López libre: ¿por qué?

El Eco

La sociedad está conmovida con la liberación de Cristóbal López. Desde hace mucho tiempo se decía que para que la corrupción fuera erradicada de nuestro país era necesario que hubiera un empresario preso. López, vinculado al juego y a los medios de comunicación había intentado vender sus empresas sin éxito y estaba preso hacía 70 dias. ¿La discusión que hoy divide a los argentinos es por qué está libre Cristóbal?

El fallo que lo liberó, con la disidencia de uno de los tres camaristas tiene tres particularidades, a saber:

Descarta la existencia de administración fraudulenta contra la administración pública
Mantiene como imputación la evasión tributaria monstruosa de 8.000 Millones de pesos
Establece que López pidió permiso para vender las empresas pero que no fue autorizado por el Juez Ercolini y por tanto, jamás obstaculizó la justicia.

Las voces del propio gobierno y el periodismo en general afirman que, al calificar el delito como evasión, se le “alivianó” la causa. Error. Administración fraudulenta y evasión fiscal por retención de un impuesto indirecto tienen la misma pena: de 2 a 6 años de prisión.

Es decir que el fallo fue, en este aspecto, inocuo. Con esfuerzo algunos analistas sostienen que la actual calificación facilita a López pagar lo adeudado y extinguir la acción penal. Ojalá eso fuera cierto porque es lo que todo el mundo, incluso el presidente, piden. Que devuelva la plata. Sin embargo, es impensable que ello ocurra. Primero porque el deterioro de las empresas de López es ostensible. Y segundo porque ya no cuenta con los favores de un gobierno afín que le permita ganar licitaciones a troche y moche.

La pelota está ahora en el juzgado de Ercolini. Es quien tiene que resolver el rechazo o no de la venta del paquete accionario del Grupo Indalo a un devaluado y enfermo Rosner. En los cuarteles de López esperan un rechazo. A partir de allí empezará a jugar el Juez Cosentino a cargo del concurso de OIL y eventualmente, nuevos concursos que deberán abrirse para poder administrar el conglomerado empresario.

En el tema penal, el expediente pasará a la Sala I de Casación que ya estableció que la justicia federal y no la penal económico debe tener a cargo la tramitación del expediente. La importancia de donde tramite está en que el penal económico permitiría pagar a cambio de la finalización de la causa. Pero como ya dijimos, para que López pueda pagar, antes debe poder administrar…

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario