad.

Su vida fue el estudio, demostrando una enorme capacidad creativa para la solución de problemas en el campo de la mecánica y la electrónica. Podía haber patentado una serie de inventos, pero su increíble modestia y humildad era tal, que no le permitían sacar provecho alguno de estas genialidades.

Muchos que conocieron a Roberto afirman que su capacidad creativa, su talento estaba por encima de lo normal. Vivió su vida modestamente, demasiado modestamente. Era fiel a su manera de ver la vida. No conoció el ego, el egoísmo, la vanidad, tan propia de los humanos. Su paso por esta vida fue la de servir a su semejante, con pasión, esa pasión que lo llevó a amar a Juan Sebastián Bach. Quiso el destino que su hermano Néstor, radicado en Santa Fe, transitara los últimos días, escuchando en su lecho de enfermo, el concierto número 1 BWV 1052 de Bach. Roberto Raúl Ausqui, falleció el 1 de diciembre de 2018 a las 8. 31. Descansa en paz.

 

V ANTONIO SALVADOR CONTARINO

El 25 de octubre de 1935 se produjo el nacimiento de Antonio Salvador Contarino, en la ciudad de La Plata, donde pasó junto a sus hermanos toda su niñez. Luego en su adolescencia decidió, siguiendo los pasos de su padre, pertenecer al cuerpo de policía y así lo hizo dedicando su vida al servicio del mismo.

A la edad de 21 años conoció ‘a quien sería su destino’ María del Carmen Rivas, con quien se casaría un año después. Fruto de esa unión nacieron sus dos primeras hijas.

El 31 de octubre de 1963 pidió el traslado a la ciudad de Tandil en donde se produjo el nacimiento de sus otros tres hijos y cría a tres hijos del corazón, quedando constituida finalmente así su hermosa familia. Y recibiendo además el regalo su ‘orgullo’ de nietos y bisnietos.

Ávido de su eterna necesidad de saber, investigar, cultivarse y superarse cada día un poco más, dedicó gran parte de su tiempo a disfrutar de coleccionar sus amadas antigüedades, incluso reciclar algunas para volver a darle vida.

El pasado 12 de noviembre de 2018 a la edad de 83 años, su gastado corazón lo guió a su descanso final, dejando una gran tristeza en todos los que lo amaron, a todos los que con gran orgullo formaron parte de su vida. Lo recordarán honesto, gran padre, compañero, amigo, gran maestro y consejero en las cosas de la vida, noble y leal por el resto de sus vidas.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario