Agotados los recursos de la defensa, a mediados de 2019 se hará el juicio por la causa del Hipódromo

Es lo que se prevé desde ámbitos judiciales. La Cámara de Apelaciones rechazó los planteos de prescripción que había endilgado la defensa de los dos funcionarios lunghistas acusados. Un expediente que lleva años sin resolución.

La concesión del Hipódromo de Tandil evalúa las próximas acciones frente al impacto que tendría una reducción en los subsidios.

El Eco

En las últimas horas, en el Tribunal Oral Criminal 1 se celebró la audiencia previa al juicio en la que las partes ofrecieron prueba para el futuro debate en el que se resolverá la situación procesal de los dos funcionarios lunghistas que quedaron implicados en las supuestas irregularidades en la concesión del Hipódromo.

La causa, que lleva años de dilación entre vericuetos judiciales a partir de recursos varios que oportunamente presentaron los defensores de los acusados, avanzó en pos de resolver fecha del debate oral y público para con los únicos dos funcionarios que quedaron implicados en la instrucción, el exsecretario de Desarrollo Local Pedro Espondaburu y exdirector de Vialidad y actual secretario de Obras Sanitarias, Guillermo Allasia.

Como oportunamente se informó, el otro exsecretario lunghista, Oscar Maggiori, fue sobreseído oportunamente por el Juzgado de Garantías 1, considerando que su situación (ya había dejado de ser funcionario) debía diferenciarse ante la prescripción del delito. En tanto que el concesionario oportunamente imputado, Daniel Blanco, falleció el año pasado.

 

Apelaciones

 

Sobre las razones de las ultimas dilaciones a la hora de fijar una fecha para el correspondiente debate, el defensor particular del par de funcionarios, el doctor Jorge Dames, había apelado la resolución del Tribunal respecto a la prescripción del delito también para los dos involucrados, con la pretensión de que se corriera con la misma suerte que con Maggiori. Empero, días pasados la Cámara de Apelaciones de Azul rechazó el planteo, convalidando lo actuado por los actores judiciales locales.

Así las cosas, recientemente se celebró la audiencia previa al juicio en que las partes ofrecen formalmente la prueba a incorporar el venidero debate. Allí, informalmente el doctor Dames habría informado a las partes que había una vez más apelado la resolución camarista y ahora el entuerto judicial quedará en manos de Casación. Asimismo, el abogado solicitó evacuar un cúmulo importante de pruebas a sumar a la causa.

Una vez agotada esta instancia, se desprende que ya no queda margen de tiempo para que el juicio se celebre este año y, contando con el cronograma de debates que ya viene diagramando el Tribunal, la instancia oral y pública podrá concretarse a mediados del año próximo.

Si bien los carriles judiciales son independientes de los tiempos políticos,  a nadie se le escapa que de concretarse el juicio por esa época se estaría transitando meses con clima electoral, un dato nada anecdótico para las huestes políticas locales.

 

El expediente

 

Como oportunamente se informó sobre el expediente iniciado en 2011 con una denuncia realizada por el cuidador Jorge Cuenca, para el Ministerio Público hay pruebas suficientes para endilgarle la responsabilidad penal por las irregularidades detectadas en la concesión del circo de carreras de Villa Aguirre. Causa por la cual había sido imputado el empresario Daniel Héctor Blanco por “Fraude en perjuicio de la Administración Pública”, mientras que Pedro Horacio Espondaburu y Oscar Alberto Maggiori –ya sobreseído- quedaron acusados del delito de “Incumplimiento de los Deberes de Funcionario Público”, en tanto que Guillermo Gustavo Allasia, quedó imputado por “Peculado”, por los hechos ocurridos entre el 26 de febrero de 2006 y el 30 de julio de 2014.

 

Los hechos endilgados

 

Sobre el delito endilgado a los exsecretarios de Desarrollo Local, la acusación alude a que se hallaban a cargo de controlar el cumplimiento de las obligaciones asumidas por el concesionario del Hipódromo, y en dicho contexto funcional omitieron y retardaron efectuar los controles a los que se hallaban obligados, entre ellos, omitieron efectuar  inspecciones para verificar de esta manera el incumplimiento de la ejecución de las obras y su conservación, exigir al concesionario efectuara en tiempo y forma la reconstrucción y mantenimiento de la pista de carrera, de la empalizada y del cerco perimetral, que colocara el sistema de riego en la pista, entre demás exigencias ya citadas.

Sobre la acusación para con Guillermo Allasia cuando era responsable de la Dirección de Vialidad comunal, se señaló que se encontraba bajo la custodia (designado por la superioridad) de los camiones regadores de agua, entre otras herramientas y elementos, los cuales le habían sido confiados al funcionario en razón de su cargo para que los administre y haga prestar el correspondiente servicio público, en forma ilegítima dispuso que en provecho de la empresa Vistas Serranas SA, concesionario del Hipódromo, se utilizara un camión regador municipal, sustrayéndolo de esta manera del destino para el cual estaba asignado.

Debido a las directivas impartidas por Allasia, casi en forma diaria, entre el 1 y el 20 de febrero de 2006, y entre el 20 de febrero de 2006 y 2010, los empleados municipales debieron proceder a regar la pista de carreras del predio, siendo solventado tanto el combustible, reparaciones, como los gastos del camión por el erario público.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario